_
_
_
_

La Sedena despliega a 300 militares en Chiapas tras un estallido de violencia

La movilización llega a los municipios de Cintalapa, Arriaga y Jiquipilas dos días después del comienzo de los enfrentamientos entre grupos armados

Rodrigo Soriano
Agentes de la Guardia Nacional, Ejército Mexicano, policía estatal y municipal se reúnen en el municipio de Chenalhó, Estado de Chiapas, para realizar un operativo de seguridad
Agentes de la Guardia Nacional, Ejército Mexicano, policía estatal y municipal se reúnen en el municipio de Chenalhó, en el Estado de Chiapas, para realizar un operativo de seguridad, el 6 de octubre.Isabel Mateos Hinojosa

La Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) ha ordenado este martes el despliegue de 300 militares del Ejército y de la Guardia Nacional en los municipios de Cintalapa, Arriada y Jiquipilas, en el Estado de Chiapas. La movilización llega después de dos días de enfrentamientos entre los carteles de Jalisco Nueva Generación y el de Sinaloa, que más tarde chocaron con las fuerzas de seguridad pública.

La confrontación comenzó en la tarde del pasado domingo, cuando los dos grupos civiles, que portaban chalecos antibalas y armas, se enfrentaron a la altura del municipio de Jiquipilas, en el kilómetro 80 de la autopista que une las poblaciones de Ocozocoautla y Arriaga.

Tras el aviso de los vecinos de los territorios cercanos, militares del Ejército Federal y agentes de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal Preventiva se acercaron a la zona. El pasado lunes, los cuerpos de seguridad indicaron que el enfrentamiento dejó a tres militares lesionados. Las autoridades señalaron que la pugna se extendió hasta comunidades de Andrés Quintana Roo y Guerrero.

El periódico La Jornada ha informado este martes de la detención de 13 personas, a las que se les han incautado “14 armas largas de uso exclusivo del Ejército, más de 100 cargadores, en torno a 3.000 cartuchos y equipo táctico”.

La Sedena ha expuesto a través de un comunicado que, además de los patrullajes en las cabeceras municipales y caminos rurales, se intensificará la coordinación con otros organismos como el Gobierno Estatal, Fiscalía General de la República y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

El presidente municipal de Jiquipilas, César Hugo Lázaro, ha asegurado a los medios locales que este martes la situación en la zona estaba en calma, pero se mantienen las reservas. Su homólogo en en Cintalapa, Ernesto Cruz, ha reconocido que se han suspendido las clases en el municipio y destacó que desde ayer las Fuerzas Armadas comenzaron con labores de seguridad.

El gobernador del Estado de Chiapas, Rutilio Escandón, no se ha pronunciado hasta el momento sobre la violencia en los municipios. Este martes, Escandón ha participado en la Mesa Estatal de Construcción de Paz Estatal, pero sólo ha pedido a la población estar alerta ante las fuertes lluvias.

El conflicto de los dos últimos días es el segundo ocurrido en Jiquipilas en lo que va de mes. Medios locales informaron que, el pasado 1 de octubre, dos grupos contrarios de crimen organizado dejaron a varios fallecidos, aunque las autoridades aún no han informado de un número concreto.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Rodrigo Soriano
Es periodista de EL PAÍS en la redacción de Ciudad de México. Estudió Periodismo en la Universidad de Valencia y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_