Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que se sabe del submarino argentino perdido en el Atlántico

No hay señales de vida del 'ARA San Juan' y sus 44 tripulantes desde hace seis días

Mensajes de apoyo a los 44 tripulantes del ARA San Juan frente a la base naval de Mar del Plata
Mensajes de apoyo a los 44 tripulantes del ARA San Juan frente a la base naval de Mar del Plata Reuters

La Armada argentina busca desde hace seis días el ARA San Juan, un submarino de su flota perdido en el Atlántico sur. Diez países colaboran en el operativo con aviones, buques y equipos especiales. Los datos que se tienen hasta ahora son los siguientes.

-El ARA San Juan, un submarino alemán construido en 1985 y remozado en Argentina en 2014, partió de Ushuaia el lunes 13 de noviembre con rumbo a Mar del Plata, a unos 1.500 kilómetros al norte. Dos días después, el capitán reportó un problema eléctrico a bordo, pero informó de que podía seguir la ruta sin problemas. Se le ordenó sin embargo que abandonara sus actividades de patrullaje contra la pesca ilegal y pusiera rumbo a Mar del Plata.

-El miércoles, el capitán dio su última ubicación conocida: frente al Golfo de San Jorge, a 432 kilómetros de la costa, en el límite exterior de la plataforma argentina. El protocolo establece que los buques deben reportar dos veces al día. Ante la falta de nuevas comunicaciones, se inició un operativo de búsqueda.

-La Armada informó de la desaparición del ARA San Juan recién el viernes. Dijo entonces que se trataba sólo de un problema de comunicación y descartó cualquier posibilidad de un incendio en el sistema de baterías que da propulsión a la nave, como especularon algunos medios locales.

-El sábado, la Armada informó de siete llamadas satelitales fallidas en la zona donde el submarino emitió su última ubicación. La empresa proveedora del sistema confirmó horas más tarde que no salieron del teléfono del ARA San Juan.

-El estado del clima durante el fin de semana complicó la búsqueda por aire y agua. Vientos de hasta 80 kilómetros por hora y olas de siete metros impidieron el trabajo de los sonares. Se privilegió la búsqueda desde el aire de algún indicio de emergencia, como manchas de aceite o basura flotando. A estas alturas, diez países ya habían aportado buques, aviones y equipos de última generación para el rastrillaje del lecho marino.

-Dos buques argentinos y uno de Estados Unidos captaron un “ruido constante” a 200 metros de profundidad, en la ruta posible del ARA San Juan. Un análisis posterior determinó que eran de origen “ecológico”, porque no respondían a un patrón humano, como el código morse. De todas formas, cinco barcos con sonares rastrillan este martes el lecho marino en ese lugar "para que no queden dudas", dijo el portavoz de la Armada, Enrique Balbi.

-La falta de oxígeno es el principal riesgo, suponiendo que el submarino ha perdido su capacidad de emerger y, por lo tanto, no puede renovar el aire de la cabina. Si está apoyado en el lecho marino, una posibilidad cierta, tiene aire para siete días. "Este valor no es estricto ni dogmático. Sobre todo porque no sabemos cuales son las condiciones actuales del submarino", dijo Balbi. Con posibilidades de emerger, el ARA San Juan puede navegar durante 90 días sin tocar puerto.

- En la noche del lunes, un avión de Estados Unidos vio en el horizonte la señal luminosa de dos bengalas blancas y un buque rescató una balsa de salvamento. Se confirmó horas después que no eran del ARA San Juan. El submarino usa bengalas rojas y verdes y la balsa pudo haber caído de un buque debido a la tormenta.

-A seis días de la desaparición, el operativo de rescate es uno de los más importantes jamás realizados. Participan 4.000 hombres, desde cinco puntos distintos, con aviones y buques argentinos y otros aportados por 10 países. Y Estados Unidos ha enviado cuatro vehículos sumergibles no tripulados y una campana presurizada que se pegará al ARA San Juan para sacar a la tripulación. Las operaciones se aceleraron este martes gracias a la mejora del clima.

Más información