la crisis del coronavirus

México comienza la distribución de los primeros ventiladores de producción nacional en el Caribe

El Gobierno anuncia el reparto de aparatos a 14 Estados del país y ocho países de la región. Los médicos destacan que el ventilador funciona a base de pistones y no necesita electricidad

Marcelo Ebrard, en la presentación del ventilador esta semana.
Marcelo Ebrard, en la presentación del ventilador esta semana.cortesía

El ventilador de fabricación mexicana VZS-20-2 empezará a distribuirse por todo México para ayudar en la lucha contra la covid-19. En un anuncio conjunto, la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Nutrición han informado del reparto, que beneficiará también a varios países de Centroamérica y el Caribe, entre ellos Antigua y Barbuda, Belice, Guyana, Haití, Santa Lucía, Surinam, República Dominicana y Trinidad y Tobago.

México ha superado ya las 60.000 muertes por la enfermedad y el medio millón de contagios. Parece que el pico de la pandemia empieza a quedar atrás, aunque la curva desciende muy lentamente. Eso significa que la ocupación hospitalaria sigue siendo alta, tanto casos leves, como pacientes que requieren del apoyo de un respirador artificial. El nuevo ventilador llega con el objetivo de reforzar la logística de los hospitales covid, principalmente en los estados. El canciller, Marcelo Ebrard, ha explicado que la primera tanda de aparatos viajaran a centros médicos de Aguascalientes, Baja California, Estado de México, Hidalgo, Guerrero, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.

Ebrard no ha detallado cuántos ventiladores enviarán fuera de México, aunque sí concretó que los estados se repartirán 51 en la primera tanda. El canciller ha destacado que “México manda equipo porque nos importa muchísimo la suerte que tengan otros países. Es lo que hemos exigido a los poderosos, a los que tienen más, a los que tienen más industrias, más recursos. Les hemos dicho, ‘tiene que ser universal, tiene que ser equitativo, tenemos que ser solidarios, somos un solo pueblo, una sola comunidad”. Ebrard compareció junto al director del Instituto Nacional de Nutrición, David Kershenobich, que ha seguido de cerca la fabricación del ventilador desde marzo.

Durante el proceso de fabricación y presentación del VZS-20-2, Kershenobich y otros médicos han destacado que el aparato funciona a base de pistones y no necesita electricidad, lo que facilita su uso. Ebrard destacó el poco tiempo que se ha tardado en desarrollar el ventilador. Ahora, una empresa de Apodaca, en Nuevo León, se encargará de ensamblar en serie las máquinas.

Kershenobich ha dicho que “cuando empezó la pandemia, nuestros departamentos de ingeniería biomédica y de terapia intensiva se dieron cuenta de que necesitábamos desarrollar un ventilador en México, que cumpliera con estas características, y es así como tenemos los ventiladores el día de hoy, ya fabricados aquí en el país”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50