Checo Pérez se va contra el muro antes del inicio del Gran Premio de Bélgica

El mexicano, que iba a arrancar séptimo, pierde el control del coche en el sinuoso y lluvioso circuito de Spa. Los mecánicos repararon el auto, pero tras tres horas de retraso y con una polémica decisión de los comisarios la carrera terminó con solo dos vueltas

El coche de Sergio Pérez tras el impacto, este domingo en el circuito de Spa.
El coche de Sergio Pérez tras el impacto, este domingo en el circuito de Spa.KENZO TRIBOUILLARD (AFP)

El parón vacacional en la Fórmula 1 había terminado. Checo Pérez regresaba a las pistas con un empuje motivacional al renovar un año más con Red Bull. Significaba un gran momento para mostrarse. El mexicano se clasificó séptimo en el Gran Premio de Bélgica, era un mal puesto, pero le valía para competir por los puntos. La pista lluviosa de Spa hizo que Pérez perdiera el control en el preámbulo de la carrera. Pese al golpe, el mexicano salió del auto por cuenta propia. Los retrasos por la lluvia de la carrera le abrieron una oportunidad a los mecánicos de Red Bull para intentar reparar contra reloj el RB16B. Los comisarios le abrieron la oportunidad al mexicano para comenzar la carrera. Después de un polémico retraso de tres horas, solo se corrieron dos vueltas detrás del safety car. El clima y las decisiones de las autoridades suspendieron la carrera.

Más información
Así le hemos contado el Gran Premio de Bélgica
Checo Pérez pasa el corte de Red Bull

El reglamento otorgó la victoria a Max Verstappen, con la mitad de los puntos. George Russell, que brilló en la clasificación, se quedó con el segundo lugar y alcanzó el podio por primera vez, seguido de Lewis Hamilton. Checo Pérez, tras la recuperación del coche, terminó en el último lugar, sin oportunidad para redimirse. “Cometí un error [en el inicio de la carrera], estos neumáticos de lluvia son difíciles. El equipo fue increíble, me ha sorprendido lo competitivos que son. Estábamos listos para correr, una pena que no pudimos salir a la pista” dijo Pérez al canal de la Fórmula 1 TV.

“Estamos muy decepcionados de no poder iniciar, solo demuestra que tan difíciles son las condiciones allá afuera”, comentó Christian Horner, el jefe de Red Bull. La lluvia complicó el desarrollo de todo el fin de semana en Bélgica. La clasificación fue accidentada para todos los pilotos. Checo Pérez intentaba controlar el monoplaza y hacer un buen tiempo. Un despiste frente a Lewis Hamilton le privó de hacer una mejor vuelta y se estancó en la séptima posición. La sorpresa de la clasificación fue que Russell de Williams alcanzara la segunda posición.

Por suerte para el equipo, Max Verstappen se quedó con la pole position. El séptimo lugar para el mexicano y las condiciones del clima parecían abrirle una buena oportunidad este domingo. La curva de Les Combes era un final anticipado. La siguiente semana, en el Gran Premio de Países Bajos, en la casa de Verstappen, dejarán atrás la lluvia.

La escudería de la bebida energética le reconoció al mexicano una primera parte de la temporada muy importante. El mexicano ha cosechado una victoria en el Gran Premio de Bakú y un tercer puesto en Francia. Su mayor valor ha sido el de ayudar, sin reparo ni queja, a Max Verstappen para conseguir ganar la temporada 2021. En lo personal, el mexicano ha perdido terreno para quedarse con el tercer lugar en el campeonato de pilotos en este 2021. El sol no salió para Checo Pérez en Bélgica.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Diego Mancera

Es coordinador de las portadas web de América y México en EL PAÍS. También se encarga de informar de la actualidad deportiva de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS