La Fiscalía atribuye a la falta de combustible la caída del helicóptero que mató a 14 marinos

El accidente ocurrió justo después de la captura del narcotraficante Rafael Caro Quintero en Sinaloa

Personal de emergencia trabaja junto a un helicóptero Blackhawk de la marina que se estrelló cerca de Los Mochis, en el Estado de Sinaloa, el 15 de julio de 2022.
Personal de emergencia trabaja junto a un helicóptero Blackhawk de la marina que se estrelló cerca de Los Mochis, en el Estado de Sinaloa, el 15 de julio de 2022.Guillermo Juarez (AP)

El helicóptero en el que fallecieron 14 militares de la Marina mexicana durante la captura del narcotraficante Rafael Caro Quintero se desplomó porque se quedó sin combustible. Así lo indica la Fiscalía General de la República (FGR) en el escueto comunicado que ha emitido este jueves, dos meses y medio después del accidente. La investigación ha concluido que no hubo ningún “ataque de carácter externo” por explosivos o disparos ajenos a la aeronave, y se descarta que haya sido obra del crimen organizado.

El pasado 15 de julio, después del operativo que llevó a la captura de Caro Quintero en la sierra Madre Occidental, en el Estado de Sinaloa, el helicóptero Black Hawk simplemente se cayó del cielo. Fallecieron 14 de los 15 marinos del Ejército que viajaban en él. Las autoridades mexicanas aseguraron que entre el helicóptero caído y la captura del narcotraficante no había ninguna relación, pero Estados Unidos incluyó ambos temas en el mismo comunicado de agradecimiento a México por la captura y fuentes militares consultadas por este periódico confirmaron que los tres helicópteros desplegados estaban regresando a la base después de servir de apoyo en el operativo.

Este acontecimiento empañó el éxito de la captura del apodado como el Narco de Narcos, uno de los jefes históricos del cartel de Guadalajara y que tenía sobre sus hombros la mayor recompensa que ofrece la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) para un criminal, 20 millones de dólares. Fue arrestado por primera vez en 1985, después de la brutal tortura y posterior asesinato de Enrique Kiki Camarena, un agente de la DEA infiltrado en el cartel. Caro Quintero fue liberado en México en 2013, tras una decisión judicial cuestionable.

Las autoridades lo trasladaron al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México. De allí se escapó en 2015 Joaquín El Chapo Guzmán, a través de un túnel conectado a la ducha de su celda. Estados Unidos celebró la captura y aseguró que “no hay escondite posible para quien secuestre, torture y asesine a un agente estadounidense”, dijo el comunicado emitido entonces.

Los accidentes con este tipo de aeronaves no son extraños al Ejército mexicano. Entre 2001 y 2021 ha habido 39 percances aéreos, que han resultado en 94 militares fallecidos, según la Dirección Federal de Aeronáutica Civil (DFAC). Sólo entre 2013 y 2018 fallecieron 46 personas en este tipo de accidentes. El Ejército atribuye la responsabilidad en siete de cada 10 eventos de este tipo a fallos humanas, mientras que la minoría corresponde a problemas mecánicos o a malas condiciones meteorológicas. El 21 de febrero de 2021 una avioneta del Ejército mexicano se salió de la pista de aterrizaje y justo después se incendió y se estrelló contra el suelo. En el accidente murieron seis personas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS