_
_
_
_
_

La inflación en Chile es más alta de lo esperada en noviembre y ajusta las expectativas para el cierre de 2023

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del pasado mes ha variado 0,7%, más arriba que lo pronosticado por el mercado, que apostaba a un 0,2%

Inflación Chile
Compradores en el mercado central de frutas y verduras de La Vega en Santiago, Chile.Cristobal Olivares (Bloomberg)

Cuando todo indicaba que las preocupaciones por la inflación en Chile comenzaban a calmarse y el mercado internalizaba que el alza de los precios iría moderándose hacia fin de año, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) dejó claro que ciertas presiones alcistas aún continúan. El sorpresivo aumento de 0,7% del IPC de noviembre alertó al mercado que apostaba por un leve aumento en torno a 0,2% durante este mes. Con ello, explicó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la inflación acumulada en el año en el país sudamericano es de 4,5% de enero a noviembre y de 4,8% en 12 meses

Es una variación que muestra signos de que el alza del costo de la vida se está estabilizando en Chile, luego de haber alcanzado su nivel máximo en tres décadas en agosto de 2022 con un 14%. Sin embargo, el aumento de noviembre modifica las expectativas que el mismo ministro de Hacienda, Mario Marcel, había dado a conocer la semana pasada, cuando, junto con celebrar el alza de 0,3% del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de octubre, destacó que esos datos se complementarían con la cifra de IPC de esta semana. “Es probable que ya empecemos a ver una inflación por debajo del 4,5%”, adelantó hace unos días.

Esta mañana, tras conocer la variación de los precios de noviembre, el jefe de las Finanzas Públicas calificó el dato del IPC como una “sorpresa negativa”. “Esto lo que nos revela es que el IPC siempre está sujeto a volatilidad. Es una sorpresa que no nos gusta, pero que se inscribe dentro de una tendencia declinante de la inflación y que va a continuar en los próximos meses”, señaló.

Marcel adelantó que hay precios que van a estar ayudando a la baja, como por ejemplo, el de los combustibles. Y mencionó que estiman que la inflación cerrará el año con un aumento anual de 4,5%, y que durante la primera mitad del próximo año se acercará a la meta del Banco Central de 3%.

Durante noviembre, detalló el INE, 10 de las 12 divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual, mientras que una presentó incidencia negativa y una fue nula. Entre las divisiones con aumentos en sus precios destacaron alimentos y bebidas no alcohólicas (1,0%) y transporte (1,3%). En el primer grupo, las principales alzas estuvieron en hortalizas, legumbres y tubérculos que subieron 4,3%, mientras que las frutas tuvieron un aumento de precio de 4%. La papa, cuyo costo a consumidor subió 7%, también tuvo una incidencia importante, al igual que la carne de vacuno que subió 1,3%.

En el transporte, el principal ascenso estuvo marcado por el transporte de pasajeros por aire que aumentó 18,3%, subido por un alza de 0,7% de los combustibles y lubricantes para vehículos de uso personal.

La sorpresivas alza del IPC de noviembre, sin embargo, es vista con tranquilidad por el mercado, que estima que se trata de un afecto puntual y que de todas maneras seguirá cayendo hacia fin de año. “Estimamos que se debe a la suma de factores transitorios que generó una tormenta perfecta en el mes, pero que la velocidad de los precios continuará yendo en la dirección correcta en los próximos meses”, explica el economista de Econsult, Arturo Claro.

Para el experto, durante noviembre hubo un efecto similar a 2022 en las divisiones de Vestuario y Calzado junto a Equipamiento y Mantención del hogar, los que tuvieron una inflación negativa en octubre producto del CyberMonday (día de promociones en el comercio) y luego rebotaron fuertemente en noviembre. “El 2023 ocurrió lo mismo, vestuario cayó un 3,7% en octubre y aumentó un 3,2% en noviembre y equipamiento cayó un 1,6% en octubre y aumentó un 1,4% en noviembre”, apunta.

En segundo lugar, explica Claro, “se sintieron los efectos del fenómeno del niño y sus lluvias en los precios de los alimentos”, lo que explica el alza de las hortalizas, legumbres y tubérculos. Asimismo, el economista indica que “en noviembre no se alcanzó a reflejar en los precios de la energía la caída en los precios del petróleo y dólar a nivel internacional, pero ya en diciembre es altamente probable que veamos caídas en sus precios a medida que el MEPCO (mecanismo de estabilización de precios del petróleo) se va actualizando.

“Esperamos para diciembre una caída en los precios en torno a -0,1 y -0,2%, con la inflación cerrando el año en 4,3% y continuando su descenso durante el 2024″, es la proyección de Econsult para los meses que vienen.

La cifra de inflación es clave para adelantar cuál será la decisión del Banco Central en su próxima reunión de política monetaria que se realizará el 19 de diciembre. El último recorte de ente emisor de 50 puntos base en la tasa de interés, dejó insatisfechos al mercado que esperaba un ritmo más acelerado en la baja de tipos. Por lo mismo, tras conocerse el dato del IPC de hoy, las expectativas apuntan a un recorte de 75 puntos en la próxima cita del consejo de la institución autónoma.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_