Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La violencia deja nueve muertos en la zona metropolitana de Guadalajara

Este sábado, tres cuerpos fueron colgados de un puente vehicular con mensajes firmados por un cártel

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.
El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval. EFE

Guadalajara vivió este sábado su madrugada más violenta en lo que va de 2017. Nueve cuerpos fueron hallados en diferentes municipios que componen la zona metropolitana de la capital de Jalisco, una de las regiones más importantes del país. La mayoría de los cuerpos hallados la noche del viernes y las primeras horas de ayer mostraba el sello de la violencia del narcotráfico. Algunos mensajes de la delincuencia organizada también acompañaban a los muertos encontrados por las autoridades locales.

Tres de los muertos fueron colgados de un puente vehicular en el municipio de Zapopan. Aunque la policía reportó el hallazgo en la madrugada, los cuerpos fueron vistos por decenas de automovilistas en una de tráfico constante. Los cadáveres tenían cartulinas adheridas que advertían de que habían sido asesinados por robar. Los mensajes estaban firmados, supuestamente, por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), la organización criminal hegemónica tras el debilitamiento del Cártel de Sinaloa, que se ha visto envuelto en disputas intestinas. Este tipo de mensajes son comunes en las plazas controladas por el narcotráfico en México. Los delincuentes pretenden crear la ilusión de que aplican la justicia a ladrones del fuero común.

También en Zapopan, al oeste de Guadalajara, fue encontrado, cerca del Parque Metropolitano, una víctima envuelta en bolsas de basura. Un par de horas antes, dos cuerpos envueltos en un material similar fueron hallados en un barrio de Tlaquepaque, al sureste de la ciudad. Sobre uno de ellos había un mensaje similar al encontrado en el puente de Zapopan. También era una alerta para los ladrones. A unas colonias de allí, un hombre de 30 años fue asesinado con un arma de fuego. En Tlajomulco, en las afueras de la ciudad, un joven de 25 años también fue acribillado afuera de su casa. La novena víctima fue un ladrón abatido por la policía de Tlaquepaque la tarde del viernes después de tratar de huir de los agentes.

Robo de al menos 27 vehículos

La Fiscalía General de Jalisco informó que hacia las seis de la tarde del viernes varios sujetos se hicieron pasar por policías en una bodega de vehículos Ford en el municipio de Tlajomulco. Los hombres, un grupo de entre 10 y 15 sujetos según las versiones de los testigos, se llevaron por lo menos 27 automóviles nuevos. Hasta el día de ayer, las autoridades habían logrado recuperar dos de ellos. Medios locales, no obstante, han informado de que fueron en realidad 40 vehículos los robados, según lo reportó en un primer momento la policía de Tlajomulco, la autoridad que respondió al llamado de auxilio.

Aristóteles Sandoval, el gobernador de Jalisco, no hizo referencia directa a la jornada violenta que sufrió la capital del Estado ni al robo masivo de vehículo. En el aniversario de la Constitución, sin embargo, dijo que la inseguridad obliga a los diferentes partidos políticos a hallar un acuerdo de largo aliento para combatir al crimen organizado. “El reto sigue siendo la inseguridad. Aquellos que quieren violentar y terminar con la tranquilidad de la sociedad deben darse cuenta de que vamos a estar más unidos para hacer frente a la delincuencia”, dijo.