_
_
_
_
_

Una noche para salvar a las abejas de Ciudad de México

El rescate y la reubicación de panales de abejas urbanos en la capital están en manos del colectivo Abeja Negra SOS

Operación de rescate de abejas por Abeja Negra SOS en Xochimilco, Ciudad de México, el 23 de febrero 2023Vídeo: RODRIGO OROPEZA

Con trajes blancos que parecen sacados de una película de ficción, un grupo de rescatistas se dirige a un registro de luz en Xochimilco. Aún con la oscuridad que rodea al sitio es fácil adivinar lo que hallaran al destapar la abertura por el intenso zumbido que producen cientos de abejas que han formado un panal en el sitio. En pocas horas, usando humo y paneles de madera, el equipo de esta misión habrá logrado contener la colmena para trasladarla a un apiario protegido.

En el 2018 nació Abeja Negra SOS como “la alternativa para todas estas abejas que están en riesgo solamente porque la gente no tiene la cultura o creen que son un peligro”, comenta Adriana Véliz, la veterinaria a cargo de esta operación de rescate y reubicación de panales de abejas en zonas urbanas.

“Estas abejas pueden seguir con su vida normal sin ser un riesgo para el humano con nosotros”, señala la fundadora del proyecto. Después de trasladar a las abejas de forma segura al colmenar del proyecto, se les coloca en cuarentena para descartar alguna enfermedad o condición debilitante. Los ejemplares aptos se reparten entre productores de miel locales o se quedan en el núcleo manejado por Abeja Negra SOS.

En años recientes, ha crecido la preocupación por la conservación de las abejas. Pero estos esfuerzos a menudo nacen de la desinformación. Vélez señala que las abejas que se encuentran en extinción se concentran principalmente en el sur del país y las causas de su desaparición están ligadas principalmente a la deforestación.

Para las colmenas en la Ciudad de México, la mayor amenaza es el temor de la población. La mayoría de los rescates de Abeja Negra SOS se realizan en la noche, para no afectar a los vecinos. En ciertos casos, como en la misión realizada en Xochimilco, se encuentran con colmenas que ya presentan una conducta defensiva por una experiencia negativa previa con los humanos.

“Entonces es ahí cuando dices: ‘pues sí, yo puedo hacer toda la campaña de información pero pues la gente sigue teniendo miedo’ y entonces ante el miedo, como todo buen humano, pues lo mato”, apunta Véliz.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Carolina Mejía
Editora de vídeo en el equipo multimedia de EL PAÍS en Ciudad de México. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México, con una especialidad en Producción Audiovisual y estudios en la universidad de Université Lumière Lyon 2.

Archivado En

_
_