Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno del DF busca legalizar también la marihuana medicinal

El Senado ya discute una iniciativa para regular la importación de productos terapéuticos elaborados con cannabis

Fumadores de marihuana
Fumadores de marihuana en las afueras del Senado mexicano.

El Gobierno de la Ciudad de México apuesta por la regulación del uso de la marihuana con fines médicos en todo el país. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentó este miércoles una iniciativa para modificar la Ley General de Salud Federal. El proyecto ha sido elaborado en coordinación con académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y fue entregado a los legisladores federales del PRD para que lo lleven al Congreso.

Esta iniciativa se suma a la que presentó la senadora Cristina Díaz en la cámara alta a principios de noviembre. Díaz, integrante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), planteó una modificación legislativa que permita a los mexicanos importar medicamentos elaborados a base de marihuana. La propuesta llegó al Senado una semana después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) permitiera el cultivo, transporte y consumo de marihuana con fines lúdicos o recreativos a favor de cuatro ciudadanos.

La decisión del Supremo provocó reacciones encontradas. El Gobierno federal se apresuró a decir que la marihuana no se legalizaba y que la resolución sólo atañía a los cuatro peticionarios. Además, el portavoz del Gobierno, Eduardo Sánchez, afirmó que no se modificaría la política de combate contra el crimen organizado. En el Congreso se formó un consejo técnico integrado por académicos, funcionarios y legisladores para analizar las alternativas de regulación.

El proyecto ha sido elaborado en coordinación con académicos de la UNAM

Entre tanto, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentó 32 solicitudes ante la Secretaría de Salud, una por cada Estado del país, para consumir, sembrar e importar cannabis. Ante el candente debate mediático, el presidente Enrique Peña Nieto se ha pronunciado personalmente en contra de legalizar la marihuana, pero ha abierto las puertas a la discusión nacional.

Ahora es Mancera, alcalde de la Ciudad de México, quien se pronuncia sobre el tema y pugna porque se permita la importación al país de medicinas que contengan “extractos de cannabis sativa, índica americana o mariguana, o su resina, cannabinoides sintéticos de uso clínico” con el objeto de que sean utilizadas terapéuticamente. Estos medicamentos, destacó Mancera en su propuesta, han probado las cualidades terapéuticas de la hierba, con base en la investigación y el desarrollo de la industria farmacéutica.

Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM y quien participó en la construcción de la propuesta, destacó que hay varios cuadros clínicos donde están probados los beneficios del cannabis, como la esclerosis múltiple, la depresión o la diabetes. “Hoy tenemos a la venta morfina, no vemos por qué no podría estar el cannabis", agregó Mancera.

Para respaldar su propuesta, los académicos y el jefe de Gobierno anexaron los resultados de una encuesta realizada en noviembre de 2015 por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados. En el estudio se dio a conocer que el 76% de los mexicanos avalaba la legalización de la marihuana para fines médicos.

El debate sobre la marihuana medicinal se avivó hace unos meses por el caso de Graciela Elizalde. La niña de ocho años sufre continuos ataques epilépticos y libró una batalla para que las autoridades de salud le permitieran importar un aceite de marihuana que usa en su tratamiento. Sus padres, Raúl Elizalde y Mayela Benavides, consiguieron que un juez amparase su petición de introducir el cannabidiol a México. Ahora buscan que el tratamiento le ayude a su pequeña a disminuir las más de 400 convulsiones que tiene al día.

Más información