Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea Nacional desconoce el despojo de sus competencias legislativas

Alertó ante lo que considera una ocupación militar que la vacía de contenido

Sesión de asamblea nacional constituyente
Sesión de asamblea nacional constituyente EFE

Este sábado la asediada Asamblea Nacional de Venezuela celebró una sesión extraordinaria en la que acordó abrir una investigación contra todos aquellos “que intentan desconocerla”, así como alertar a la comunidad internacional sobre las amenazas renovadas que penden sobre ella.

La convocatoria, atendida por la mayoría opositora, fue la reacción oficial de los diputados para desconocer la medida adoptada en la víspera por la Asamblea Constituyente del chavismo, en la que esta se reservó las competencias legislativas propias del parlamento.

A la sesión del parlamento, primera después de su disolución de facto, asistieron los embajadores en Venezuela de Alemania, Austria, Argentina, Chile, España, Francia, Holanda, Italia, México, Polonia, Portugal y Reino Unido, en señal de solidaridad y también como gesto de protección. La Asamblea Nacional ocupa en la actualidad apenas un espacio del Palacio Federal Legislativo, en cuyo hemiciclo protocolar sesiona la Constituyente oficialista. Con frecuencia, grupos de choque del chavismo y los cuerpos de seguridad leales al Gobierno rodean el lugar, en actitud agresiva.

“Aquí no existe convivencia, aquí lo que hay es una ocupación militar”, explicó el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, el estatus actual del parlamento. “Decir que convivimos con la Constituyente es tan ofensivo para nosotros como decir a los venezolanos de la frontera que ellos conviven con las FARC, con el crimen organizado y con el paramilitarismo”.

Las palabras de Guevara buscaban responder a la presidenta de la Constituyente chavista, Delcy Rodríguez, quien horas antes había saludado como una señal de normalización y acatamiento que la Asamblea Nacional llamara a reunión tras la promulgación de un decreto que le despojó de funciones legislativas claves. Rodríguez, así como otros voceros gubernamentales, se han empeñado en explicar que la Constituyente no ha disuelto el parlamento, sino que apenas impuso restricciones a sus competencias mediante un decreto irónicamente llamado “de convivencia”.

“Esta es una Asamblea Nacional en resistencia. Nosotros somos diputados, civiles, mientras que la Constituyente tiene todo un destacamento antimotines de la Guardia Nacional a su favor”, continuó Guevara. “¿Qué tiene de diferente que Delcy Rodríguez nos permita sesionar en un salón, a que unos secuestradores permitan a sus rehenes ir al baño?”.

Por su parte, el diputado Stalin González retó al presidente Nicolás Maduro y a sus ministros a acudir a rendir cuentas a la Asamblea Nacional, “si es verdad que no nos han disuelto y todavía conservamos las funciones contraloras del parlamento”.

Más información