Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un argentino de 13 años que sufría acoso escolar se mata de un tiro en la cabeza

El menor faltó a la escuela y se disparó con el arma que su padre guardaba en casa

Escuela Técnica n°1 de Zárate.
Escuela Técnica n°1 de Zárate.

Un adolescente argentino de 13 años, que según su familia sufría acoso por parte de sus compañeros de colegio, murió el miércoles en el hospital donde se encontraba internado tras haberse disparado en la cabeza con un arma que su padre guardaba en casa. Su muerte ha generado una fuerte conmoción en Argentina, donde varios menores han protagonizado incidentes fatales con armas de fuego en las últimas semanas y el número de víctimas de acoso escolar crece año a año.

El menor, identificado como José, faltó el lunes al colegio sin el consentimiento de sus padres, su madre se enteró y le riñó. Al día siguiente, la mujer fue a hablar con las autoridades de la escuela técnica donde cursaba su hijo y cuando regresó a casa, en la ciudad bonaerense de Zárate, lo encontró tendido en el suelo con un disparo en la sien. El herido fue trasladado de urgencia al hospital e ingresado en la unidad de terapia intensiva, pero falleció a las 24 horas.

El hermano mayor de José, Damián, informó que su hermano cambió a mitad de año de escuela porque sus anteriores compañeros "lo maltrataban" y "le decían 'Obama' porque es morochito (moreno"). En declaraciones a la agencia oficial Télm, negó cualquier situación de violencia familiar. "Mi mamá no le pegó. Nunca nos pegó. Sólo discutieron, lo retó por haberse rateado (faltar a la escuela) como cualquier mamá, pero no hubo violencia", explicó. "Últimamente estaba muy tirado, por eso decidimos cambiarlo. Creo que lo que pasó tiene más que ver con eso que por el reto (reprimienda) de mi mamá", agregó Damián.

El inspector de Educación Secundaria de Zárate, Marcelo Sánchez, puso en duda la versión familiar al señalar que no consta ningún reclamo por acoso por parte de la familia o del estudiante fallecido. De acuerdo a lo declarado ante los medios por Sánchez, la madre del menor solicitó un cambio de centro educativo en agosto con el argumento de que "le resultaba muy costoso pagar el transporte, ya que la escuela le quedaba lejos del barrio".

La Fiscalía ha abierto una causa para establecer si se trató de un accidente o de una acción premeditada. Sánchez mostró su preocupación "por el acceso a un arma cargada por parte de un adolescente que estaba solo en su casa".

Según la ONG Bullying Sin Fronteras, entre marzo y septiembre de 2016 se denunciaron 1.561 casos graves de acoso escolar en escuelas primarias y secundarias de Argentina, un 33% más que en el mismo periodo del año pasado.

En los últimos meses se han registrado varios casos de menores de edad con armas de fuego. Hace una semana, un adolescente de 13 años mató con la pistola de su padre a uno de los ladrones que entró en su casa a robar. Un día después, un niño de 11 años mató accidentalmente a su hermana mayor, de 17, al disparase el rifle que habían comprado en su casa, en la provincia nororiental de Misiones. La situación se repitió meses antes en la provincia central de Santa Fe, cuando una niña de 10 años murió por el disparo accidental de su hermano, también menor, con el arma reglamentaria de su madre, policía.