Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía peruana identifica un plan para asesinar a uno de los jueces del ‘caso Odebrecht’

Detrás del complot se encuentra un empresario acusado de lavado de dinero que presuntamente dirige la operación desde la cárcel

El expresidente peruano Alejandro Toledo. EFEArchivo
El expresidente peruano Alejandro Toledo. EFE/Archivo EFE

La Policía Nacional de Perú (PNP) ha descubierto un plan para asesinar al juez Richard Concepción Carhuancho, quien decretó 18 meses de prisión preventiva y una orden de captura internacional en contra del expresidente Alejandro Toledo. El exmandatario está acusado de recibir 20 millones de dólares en sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, para favorecerla en la licitación de la carretera Interoceánica Sur, que une Perú y Brasil.

Según dos informes de inteligencia revelados por el diario Perú21, detrás del complot estaría Pedro Pérez Miranda, alias Peter Ferrari. Se trata de un empresario con antiguos problemas con la justicia, acusado de lavado de activos de la minería ilegal. "Pedro Pérez Miranda, desde la prisión, vendría concertando acciones contra la integridad física del magistrado del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, Richard Concepción Carhuancho, a quien culpa de enviarlo a prisión", asegura uno de los documentos.

Incluso desde prisión, Pérez Miranda mantendría relaciones con peligrosos delincuentes y estaría relacionado con crímenes ocurridos recientemente. Para la policía, su venganza estaría motivada por creer que el juez "armó su teoría del caso, superponiéndose a las funciones y atribuciones del fiscal Lizardo Pantoja [quien sustentó el pedido de prisión en su contra] con fundamentos que este no había hecho mención, ni motivado en la audiencia".

Además de los procesos de Alejandro Toledo y Pedro Pérez Miranda, el juez Richard Concepción Carhuancho ha resuelto importantes investigaciones judiciales. Fue el responsable de llevar a prisión al exgobernador regional de Áncash, César Álvarez, acusado de montar un régimen de terror que incluyó el soborno, la extorsión, el espionaje y la contratación de sicarios para asesinar a nueve adversarios políticos. Su despacho también se ocupa del caso de la exprimera dama Nadine Heredia, acusada de lavado de activos por los aportes que recibió el Partido Nacionalista para las campañas presidenciales de 2006 y 2011, donde también está involucrada la constructora Odebrecht.

Benji Espinoza, abogado de Pedro Pérez Miranda, rechazó que su cliente estuviera involucrado en una conspiración contra el juez: "Rechazo por completo tal afirmación falsa. Hoy estuve con él y está indignado, extrañado y sorprendido. Se manejan diversas hipótesis y recordemos que el magistrado no solo ha dictado prisión preventiva contra mi patrocinado, sino también lo ha hecho en otros casos emblemáticos. De modo que centrar la atención solo en mi cliente es sesgar la información y generar una estigmatización en una persona que si bien está en un establecimiento penitenciario como procesado, no está condenado y le alcanza el derecho de la presunción de inocencia", aseguró.

Más información