Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Obrador proclama la victoria de su candidata en el Estado de México

El dirigente de Morena dice que su candidata ganó y hace un llamado a defender el voto ante un "posible fraude"

Elecciones Estado de México
Delfina Gómez y López Obrador. AP

Andrés Manuel López Obrador rechazó el conteo rápido realizado por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), que da como ganador de la jornada a Alfredo del Mazo, el candidato del PRI. “La información del IEEM no corresponde a la realidad”, dijo el dos veces candidato presidencial y dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). “No vamos a aceptar ningún fraude electoral, ganó la maestra Delfina Gómez”, afirmó el político en un segundo mensaje a sus seguidores publicado en sus redes sociales. "Hay en términos técnicos un empate con un punto de ventaja".

López Obrador no fue la excepción en una noche electoral en la que los principales actores políticos anunciaron sendas victorias. El dirigente emitió un primer mensaje cerca de las nueve de la noche en el que aseguró “con toda responsabilidad” que su candidata había ganado la elección más importante en juego este domingo. “La próxima gobernadora del Estado de México, por decisión de los ciudadanos, es la maestra Delfina Gómez Álvarez”. Al mensaje del líder de Morena le siguió después uno del presidente del PRI, Enrique Ochoa. El dirigente del tricolor, también aseguró que su candidato, Alfredo del Mazo, ganó la elección.

Después de estos mensajes, la autoridad electoral local anunció un conteo rápido elaborado con una muestra representativa de actas. El IEEM declaró ganador a Alfredo del Mazo, con un resultado entre el 32,7% y 33,5%. Delfina Gómez habría obtenido el segundo sitio con un rango de votación entre el 30,7% y 31,5%.

Horacio Duarte, el presidente de Morena en el Estado de México, subrayó que el conteo "tiene un 5% de error". El político, que tiene un papel fundamental en la campaña de Delfina Gómez, explicó que el IEEM planteó hacer un conteo con una muestra de 1.800 casillas. Solo logró hacerla con algo más de 1.270. "Consideramos que los datos son erróneos", dijo Duarte en una conferencia de prensa junto a Delfina Gómez. La candidata se limitó a señalar que ella ganó la elección del Estado de México. "Este lunes presentaremos todas las actas con los resultados de la elección", agregó.

Delfina Gómez, en Toluca. ampliar foto
Delfina Gómez, en Toluca.

El resultado de esta noche abre un nuevo conflicto poselectoral. Más allá de que Morena presente las actas en las que sustenta su supuesto triunfo, López Obrador ha dibujado la estrategia de los próximos días. "Vamos a jugar de manera responsable. No llamaremos a la confrontación ni a la violencia", dijo al señalar que no acepta los resultados dados esta noche. "Este es un descontón al estilo priísta", dijo al señalar que se estaba cocinando un fraude.

El político tabasqueño, que busca su tercera nominación presidencial consecutiva en 2018, había presumido hacia las nueve de la noche los resultados que Morena había conseguido en la zona urbana del Estado de México colindante con la Ciudad de México. Estos resultados favorecían a su partido en una “proporción de 2 a 1”. El dirigente, que hizo una intensa campaña en el estado junto a Delfina Gómez, también dijo que su partido se impuso en algunas de las casillas de Atlacomulco, la cuna del presidente Enrique Peña Nieto. “Está iniciando la transformación de México”, había dicho. Horas después, su tono había cambiado.

El liderazgo de Morena hizo un llamado a los militantes para defender la supuesta victoria. La estrategia del partido era cubrir el 100% de las 18.600 casillas que fueron instaladas este domingo. La protección del voto era una de las claves en estos comicios para defenderse de la posible operación de la estructura del PRI, la más poderosa del país. “Les pido que nos ayuden a recoger todas las actas. No se muevan de las plazas públicas y tomen fotografías de las actas para evitar un fraude”, dijo López Obrador en su primer mensaje grabado. En el segundo, retomó la idea.

Los perfiles más importantes de Morena se movilizaron al Estado de México este domingo. Ricardo Monreal, jefe delegacional (alcalde) en Cuauhtémoc, en el centro de la Ciudad de México, estuvo en Ecatepec, el municipio más poblado de la entidad vecina a la capital. Monreal, que fue el coordinador de la campaña presidencial de López Obrador en 2012, protagonizó un breve escándalo en una jornada que se caracterizó por las denuncias de acarreo del voto, manipulación e intimidación de los votantes. El chofer de Monreal fue detenido por policías con un arma de fuego y 10.000 pesos en efectivo.

El senador Miguel Barbosa, que renunció al PRD para brincar a Morena, también estuvo presente esta noche en Toluca. La operación de este legislador no fue suficiente para frenar el avance de Juan Zepeda, el candidato del PRD que arrasó al oriente del Estado de México, con un rango de votación de entre 17 y 18%. La batalla por el Estado de México no terminó este 4 de junio. Para Morena parece que no ha hecho más que empezar.

Más información