Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las causas de corrupción que más complican al kirchnerismo

La Justicia argentina acelera las investigaciones contra altos funcionarios del anterior gobierno y empresarios ligados a la obra pública

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en una foto de archivo
La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en una foto de archivo EFE

La detención del exsecretario de Obras Públicas José López, cuando intentaba ocultar casi 9 millones de dólares en un monasterio, ha sumado un nuevo elemento a la serie de escándalos de corrupción contra altos funcionarios de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. El primero en enfrentar a la Justicia ha sido el exvicepresidente Amado Boudou, en un expediente que investiga supuestos negocios sucios con la impresión de billetes en la Casa de la Moneda. Boudou espera en libertad el avance de las investigaciones, a diferencia de otros funcionarios con menos suerte, como el exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime, preso en una causa por supuesto pago de sobreprecios. El empresario Lázaro Báez, vinculado a la obra pública kirchnerista y detenido por presunto lavado de dinero, ha sido otro caso emblemático.

Lázaro Báez, empresario kirchnerista

Lázaro Báez
Lázaro Báez, detenido en abril en una causa por lavado de dinero Reuters

Báez quedó detenido el 5 de abril pasado luego de aterrizar en Buenos Aires procedente de Río Gallegos, la ciudad patagónica desde la cual amasó una enorme fortuna. El empresario inició su carrera como constructor bajo el ala de Néstor Kirchner como gobernador de Santa Cruz y la continuó cuándo su amigo llegó a la presidencia, en 2003. Un video que muestra a uno de sus hijos contando millones de dólares en una financiera activó causas que hasta ese momento dormían en los tribunales. El 2 de junio, el juez Sebastián Casanello procesó a Báez por el presunto lavado de 32 millones de dólares de origen ilícito mediante la compra de bonos argentinos en Suiza. Sus vínculos con el poder han convertido a Báez en icono de las causas de corrupción contra la administración kirchnerista.

Ricardo Jaime, exsecretario de Transporte

Ricardo Jaime
Ricardo Jaime, exsecretario de Transporte.

Ricardo Jaime es el ex alto funcionario kirchnerista que más avanzadas tiene las causas por corrupción en su contra. En aquella que más lo compromete, Jaime fue procesado con prisión preventiva por presuntos sobreprecios en una compra de trenes a España y Portugal, que resultaron inservibles. El juez Sebastián Casanello lo embargó por más de 40 millones de pesos (2,8 millones de dólares). En octubre de 2015, mereció 1 año y medio de cárcel en suspenso por haber recibido dinero de empresarios del transporte beneficiados por los subsidios estatales que repartía desde su Secretaría. Dos meses después, Jaime recibió otra condena, pero de 6 años. Un tribunal lo encontró responsable de la llamada “tragedia de Once”, un accidente ferroviario en una terminal de Buenos Aires que dejó 51 muertos y 700 heridos. Los cargos fueron defraudación pública vinculada a un “descarrilamiento culposo”.

Julio De Vido, exministro de Planificación e Infraestructura

El exministro de Infraestructura, Julio De Vido.
El exministro de Infraestructura, Julio De Vido. EFE

Julio de Vido, a cargo durante 12 años de toda la obra pública del kirchnerismo, está investigado por el pago de presuntos sobreprecios en la construcción de las “torres gemelas” de Santiago del Estero, dos edificios públicos ubicados en el centro de la capital de esa provincia norteña. En otras causas se lo acusa de no haber renegociado concesiones ferroviarias para favorecer a empresas que no cumplieron con los pliegos de la licencia y por la compra de trenes inservibles a España y Portugal, la misma que compromete a Ricardo Jaime. De Vido también está imputado en la causa que vincula al empresario Lázaro Báez en presuntas maniobras de lavado de dinero. La detención cinematográfica de su segundo en el ministerio, el exsecretario de Obras Públicas José López, podría complicar su situación procesal.

Amado Boudou, exvicepresidente

Amado Boudou
El expresidente Amado Boudou en los tribunales federales.

El juez Alejandro Torres imputó a Amado Boudou por la compra con presuntos sobreprecios de 19 autos de alta gama cuando era ministro de Economía, causa que se suma a otra que ya está a un paso del juicio oral: el llamado caso Ciccone, nombre de una imprenta que se declaró en quiebra. La investigación deberá determinar si el ex vicepresidente negoció con la familia Ciccone el levantamiento de la quiebra de la empresa para luego garantizarle negocios desde el Estado a través de la Casa de Moneda. El 20 de febrero de 2015, Boudou se convirtió en el primcer vicepresidente argentino en ser procesado en el ejercicio de su cargo.

Aníbal Fernández, ex jefe de Ministros

Aníbal Fernández, exjefe de Ministros
Aníbal Fernández, exjefe de Ministros AFP

Fernández ha sido hasta el 10 de diciembre de 2015 uno de los hombres más poderosos del kirchnerismo, título insuficiente para quedar fuera de los tribunales. El juez federal Claudio Bonadio lo procesó junto con los exministros de Salud Juan Manzur (actual gobernador de la provincia de Tucumán) y Daniel Gollán por sobreprecios en el Plan Qunita, destinado al reparto de enseres para embarazadas de bajos recursos. Pero no es esta la única investigación en su contra. El ex ministro también está imputado por presuntas irregularidades en el manejo de fondos del programa Fútbol para Todos, mediante el cual se garantizó la transmisión gratuita de todos los partidos de la liga local y la Selección. Fernández enfrenta otra imputación por su paso como presidente de la Confederación Argentina de Hockey (CAH), cuando recibió un subsidio de 4 millones de dólares un día antes de asumir como jefe de Ministros.

Cristina Kirchner, expresidenta

Cristina Fernández de Kirchner declara en Comodoro Py
Cristina Fernández de Kirchner declara en Comodoro Py Reuters

Cristina Kirchner no enfrenta procesamientos, pero tres causas por corrupción relacionadas entre sí la tienen como imputada, es decir con pedidos de investigación en su contra. Una de ellas es por lavado de dinero, en el mismo expediente que tiene preso a Lázaro Báez. Un fiscal avanzó sobre Kirchner luego de que un testigo reservado la mencionara como parte de las operaciones de blanqueo del empresario. También están vinculadas a Báez las causas Hotesur y Los Sauces. En la primera se investiga la operatoria hotelera de los Kirchner con el detenido y otro empresario, Cristóbal López, para lavar dinero a través del alquiler ficticio de habitaciones en los hoteles de la familia presidencial. En la segunda, las presuntas maniobras de blanqueo se realizaron a través de operaciones inmobiliarias entre Los Sauces S.A., de Kirchner, y Austral Construcciones, de Báez.

Más información