El cuarto cuerpo hallado en la fosa clandestina de Zacatecas es del estadounidense José Melesio Gutiérrez

El hombre de 36 años había llegado a México a pasar las vacaciones de Navidad con Daniela Márquez, su prometida

El estadounidense José Melesio Gutiérrez y su prometida, la mexicana Daniela Márquez.
El estadounidense José Melesio Gutiérrez y su prometida, la mexicana Daniela Márquez.Cortesía

La Fiscalía General de Zacatecas ha confirmado este martes que el cuarto cuerpo encontrado en “reducción esquelética” pertenece a José Melesio Gutiérrez, el hombre de 36 años que había venido a pasar las navidades en Colotlán con su prometida, Daniela Márquez. Ellos dos, junto con Irma Paola Vargas y Viviana Márquez, desaparecieron el 25 de diciembre en Víboras, Zacatecas, cuando volvían a casa después de pasar la tarde en Jerez de García Salinas. Los huesos calcinados de sus cuerpos fueron encontrados el pasado jueves en un rancho cerca del municipio El Cuidado, al que se accede desde Víboras. Los habitantes de la región reportan que en diciembre desaparecieron 17 personas, una cifra inédita en la región.

José Melesio Gutiérrez, de nacionalidad estadounidense, nació en Estados Unidos y vivía en Cincinnati, en el Estado de Ohio. Era el primogénito de siete hermanos y el primero en graduarse en la universidad. Sus padres, de origen mexicano, cruzaron el río Bravo buscando un lugar donde prosperar y sacar adelante a su familia. Su hermana Brandie Gutiérrez habló con este periódico hace unas semanas, cuando perdieron la pista a su hermano. “No es normal que suceda esto”, se quejaba. Su familia siempre ha estado muy unida y se reunían los fines de semana en casa de su madre. “Nos parte el corazón no saber donde está. Sin él ya no estamos completos”, decía su hermana.

Estudió arquitectura y desde hace dos años trabajaba en Champlin, una firma de arquitectos en Cincinnati, donde también era muy querido. “La gente allí lo adora y nos están ayudando en lo que pueden para encontrarlo”, contó Brandie cuando el paradero de su hermano todavía era un interrogante. Su hermano y Daniela se conocieron hace tres años en una boda en León, Guanajuato, de donde son originarios los padres de él. Dese entonces José viajaba a México para visitarla, hasta que se comprometieron en febrero del año pasado. Ya estaban realizando los preparativos para la boda que se iba a celebrar en octubre de este año.

José llegó el 22 de diciembre para celebrar la navidad con su prometida. El 25 de diciembre se fueron a pasar la tarde al pueblo mágico de Jerez de García Salinas, a 20 minutos al otro lado de la frontera, en el Estado de Zacatecas. Cuando volvían a casa, alrededor de las 11 de la noche, Daniela mandó a su madre la localización de su móvil. Entonces estaban en la Carretera Federal 23, a la altura de la comunidad de Víboras, todavía en el lado zacatecano de la frontera. Un poco después, la ubicación del móvil se desvió de la carretera que debían seguir para llegar hasta Colotlán, y los padres empezaron a preocuparse. Al día siguiente, cuando sus hijas no volvieron a casa y después de muchas llamadas sin contestar, sus padres fueron a la Fiscalía a levantar el acta de desaparición.

La familia de las jóvenes Daniela, Viviana y Paola, este domingo en Ocotlán.
La familia de las jóvenes Daniela, Viviana y Paola, este domingo en Ocotlán.Adolfo Vladimir (Cuartoscuro)

El lunes pasado, hallaron en un rancho cerca de Víboras el vehículo en el que iban los cuatro el día que desaparecieron. Tenía impactos de balas y a su lado se encontró otro vehículo y los huesos calcinados de un hombre de entre 20 y 35 años de edad, según la Fiscalía de Zacatecas. Todavía no se ha identificado a esa persona. Las autoridades, con la ayuda de la Guardia Nacional, rastrearon la zona hasta encontrar una fosa clandestina con los otros cuatro cuerpos calcinados. Como solo quedaban los huesos, tuvieron que someterlos a un análisis genético que ha dado positivo a los cuatro jóvenes que desaparecieron semanas antes.

México no está en guerra, pero el alcalde de Colotlán, ha recomendado no salir de casa por la noche. “Estamos viviendo una situación inédita nunca antes vista en Colotlán. Se recomienda no transitar en horas en que no hay luz del día y no exponerse en ninguna situación de riesgo”. El presidente se ha referido a la situación de violencia en la región durante su conferencia mañanera de este martes: “Como nunca se está protegiendo a los ciudadanos. Hay elementos suficientes en los estados con más violencia, en Zacatecas, en Jalisco”. Sin embargo, desde hace semanas, hay más elementos de la Guardia Nacional que patrullan el Metro de la Ciudad de México de los que hay en Zacatecas, uno de los estados más violentos del país.

Este domingo, durante la misa por las tres jóvenes, el pueblo entero salió a despedirlas. El sacerdote que presidió el acto en la parroquia San Luis no dejó a nadie indiferente cuando exigió a las autoridades que “revisen su proyecto de seguridad pública, para que verdaderamente se haga justicia”, ya que la Fiscalía todavía no ha compartido ninguna información sobre los posibles criminales, aunque en la zona se habla de una batalla entre el Cartel de Jalisco Nueva Generación y el Cartel de Sinaloa. Una lucha por el territorio en la que las víctimas quedaron eternamente atrapadas. Durante su discurso, el sacerdote dijo: “Pedimos que la sangre derramada injustamente de nuestras hermanas sean semilla de justicia y libertad”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS