Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo y a quiénes afectan las medidas del plan de ajuste de Macri

La subida en los impuestos a las exportaciones y la reducción del gasto público son los ejes del plan anunciado por el gobierno argentino

Un hombre camina este martes frente a un cartel contra el FMI en Buenos Aires.
Un hombre camina este martes frente a un cartel contra el FMI en Buenos Aires. AFP

Las medidas del ajuste fiscal anunciado este lunes por el gobierno de Mauricio Macri fueron publicadas este martes en el Boletín Oficial y ya están vigentes. La subida en los impuestos a las exportaciones y la reducción del gasto público son los ejes del plan anunciado por el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, que envió así un mensaje de austeridad antes de reunirse con el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington. Dujovne negocia para que el Fondo acelere la entrega de fondos pactada en junio, como parte de un rescate de 50.000 millones de pesos.

Argentina presentó el ajuste como evidencia de que está dispuesta a llevar a cero su déficit fiscal a cero en 2019, un año antes de la fecha límite que se autoimpuso ante el FMI en la primera negociación. Parte del costo del ajuste recaerá sobre los sectores que más se beneficiaron con la devaluación del peso. El Gobierno impuso gravámenes extras a las exportaciones, decisión que afecta principalmente al campo. Este sector fue uno de los que llevaron a Macri al poder, a cambio de una reducción de impuestos, algo que el presidente argentino cumplió hasta ahora de manera paulatina antes del inicio de la crisis.

A partir del anuncio, el Gobierno retendrá hasta un 12% adicional a los impuestos ya establecidos a las exportaciones de materias primas, pero también industriales y de servicios, todo una novedad en Argentina. La retención tendrá un tope que dependerá del tipo de cambio.

La duda es si esta medida paralizará o reducirá las exportaciones. “Significa un impacto negativo para los exportadores, sin duda. Pero sigue existiendo un colchón de competitividad para ellos, ya que lo que ganaron con el tipo de cambio lo pierden con esto”, explica Martín Alfie, economista jefe de la consultora Radar.

Mercedes Marcó del Pont, expresidenta del Banco Cental argentino, no cree que la decisión vaya a frenar las exportaciones del campo, pero dice que la industria argentina sentirá el golpe. Deberá enfrentar costos adicionales a las exportaciones en un panorama que ya era de incipiente recesión. La economista sostiene que hay un error en el diagnóstico del equipo de Macri porque el problema, según ella, no está en el déficit fiscal sino en la restricción de dólares. “Hay que promover las exportaciones. Con esta decisión se está definiendo una estrategia anti-industrial”, dice.

Con el objetivo de eliminar el déficit para 2019, Dujovne anunció además una reducción en las inversiones hasta un 0,7 del PIB (es decir, en un 50%) y un recorte del gasto público equivalente al 0,2 del PIB. El recorte se completa con la eliminación de 13 de los 23 ministerios. “Para volver a crecer, el ajuste fiscal no sirve, sino todo lo contrario. El déficit cero supone un ajuste del gasto público que va a afectar al gasto social, al gasto en salud y en educación”, asegura Marcó del Pont.

Traspaso de subsidios a las provincias

El plan de ajuste supone también la eliminación de los subsidios o la transferencia de ese gasto a las provincias, que aún no saben si podrán afrontar el costo extra. “Las provincias están muy condicionadas porque traen también un sufrimiento fiscal y económico previo”, explica Marcó del Pont. Lo más probable es que el gasto se traslade a la gente.

Claudio Zuchovicki, gerente de Desarrollo de la Bolsa de Comercio asegura que la cuenta la pagarán los más afectados por el modelo económico. “Las provincias lo van a trasladar al usuario y obviamente este es un muy mal momento porque las clases bajas son las que peor la están pasando”, dice.

Más información