Hallados 16 cadáveres en dos puntos distintos del estado de Tamaulipas

Nueve muertos han aparecido en Nuevo Laredo (junto a EE UU) y siete en San Fernando Dos cárteles de la droga se disputan el control de la región, clave para el narcotráfico

Este viernes han aparecido 16 cadáveres en el estado mexicano de Tamaulipas, en el noreste del país. Nueve han sido hallados en la ciudad de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos, y otros siete en el municipio de San Fernando. Tamaulipas es una región clave para el tráfico de drogas hacia el norte, y dos bandas criminales, Los Zetas y su antiguo aliado, el Cártel del Golfo, se pelean por controlar este territorio.

Los muertos de San Fernando han aparecido tirados a un lado de una carretera del municipio. Todos habían recibido balazos y la mayoría tenían las manos atadas, según un comunicado de la Procuraduría (fiscalía) de Justicia de Tamaulipas.

Los de Nuevo Laredo han sido encontrados en un puente peatonal. Las autoridades han atribuido la matanza a un cártel, ya que junto a los cuerpos había un mensaje firmado por uno de estos grupos de la delincuencia organizada, aunque no se ha especificado cuál.

Los cadáveres han sido localizados por militares en el puente del Bulevar Colosio, sobre la vía rápida entre Nuevo Laredo y Monterrey. Según la Secretaría de Seguridad Municipal, los criminales colgaron por los pies uno de los cuerpos durante la madrugada. El resto de víctimas han sido encontradas sobre el puente y a ambos lados de la calzada.

Un funcionario del Estado de Tamaulipas, bajo condición de anonimato, ha explicado a la agencia AFP que las víctimas habrían sido secuestradas horas antes en un bar de la ciudad. Las autoridades han confirmado en un comunicado que una de las víctimas era un joven de 16 años y que todos los cuerpos presentaban heridas de bala en la cabeza.

Es la segunda vez en lo que va de año que sucede una matanza de este tipo en la ciudad. El pasado mes de mayo también se localizaron nueve cadáveres -cinco hombres y cuatro mujeres- colgados de un puente con signos de tortura. Entonces, la imagen de los cuerpos dio la vuelta al mundo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las autoridades consideran Nuevo Laredo un territorio controlado por Los Zetas, aunque otros grupos estarían tratando de ganar terreno en una zona que, por su situación, es una plaza clave por la que atraviesa el 75% del narcotráfico que llega por tierra a Estados Unidos. 

El hallazgo de este viernes se produce solo dos días después de la detención del líder del Cártel del Golfo, Jorge Eduardo Costilla. Otro capo de esta banda criminal, Mario Cárdenas Guillén -hermano del anterior líder del cártel, Osiel Cárdenas, preso en EE UU- fue arrestado el 5 de septiembre.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS