Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Daniel Ortega da por terminado el diálogo con la oposición

El Gobierno de Nicaragua se levanta de la mesa de negociación con la Alianza Cívica, según el nuncio Waldemar Sommertag

Una marcha contra Daniel Ortega, el pasado julio.
Una marcha contra Daniel Ortega, el pasado julio. REUTERS

El Gobierno de Nicaragua ha cerrado la vía del diálogo con la oposición. El régimen de Daniel Ortega ha sustentado su decisión de levantarse de la mesa de discusión —con la que se pretendía cerrar una crisis política que dura ya casi un año y medio y que se ha cobrado la vida de más de 300 personas— en "la ausencia definitiva de la otra parte", según ha informado el nuncio apostólico en Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag. De acuerdo con la versión del religioso, la voz del Vaticano en el país centroamericano, Ortega envió el pasado 30 de julio una carta a Roma en la que notifica el fin de la vía del diálogo. 

Carlos Tünnerman, integrante de Alianza Cívica, ha rechazado el argumento gubernamental para cerrar el diálogo. "Quien ha puesto una loza a la mesa de negociación es el Gobierno, porque nosotros dijimos que suspendíamos temporalmente nuestra asistencia como protesta por la falta de cumplimiento de los acuerdos y la muerte de un manifestantes encarcelado", ha declarado el exdiplomático.

En los últimos meses el Vaticano ha desempeñado un papel crucial en el proceso de negociación con la opositora Alianza Cívica, con su representante en Managua, el polaco Sommertag, al frente. Bajo su batuta, el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica iniciaron una segunda ronda de negociaciones que permitió alcanzar, en abril pasado, acuerdos parciales para la liberación de los manifestantes encarcelados y la restitución de los derechos civiles suspendidos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha lamentado la decisión de Ortega en un contexto de persistencia de violaciones a los derechos humanos. Por escrito, el organismo ha señalado que la crisis en Nicaragua continúa: "Hay persecución a opositores por medio de detenciones, amenazas y asedio; faltan investigaciones imparciales en los asesinatos que siguen ocurriendo; las libertades públicas permanecen suspendidas".

El Gobierno de España también ha instado este viernes al Ejecutivo nicaragüense a reanudar el diálogo para poner fin a la crisis. El Ministerio de Exteriores español ha reiterado su voluntad de contribuir en la búsqueda de una solución a la crisis: "Únicamente mediante el diálogo entre las partes y el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en la mesa de negociación con la Alianza Cívica será posible alcanzar una salida política a la crisis política que atraviesa Nicaragua y que está generando enormes perjuicios al país y a sus ciudadanos".  

El saldo de este año y medio de choques entre el régimen de Ortega y los opositores es de 325 muertos, 812 presos políticos y más de 60.000 personas que se han visto obligadas a salir del país. Costa Rica se ha convertido en el principal destino de los nicaragüenses que huyen de la represión, pero no es el único destino: México, España o Estados Unidos han sido otros destinos de acogida de la diáspora.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información