_
_
_
_
_

Massa y Milei se miden en un último debate crucial antes de la reñida elección en Argentina

Los dos candidatos tienen la última oportunidad de enfrentarse cara a cara para defender sus propuestas para los próximos cuatro años

Debate presidencial de Argentina entre Javier Milei y Sergio Massa
Javier Milei y Sergio Massa, durante el debate del pasado 1 de octubre.Cámara Nacional Electoral

Una semana antes de que los argentinos elijan a su próximo presidente, los candidatos se enfrentarán este domingo en un tercer y último debate presidencial. La expectativa es enorme: el peronista Sergio Massa y el ultraderechista Javier Milei representan dos estilos antagónicos y dos visiones muy distintas del camino recorrido por Argentina en este siglo y de los pasos a seguir en los próximos cuatro años. El peronista Massa apuesta por mantener un Estado fuerte, aunque más eficiente; Milei, por reducirlo a su mínima expresión. Massa se caracteriza por un perfil dialoguista, su rival por una apuesta rupturista. Las encuestas muestran una ligera ventaja para Milei, pero también un número significativo de indecisos: sus votos el 19 de noviembre pueden decantar la balanza hacia cualquiera de los dos.

Massa, abogado de 51 años, lleva tres décadas inmerso en la arena política, y desde hace 14 meses encabeza el Ministerio de Economía en el Gobierno de Alberto Fernández. Bajo su gestión, la inflación se ha duplicado hasta el 140% actual y la pobreza ha superado la barrera del 40% (en los menores de edad llega al 57%), unos números que le hacen llegar magullado al ring televisivo. Sin embargo, tiene a su favor la experiencia frente a las cámaras, una gran rapidez de reflejos para argumentar y su dominio del lenguaje corporal.

Milei encarna a todos aquellos ciudadanos argentinos hartos de ver que, por más que trabajan no llegan a fin de mes. A todos aquellos que quieren un cambio para poner freno a la corrupción y a la inseguridad. Este economista ultraliberal de 53 años asegura que eliminará los privilegios de la casta y recortará el gasto público hasta equilibrar las cuentas estatales. Pero es un candidato inexperto y muy irascible, lo que le puede jugar una mala pasada en el debate. Tiene en contra también que sus propuestas económicas —como la dolarización— han sido rechazadas tanto dentro como fuera del país y sus propuestas sociales dinamitan consensos como la gratuidad de la educación y la sanidad públicas y la condena a la dictadura argentina, entre otras.

Massa ha hecho lo posible por despegarse del Gobierno del que forma parte e intenta convertir la segunda vuelta en una votación sobre Milei sí o Milei no. Sus últimos anuncios de campaña hacen énfasis en la violencia verbal de un rival que ha calificado al Papa de “representante del Maligno”, que quiere romper relaciones con Brasil —principal socio comercial de Argentina— y con China y que propone desregular el mercado de armas. Milei, en cambio, insiste en que Massa es una de las piezas clave del peronismo gobernante. Lo acusa de haber sido incapaz de dar respuesta a preocupaciones como el deterioro económico y la inseguridad. Para el candidato de La Libertad Avanza, la elección del domingo 19 es entre continuidad o cambio.

El tercer debate presidencial volverá a celebrarse en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y estará dividido en seis ejes temáticos: economía, relaciones exteriores, educación y salud, producción y trabajo, seguridad y derechos humanos, y convivencia democrática.

Sus reglas son distintas a las pactadas para los dos anteriores, celebrados antes de la primera vuelta del 22 de octubre, cuando eran cinco y no dos los candidatos en liza. Massa y Milei podrán moverse por el escenario cuando sea su turno de palabra y no estarán sujetos a un número máximo de réplicas. Esta vez no podrán llevar consigo material escrito o apuntes, una propuesta que intentó revertir sin éxito el equipo de Milei ante la Cámara Nacional Electoral. También tienen prohibido mostrar cartulinas, diarios o cualquier material gráfico ante la audiencia.

Los dos candidatos han pasado gran parte del fin de semana concentrados en el debate. Esta noche, a las nueve, saldrán al escenario y tendrán su última oportunidad de atacar cara a cara las propuestas del rival y defender las propias. Millones de argentinos los estarán mirando.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_