“En la Alcaldía de Rodolfo trabajamos mucho por las mujeres de Bucaramanga”

Isabel Ortiz, asesora de género de Hernández durante su Gobierno en Bucaramanga, reconoce el machismo en las expresiones del candidato, pero defiende su gestión en la capital santandereana

Isabel Ortiz, en una imagen de archivo durante su trabajo en la Alcaldía de Bucaramanga.
Isabel Ortiz, en una imagen de archivo durante su trabajo en la Alcaldía de Bucaramanga.CORTESÍA

Isabel Ortiz no sabía mucho de Rodolfo Hernández hasta que recibió la invitación para ser la asesora en temas de género de su Alcaldía. Hernández la buscó junto a su hermano Gabriel, al que todos señalan el “cerebro” detrás de la campaña para llegar a la jefatura de Bucaramanga. Querían a alguien con experiencia para liderar, por primera vez, una oficina dedicada a la equidad de género en la capital de Santander. Fueron cuatro años que para Ortiz valieron la pena “trabajamos mucho por las mujeres”, dice. Estos días, cuando Hernández es señalado de machista por sus declaraciones, reconoce que hay razones para verlo así, aunque en su experiencia como su subalterna nunca se haya sentido discriminada ni con menos voz que sus compañeros.

Ortiz (66 años, Bucaramanga) se siente en una encrucijada. Es una feminista que reconoce y cuestiona las expresiones machistas del exalcalde, pero al mismo tiempo -dice- no puede dejar de defender su gestión en la Alcaldía. “Todas estas semanas han sido difíciles para mí. No puedo negar que su lenguaje es violento y ofensivo para las mujeres, pero en la práctica, al menos en lo que yo conocí, las mujeres recibían el mismo respaldo a los hombres. Siempre me respaldó en todo lo que propuse para mejorar las condiciones de las bumanguesas”, asegura por teléfono.

Isabel Ortiz ha sido columnista en temas de género del diario regional Vanguardia y fue la primera persona en abanderar una oficina pública dedicada exclusivamente para ello en Santander. Lo hizo bajo el mandato de Hernández en Bucaramanga, donde reconoce que tuvo que “trabajar con las uñas” porque era una oficina nueva y también porque, como coinciden varios extrabajadores, Rodolfo Hernández evita gastos y ahorra con los recursos públicos, como si fueran las cuentas de su casa. Pero no todo fue difícil y por eso Ortiz ha decidido salir a su defensa. “Nadie puede negar que él tiene que cambiar su lenguaje y pensar antes de hablar, pero desconocer que en su Gobierno delegó en las mujeres las responsabilidades más importantes y que dio un trato igualitario a hombres y mujeres sería injusto”, dice la exfuncionaria, que aclara que no le apoya activamente en esta campaña, como tampoco lo hizo en la de la Alcaldía.

“A Rodolfo le ha hecho falta recibir una cátedra de masculinidad no violenta, porque aunque es un hombre de 77 años, todavía puede corregirse, aprender”, dice Ortiz. Cuenta que durante su gestión lanzaron un taller sobre nuevas masculinidades para miembros de la policía, del Ejército, maestros, bomberos y funcionarios de la misma Administración. Más de 600 hombres participaron, pero entre esos no estaba el alcalde, al que Ortiz tuvo que corregirle más de una vez por sus declaraciones estigmatizantes y discriminadoras. “Algunas veces tuve que decirle: señor alcalde, usted no puede hablar así de las mujeres, de las trabajadoras sexuales. Han pasado los años y otra vez lo escuchamos decir lo mismo. Él es producto de una sociedad patriarcal y hay actitudes que no cambian de la noche a la mañana”, justifica Ortiz, una de las más de 30 personas que trabajaron en la Alcaldía de Bucaramanga con Hernández y que este fin de semana han firmado una carta respaldándole.

En el documento, exfuncionarios como Ortiz, comparten su experiencia en el Gabinete del ahora candidato a la Presidencia: “[Hernández] derrotó la desidia administrativa que había llevado al Municipio de Bucaramanga a una quiebra financiera sin precedentes que impedía el cumplimiento de las más elementales obligaciones administrativas, legales y sociales del Estado. Para lograrlo, su Gobierno diseñó e implementó rigurosamente un plan de saneamiento fiscal que redujo el déficit de la Alcaldía de 237.000 millones de pesos a cero y permitió reactivar proyectos de inversión pública que estaban paralizados”, señalan en la carta.

En el caso específico de la oficina de género y equidad, destacan que Hernández delegó en las mujeres el liderazgo en las secretarías de educación, infraestructura, salud, seguridad, hacienda pública y cooperación internacional, entre otras. La exfuncionaria cuenta que en las últimas semanas ha tenido que recibir críticas por ser una feminista que reconoce, desde su experiencia, la gestión de Hernández como alcalde .“Él es una persona educada dentro de unos parámetros masculinos tradicionales, donde es normal burlarse de las mujeres, insultar usando la palabra ‘prostituta’ y no está bien, ojalá entendiera que es equivocado decir esas cosas, pero mientras fui su asesora en temas de género, pudimos adelantar programas con mujeres víctimas de violencia de intrafamiliar, con madres cabeza de familia. Las mujeres, sobre todo las de barrios más populares, siempre estuvieron dentro de las prioridades”.

Ortiz no pretende hablar por las mujeres de su región, ni por el movimiento feminista que lideró hace más de 30 años y “que ahora es tan diverso y esperanzador”, como ella misma dice. Habla de su experiencia como la encargada de la oficina de género en la Alcaldía del candidato a la Presidencia de Colombia al que todos señalan de machista.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS