_
_
_
_

El Gobierno de México reduce por decreto la carga fiscal a Pemex en 73.280 millones de pesos

Este beneficio fiscal para la petrolera se enmarca en la estrategia de rescate financiero impulsada desde el inicio de la Administración

Karina Suárez
Gasolinera PEMEX
Un cliente en una gasolinería de Pemex en San Luis Potosí este viernes.Mauricio Palos (Bloomberg)

La Administración de Andrés Manuel López Obrador ha dado un nuevo balón de oxígeno a las finanzas de Pemex. Este viernes la Secretaría de Hacienda ha reducido la carga fiscal de la petrolera hasta por 73.280 millones de pesos, unos 3.586 millones de dólares. El decreto, publicado este viernes en el Diario Oficial de la Federación, se enmarca en el plan del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para rescatar las finanzas de la empresa estatal y en su narrativa política de soberanía energética.

En el decreto, la Secretaría de Hacienda justifica este nuevo beneficio fiscal a favor de Pemex ante la necesidad de elevar la producción de hidrocarburos en el país y reconoce un entorno financiero debilitado de la compañía estatal por “el impacto negativo en las condiciones económicas y de negocios derivados de los acontecimientos de tipo geopolítico, económico y de emergencia de salud pública a nivel global”.

El Ejecutivo establece también una disminución en la tasa sobre los derechos de utilidad compartida -el gravamen más importante que paga la empresa- que pasa de un 58% a un 54% para el resto del 2021. Desde hace años la tasa de este impuesto, que llegó a situarse en un 70%, ha venido a la baja.

El presidente López Obrador ha defendido su estrategia de rescate financiera en beneficio de la petrolera estatal durante la conferencia matutina de este jueves: “Ya ven que antes Hacienda le quitaba todo a Pemex, todo lo que ingresaba a Pemex era para pagar impuestos; ahora hay un proceso para irle quitando carga fiscal a Pemex, esto le va a ayudar”, dijo.

En abril pasado, en pleno desplome de los precios del petróleo a causa de la pandemia la Secretaría de Hacienda otorgó un estímulo fiscal similar por hasta 65.000 millones de pesos (3.180 millones de dólares). Además, esta semana ha trascendido que la petrolera recibirá una inyección de capital por un monto de 1.300 a 1.600 millones de dólares, aunque la capitalización aún no ha sido confirmada por el director de Pemex ni por Hacienda.

El nivel de rescate del Gobierno federal es proporcional a la crisis en Pemex. El gigante petrolero carga con una deuda inédita de 110.000 millones de dólares y registró mínimos operativos al cierre del año pasado con una producción promedio de 1,6 millones de barriles diarios de crudo, el nivel de extracción más bajo en 40 años.

Luis Miguel Labardini, abogado especialista en temas energéticos, señaló que es necesario un replanteamiento del plan de negocios de Pemex para que la compañía pueda centrarse solo en las áreas más rentables y así logra reflotar sus finanzas. “Petrobras, por ejemplo está vendiendo todas sus refinerías, y concentrándose en la producción de crudo en aguas profundas. Pemex debería hacer lo mismo, con concentración en aguas someras”, comentó.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Karina Suárez
Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_