López Obrador defiende la actuación de Cuitláhuac García en la detención de José Manuel Río en Veracruz

El mandatario dijo que confía en el gobernador y rechazó los ataques de Monreal y Dante Delgado

El presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina el miércoles en la Ciudad de México
El presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina el miércoles en la Ciudad de MéxicoMexican presidency HANDOUT (EFE)

Veracruz se ha convertido en el epicentro de una disputa al interior de las distintas familias de Morena y en la diana del enfrentamiento hay un nombre que pasará Nochebuena entre rejas: José Manuel Río. La mano derecha de Ricardo Monreal, jefe de la bancada de Morena en el Senado, fue detenido el miércoles acusado de homicidio en lo que fue interpretado como una maniobra política hasta que este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la decisión judicial.

Según López Obrador el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, es “incapaz de cometer una injusticia” y pidió que no fuera descalificado por otros líderes políticos. “Le tengo mucha confianza al gobernador Cuitláhuac García, es uno de los mejores gobernadores que ha tenido Veracruz en mucho tiempo (…) es íntegro e incapaz de llevar a cabo una injusticia en contra de nadie”, dijo López Obrador durante la mañanera.

El día anterior un juez de control dictó prisión preventiva contra José Manuel del Río, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado y militante de Movimiento Ciudadano (MC), por su presunta participación en el homicidio de René Tovar, candidato de MC a la alcaldía de Cazones, Veracruz. Del Río, un estrecho colaborador de Ricardo Monreal, fue detenido la noche de ayer cerca de Tuxtepec cuando viajaba con su familia.

La respuesta no se hizo esperar y Monreal calificó la detención como un signo de “abuso de poder” en el marco de un “clima de persecución” impulsado por el gobernador Cuitláhuac García, de su propio partido. Monreal, inmerso en la carrera presidencial para suceder a López Obrador en 2023, dijo que la decisión de la Fiscalía está “alejada del principio de legalidad, es maquinada, inventada, construida artificialmente”. Para el jefe de la bancada de Morena en el senado Del Río es víctima de una persecución política que tendrá que ser reparada en la justicia.

El tono más duro fue el empleado por Dante Delgado, dirigente de Movimiento Ciudadano, quien amenazó con iniciar un proceso para la desaparición de poderes en la entidad. Por su parte, el coordinador de los diputados federales de MC, Jorge Álvarez Máynez, responsabilizó al Gobernador de Veracruz de abuso de autoridad por la detención de Del Río.

Cuando todos los dardos apuntaban a García, López Obrador se posicionó a favor del gobernador de Veracruz. Espero que las autoridades “resuelvan con apego a la verdad sobre todo, no solo con apego a derecho, sino que se vaya al fondo, se esclarezcan los hechos, y se resuelva, que haya justicia, eso es lo que pido”, dijo López Obrador. “Pero no descalifico al Gobernador Cuitláhuac, le tengo confianza, y corresponde a una instancia hacer la investigación. Si esas pruebas no son contundentes, no son válidas, pues se va a saber y se tiene que desechar y dejar en libertad a quien está siendo injustamente acusado en el caso de que no existiera ningún delito”, señaló.

Desde Palacio Nacional el mandatario exigió a los actores implicados “cero impunidad y también no fabricar delitos a nadie”. “No escudarnos que porque somos de un partido ya por eso no nos pueden hacer nada o tenemos fuero, sino legal, político, porque podemos acusar que nos están persiguiendo o hay lineamiento político”, dijo.

Del Río, secretario técnico del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado desde hace tres años, será presentado ante un juez en los próximos días por el asesinato de René Tovar, según la Fiscalía.

Tovar fue asesinado a balazos el pasado 4 de julio, dos días antes de las elecciones en las que buscaba la presidencia municipal de Cazones. Dos semanas después del crimen, cuando sus votos habían sido endosados a su jefe de campaña, Omar Ramírez, que pasó a ocupar su lugar, las autoridades anunciaron la captura de este último como principal sospechoso de la ejecución de Tovar. Se habló entonces de que su muerte fue un plan urdido por Ramírez para quedarse con la alcaldía. “Uno de los posibles involucrados, de acuerdo con las investigaciones, era su jefe de campaña”, dijo entonces López Obrador, que aseguró que Tovar había sido víctima de un crimen para arrebatarle el cargo. Casi seis meses después del caso ha dado un nuevo giro y sus implicaciones han llegado a lo más alto de la política nacional.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jacobo García

Es periodista en México, Centroamérica y Caribe. Fue corresponsal de El Mundo y Associated Press en Colombia antes de llegar a EL PAÍS. Editor Premio Gabo’17 en Innovación y Premio Gabo’21 a la mejor cobertura. Finalista True Story Award 20/21 y colaborador en varios libros colectivos sobre periodismo y América Latina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS