Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas primarias tensas anticipan la renovación política en Uruguay

Emergen nuevas caras en el gobernante Frente Amplio y en el Partido Colorado, mientras que, en el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou aguanta el pulso al millonario Juan Sartori

El candidato presidencial uruguayo del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, besa a su mujer, Lorena Ponce de Leon, tras ganar las primarias.
El candidato presidencial uruguayo del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, besa a su mujer, Lorena Ponce de Leon, tras ganar las primarias. Reuters

A menos de cuatro meses de los comicios presidenciales en Uruguay, las elecciones internas de los partidos han instalado un panorama de renovación tranquila en el Frente Amplio y en el Partido Colorado, mientras que la principal formación opositora, el Partido Nacional, se ha visto sacudido por la irrupción del millonario Juan Sartori, quien quedó lejos de la primera posición, pero será un segundo problemático para el ganador, Luis Lacalle Pou.

Han sido unas primarias inesperadamente tensas y competitivas. La principal novedad que dejaba el escrutinio del domingo fue la rotunda victoria de Ernesto Talvi dentro del Partido Colorado (derecha) frente al dos veces presidente Julio María Sanguinetti. Dado perdedor por todos los sondeos durante meses, Talvi, un economista con poca experiencia política, logró una remontada espectacular que hará temblar las estructuras del muy tradicional Partido Colorado.

Sin sorpresa, el ingeniero Daniel Martínez ganó cómodamente las internas del gobernante Frente Amplio (FA), seguido por la también ingeniera Carolina Cosse, el comunista Oscar Andrade y el economista Mario Bergara. La carrera electoral fue una balsa de aceite para Martínez, situado en el ala moderada de la coalición de izquierdas, exministro de Industria, exsenador y hasta hace pocas semanas, intendente (alcalde) de Montevideo.

El buen clima de la competición supone la llegada de nuevas caras a la cima del FA, que de golpe ha dado el relevo a tres de sus grandes figuras: el dos veces presidente Tabaré Vázquez, el exguerrillero José Mujica y el eterno ministro de Economía, Danilo Astori. Pero la renovación de personas ha dejado también un vacío de ideas, ya que la coalición de izquierdas no parece tener un programa político ambicioso para los próximos años.

Después de la votación del domingo, Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional (PN), puede respirar aliviado, ya que logró dejar atrás al millonario Juan Sartori, un desconocido de la política uruguaya que en seis meses de candidatura logró situarse segundo. Hijo de un expresidente del PN y nieto de uno de los fundadores de la formación, Lacalle Pou superaba el 50% de los votos (según un escrutinio parcial) y Sartori, yerno del multimillonario Dimitri Rybolovlev, rondaba el 22%.

El último trecho de la campaña fue una pesadilla para el PN, con una campaña sucia que, según los partidarios de Lacalle Pou, fue orquestada por Juan Sartori. Hasta el último día, este millonario nacido en Uruguay, pero que nunca vivió en el país, desplegó medios financieros nunca vistos en unas primarias uruguayas, dejando situaciones insólitas, ya que a sus 38 años votó por primera vez en su vida el domingo, y a sí mismo, para ser presidente.

Nada más conocer el resultado, Sartori anunció que seguirá en la política ("Venimos para quedarnos"), lamentó que la política uruguaya fuera resistente al cambio y reclamó su lugar en la fórmula presidencial de las elecciones de octubre. En la sede del Partido Nacional, muchos lo recibieron con silbidos y Lacalle Pou lo excluyó de la candidatura presidencial y eligió como compañera de fórmula a Beatriz Argimón, actual presidenta del PN.

Lacalle Pou, candidato presidencial en 2014, anunció que se reunirá con los otros candidatos del arco conservador. Se ha iniciado la batalla de las presidenciales de octubre entre una coalición gobernante algo desgastada por tres periodos consecutivos en el poder y una oposición que busca terminar con la hegemonía de la izquierda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información