Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macri deja en tierra a Avianca en medio de otro escándalo por conflicto de intereses

El Gobierno argentino suspende la concesión de rutas a la aerolínea colombiana que compró MacAir, de la familia presidencial

Avianca
Macri en la presentación del plan aeroespacial argentino, este lunes.

Los escándalos vinculados a la familia de Mauricio Macri, hijo de uno de los empresarios más ricos de Argentina, no dan tregua al presidente en este 2017 electoral. El Gobierno argentino anunció el lunes que suspende temporalmente la concesión de las rutas aprobadas por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) a la aerolínea colombiana Avianca para operar en el país austral ante la sospecha de un supuesto conflicto de intereses. Un fiscal solicitó la semana pasada la imputación del jefe de Estado argentino por la posibilidad de que haya beneficiado al Grupo Macri en la asignación de nuevas rutas para compañías low cost. El presidente de Avian, la filial argentina de Avianca, es el mismo que dirigía MacAir, la aerolínea de los Macri, que fue vendida a la empresa colombiana hace un año.

La compra de MacAir permitió a Avianca saltarse varios trámites burocráticos, al contar de entrada con muchos de los documentos y expedientes requeridos a las demás compañías aéreas. Anac descartó la existencia de conflicto de intereses, pero la polémica generada por la renegociación de una deuda de 300 millones de dólares de la empresa familiar con el Estado por el Correo Argentino ha forzado al Gobierno a extremar las precauciones. Macri quiere evitar a toda costa ser asociado como un hombre rico que busca beneficiar a su familia y amigos, pero la oposición cuenta cada vez con más munición para dispararle en ese punto débil.

Una vez más, el mandatario argentino envió a su escudero, Marcos Peña, para anunciar la decisión de dejar temporalmente en tierra a Avian. "El presidente no quiere ningún tipo de duda ni sospecha con lo que tenga que ver con los vuelos", dijo el jefe de Gabinete en rueda de prensa. Horas antes, Macri evitó cualquier mención al supuesto conflicto de intereses al anunciar la "revolución de la industria aerocomercial" que supondrá la entrada de nuevos jugadores en el mercado local, dominado por la empresa estatal Aerolíneas Argentinas. "Invertiremos 22.000 millones de pesos (1.410 millones de dólares), que sumados a las empresas que se han sumado serán 40.000 millones de pesos (2.560 millones de dólares) que van a generar 25.000 puestos de trabajo directos e indirectos", dijo el presidente en la Casa Rosada.

Cae la imagen positiva presidencial

Las últimas denuncias contra Macri han afectado su popularidad, que cae por debajo del 50% que conservó durante el primer año de gestión, según el último sondeo de la consultora Ricardo Rouvier & Asociados. El mandatario ha dejado claro que está dispuesto a admitir errores y rectificar, pero la concatenación de fallos genera intranquilidad en el ambiente político y es duramente criticada por analistas de todo signo. La misma semana que el Ejecutivo macrista anuló el acuerdo con el Correo Argentino tuvo también que retirar un decreto sobre jubilaciones que reducía ligeramente el cálculo de un aumento.

Macri logró durante la campaña política presidencial distanciarse de la alargada sombra de su padre, el magnate ítalo-argentino Franco Macri. Ésta, sin embargo, reapareció a los pocos meses de gestión, cuando los Macri aparecieron en los Panama Papers al frente de una sociedad opaca en un paraíso fiscal, a la que después se le sumaron otras. Franco Macri se vio forzado a salir públicamente para desvincular a su hijo del entramado societario que actualmente está bajo investigación judicial.

Para contrarrestar el efecto negativo de semejantes escándalos, el presidente argentino anunció la semana pasada en el Congreso que reglamentará un nuevo régimen de conflicto de intereses para los juicios y reglamentaciones estatales. La concesión de nuevos destinos para Avianca se analizará bajo la lupa de esa nueva normativa y solo entonces el Gobierno decidirá si mantiene la luz verde que la Anac dio a Avian o se opone de manera definitiva. La aerolínea de origen colombiano aguarda en silencio a que amaine la última tormenta política en Argentina.

Tres aerolíneas volarán a 45 nuevos destinos

El plan aeroespacial del Gobierno macrista busca un rápido crecimiento de los pasajeros aéreos en Argentina, de los cerca de 10 millones al año actuales a 22 millones en 2019. "En un país tan grande como el nuestro es necesario volar, y desgraciadamente nos encontramos con un escenario que creció muy poco. Tenemos menos vuelos por habitante que en Bolivia y Ecuador y un tercio que Chile o Brasil. Esa conectividad impide un proceso virtuoso, porque un país que crece debe ser un país conectado", señaló Macri este lunes en la Casa Rosada.

Para revertir la situación, el Ejecutivo ha otorgado hasta el momento rutas a tres aerolíneas low cost, que despegarán en los próximos meses: Andes Líneas Aéreas, American Jet y Alas del Sur. Avianca quedó en suspenso por tiempo indefinido, mientras que Flybondi debe entregar la documentación que le falta antes de recibir el visto bueno oficial.

American Jet obtuvo los 17 destinos solicitados, entre ellos la ruta que conectará la ciudad patagónica de Neuquén con las islas Malvinas. Alas del Sur operará desde Córdoba a 21 ciudades, doce argentinas y nueve en el extranjero. A Andes Líneas Aéreas se le otorgaron siete rutas, con origen en el Aeroparque Jorge Newbery -el aeropuerto de vuelos domésticos y regionales de Buenso Aires- y la norteña ciudad de Salta.

Más información