Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa advierte sobre el aumento del consumo de drogas en Argentina

“Era un país de tránsito y ahora de consumo y hasta algo de producción”, dice el Sumo Pontífice.

Papa Francisco Ampliar foto
El Papa Francisco saluda a los fieles en el Vaticano. EFE

La preocupación de Francisco por el creciente protagonismo del narcotráfico y el consumo de drogas en Argentina escribe un nuevo capítulo.Ya cuando era Arzobispo de Buenos Aires, Bergoglio fue un asiduo concurrente a los barrios más carenciados y siguió (y sigue) desde cerca el trabajo que algunos representantes del clero realizan con los consumidores problemáticos. Su postura al lelgar al Vaticano ha sido todavía más firme, asumiendo el combate contra las mafias que motorizan ese negocio y convocando a jueces federales de Argentina para aunar el criterio en la lucha contra el crimen organizado. En febrero de 2015, Francisco había dicho: “Ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización. Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror”. Este jueves, el religioso volvió a mostrar su preocupación y pidió investigar el papel de “los bancos que se dedican al blanqueo del dinero sucio”.

El Sumo Pontífice pidió combatir el tráfico de drogas “con prevención plena y segura rehabilitación de sus víctimas” en un seminario sobre drogas organizado en el Vaticano, en el que reflexionó: “Pienso en mi patria: hace 30 años era un país de tránsito y ahora es un país de consumo y hasta algo de producción”. “Es un proceso que se da gracias al compromiso mafioso de los responsables”, denunció Francisco, quien agregó en su discurso que “la prevención de la droga siempre se ve frenada por mil y un problemas, la ineptitud de un gobierno y casi no existen programas de prevención de drogas. Una vez que avanzó y se radicó en la sociedad es muy difícil”.

El Papa señaló que “la droga es una herida en nuestra sociedad que atrapa a mucha gente en sus redes. Ellas son víctimas que han perdido su libertad a cambio de esta esclavitud de una dependencia que podríamos llamar química”. En ese sentido, hace algunos días, el padre Pepe, de la pastoral social y muy cercano a Francisco, pidió que se declare la “emergencia nacional en adicciones” y se mostró a favor de la legalización del uso terapéutico del cannabis, aunque no su cultivo, algo que muchos entienden como el verdadero combate a por lo menos una de las actividades del narcotráfico. Parte de esa misión comenzó a materializarse este miércoles en el Congreso, con la media sanción que recibió el proyecto de ley para garantizar esa medicina a los pacientes.

El simposio organizado por la Pontificia Academia de Ciencias fue realizado en la casona de Pío IV, donde estuvieron presentes varias personalidades mundiales, entre las que se destaca la reina Silvia de Suecia. También se presentaron los jueces federales de Argentina Daniel Rafecas, María Romilda Servini de Cubría, Zunilda Niremperger y Sergio Torres. Se espera que Francisco recibirá a solas a Rafecas –quien viajó junto a su mujer- antes de que el magistrado regrese a Argentina. El próximo 19 de diciembre, una Sala de la Corte de Casación debe decidir si nombra a un juez para que reabra el caso de la denuncia de Nisman contra la ex presidente Fernández de Kirchner, responsabilidad que Rafecas rechazó en dos ocasiones.

Más información