Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristina Kirchner elude cualquier responsabilidad en los escándalos de corrupción

“Alguien dio ese dinero al ingeniero López y no fui yo”, esgrime

La expresidenta Cristina Fernández hizo su descargo por internet. Ampliar foto
La expresidenta Cristina Fernández hizo su descargo por internet. EFE

En medio del escándalo provocado tras la detención de un importante cargo de su gobierno, que trataba de esconder 9 millones de dólares en un convento, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, finalmente rompió su silencio. Se rumoreó que iba a hablar en un acto o una conferencia. Sin embargo, la exmandataria eligió dirigirse “a los que son y se sienten parte de este proyecto” a través de su página cfkargentina.com en un mensaje en el que eludió cualquier responsabilidad.

“El dinero que el Ing.(José) López tenía en su poder, alguien se lo dio. Y no fui yo. Ni ninguno de los miles de militantes que integran este espacio político. Que nadie se haga el distraído. Ni empresarios. Ni jueces. Ni periodistas. Ni dirigentes. Cuando alguien recibe dinero en la función pública, es por que otro se lo dio desde la parte privada. Esa es una de las matrices estructurales de la corrupción a lo largo y a lo ancho de nuestra historia y de la universal”, expresa el párrafo más elocuente del texto, que también hace un descargo personal acerca de su función pública y aprovecha para tratar de desviar el tiro hacia la actual administración. La expresidenta no asume ningún tipo de responsabilidad política, ni siquiera in vigilando, en el escándalo de su subordinado, un hombre clave del núcleo duro del kirchnerismo.

Su versión deberá convencer a la Justicia, que podría citarla a declarar como testigo. El fiscal que investiga al secretario de Obra Pública kirchnerista por enriquecimiento ilícito, Federico Delgado, declaró que Fernández de Kirchner debería ser citada ante el tribunal si se amplían los delitos imputados al exalto cargo. "Si ubicamos a López para descubrir cuál es el origen del dinero, la trama de sentido, cuál fue la boca que alimentó su patrimonio, claramente que la expresidenta debería declarar. Ahora, si lo acotamos al enriquecimiento ilícito, no, porque es simplemente una cuenta", dijo Delgado a radio La Red. "Se le podría preguntar quién se le podría haber dado y por qué", sugiere Delgado en el caso de que Fernández de Kirchner sea llamada ante el juez.

El fiscal hace autocrítica por los ocho años sin avances de la causa por enriquecimiento ilicito contra López. Pero también reparte responsabilidades: "Sin monasterio, López no estaría preso. Y ese es otro rasgo de la Justicia argentina, que es que si no nos chocamos con los hechos, no llegamos. Los jueces y los fiscales no pueden ir por la calle buscando el dinero, pero acá un montón de organismos públicos estuvieron escrutando el patrimonio de López, y no lo lograron descubrir".

El escándalo ha provocado una grave crisis en las filas kirchneristas y ha dejado a sus simpatizantes en estado de shock. Para intentar recuperarse del golpe, la exmandataria recurrió al pasado. En los primeros párrafos del mensaje recuerda que gobernó para los que la “agredían e insultaban como nunca se hizo con ningún presidente en la historia”, opina que “ser mujer fue un agravante” y anuncia que se dirige “a quienes saben que en estos doce años y medio construimos derechos, como no se había hecho desde el primer peronismo (…) A quienes se rompieron el alma militando porque sintieron y sienten que, por primera vez en mucho tiempo, las utopias dejaban de ser solo eso y se transformaban en una vida mejor para todos los Argentinos (…) a quienes por primera vez, y en distintos lugares, se incorporaron a la política, porque los convoco un proyecto donde el amor por la Patria y la solidaridad con el prójimo”. “hoy siento y sé, que están profundamente dolidos como si alguien les hubiera pegado una trompada en el estomago”, reflexiona.

“A ellos quiero decirles que creo que palabras como repudiar, rechazar o condenar, no alcanzan. Yo quiero saber quienes son, ademas del Ing. López (Secretario de Obras Publicas durante mi gestión), los responsables de lo que pasó”, exclama, sin hacer mención alguna a quien fuera ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios durante ambos gobiernos krichneristas, además de hombre de confianza de Néstor Kirchner, Julio De Vido. El hombre más buscado por la prensa en estos días reapareció pero en la red social Twitter, medio que eligió para responderle al presidente de la Cámara de la Construcción, Juan Chediak, quien aseguró que tanto De Vido como Cristina Fernández conocían los manejos corruptos. De Vido cuestionó a Chediak por “hacer denuncias en los programas periodísticos y no en la Justicia o en sede administrativa como corrresponde”.

López, encarcelado bajo supervisión médica

José López gritó, intentó golpearse la cabeza y se sacudió todo lo que las esposas le permitieron antes de entrar a declarar este jueves ante el juez Daniel Rafecas. Su abogada había intentado evitar la comparecencia al alegar que su cliente sufría "ataques de pánico" y "alucinaciones", pero los médicos y psicólogos que le revisaron coincidieron en que su estado "era apto" para prestar declaración indagatoria.

Un día después, el diagnóstico ha cambiado: los médicos de la cárcel de Ezeiza ordenaron este viernes suspender su segunda declaración en otra causa, en la que debía responder de la acusación por tenencia ilegítima de arma de fuego, ya que llevaba un fusil encima cuando fue detenido. Los especialistas señalaron que no se encontraba en condiciones de ser trasladado hasta el juzgado.

El detenido está ingresado en el hospital penitenciario de la cárcel de Ezeiza bajo supervisión médica, después de que el juez Rafecas señalara que  muestra "actitudes que podrían afectar su integridad física".