_
_
_
_
_

Los destrozos de ‘Otis’ en las localidades que rodean a Acapulco: un auditorio derribado y cientos de techos arrancados

A pesar de que el huracán tocó tierra en la principal ciudad turística de Guerrero, que se ha llevado la peor parte, los municipios aledaños han sufrido grandes desastres en sus calles

Una estructura destruida en la población de San Jerónimo, en el municipio de Benito Juárez (Guerrero).
Una estructura destruida en la población de San Jerónimo, en el municipio de Benito Juárez (Guerrero).Protección Civil Benito Juárez

Acapulco fue el centro de la diana al que Otis acertó. El huracán de categoría 5 —la máxima en la escala Saffir-Simpson— tocó tierra el miércoles y dejó un saldo de 27 muertos y 4 desaparecidos y afectó a la infraestructura turística y las viviendas de la ciudad costeña. Sin embargo, las localidades que rodean al gran enclave turístico también se han visto muy afectadas por el temporal. El colapso del auditorio de Coyuca de Benítez, los techos arrancados por el viento en Atoyac de Álvarez y la destrucción de los restaurantes junto al Pacífico en Benito Juárez son algunos de los efectos de la tormenta en los municipios aledaños a Acapulco.

Cutis Martínez es el director de Protección Civil en San Jerónimo, cabecera del municipio costero de Benito Juárez (15.442 habitantes), unos 70 kilómetros al norte del lugar donde el huracán tocó tierra. A pesar de que Coyuca de Benítez (73.056 habitantes) no es su territorio de actuación, sabe que a tan solo 20 kilómetros de Acapulco la zona puede estar igual de afectada. “Todo se concentra en Acapulco, y a Coyuca creo que la están dejando muy sola”, ha explicado este viernes el protector civil en llamada telefónica.

La última vez que Martínez habló con Quenan Salas, su homólogo de Protección Civil en Coyuca, se cortó la conexión móvil mientras Salas le explicaba que iba para la sierra, horas después de que el huracán de categoría 5 tocará tierra en Acapulco. Gran parte de la región quedó incomunicada, uno de los efectos del huracán que más ha afligido a los municipios de la Costa Grande de Guerrero. Telcel informó este jueves de que había conseguido restaurar el 60% de la red móvil. Al momento de esta publicación, EL PAÍS ha intentado contactar con Salas, pero su celular está sin señal.

A falta de datos oficiales, Protección Civil ha informado a través de Facebook de que en Coyuca de Benítez los fuertes vientos y las lluvias torrenciales de Otis derribaron cientos de árboles, levantaron las cubiertas de diversas escuelas, provocaron grandes perdidas materiales en el mercado central y causaron el colapso del auditorio municipal.

Martínez ha informado de que el huracán de categoría 5 que arrasó Acapulco y Coyuca “afortunadamente” no fue tan intenso en Benito Juárez. Aun así, ocurrieron numerosos daños. En playa de Llano Real hay 29 restaurantes afectados, casi todos ubicados junto a la orilla. En la playa Paraíso Escondido otros 26. Por suerte, en el municipio no hay desaparecidos, heridos o muertos, aunque 179 viviendas han resultado dañadas.

Un poco más al norte, el director de protección civil de Atoyac de Álvarez, César Delgado, ha informado este viernes de que tampoco hay víctimas tras el paso de Otis por su demarcación. Cuando habla de sus límites, explica que Atoyac colinda “con el municipio de Coyuca de Benítez, el municipio donde fue el desastre del huracán”, sin nombrar a Acapulco.

En Atoyac, Delgado ha visto desprendimientos de techos y caídas de habitaciones completas. Un total de 81 hogares de las comunidades de Cerro Prieto y el Quemado se vieron damnificadas por los vientos de más de 260 kilómetros por hora y las lluvias torrenciales del huracán en categoría 5.

Las pérdidas económicas tras el paso del huracán se estiman en 272.000 millones de pesos, según la firma de análisis de riesgo especializada en desastres naturales Enki Research. Ese saldo tiene en cuenta tanto a los grandes hoteles que se yerguen sobre las orillas de Acapulco como los tejados de Atoyac, los restaurantes a pie de playa de Benito Juárez o el auditorio que colapsó en Coyuca de Benítez. El golpe a la Costa Grande de Guerrero, uno de los Estados más pobres de México, ha sido devastador.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_