Silvina Batakis, una economista de bajo perfil para aplacar la guerra de poder en Argentina

La nueva ministra de Economía, de 53 años, es cercana al kirchnerismo y tiene buena relación con el presidente Fernández

La nueva ministra de Economía argentina, Silvina Batakis, con el presidente, Alberto Fernández.
La nueva ministra de Economía argentina, Silvina Batakis, con el presidente, Alberto Fernández.ESTEBAN COLLAZO (AFP)

Silvina Batakis (Río Grande, 53 años) fue en 2015 la persona elegida por el peronista Daniel Scioli para encabezar el Ministerio de Economía si ganaba las elecciones presidenciales de aquel año. El “nombramiento anticipado” del futuro Gabinete fue una de las razones esgrimidas por el diputado Máximo Kirchner sobre los motivos de la derrota electoral frente al liberal Mauricio Macri. Casi siete años después, esta economista y docente de largo recorrido por la gestión pública tomará posesión este lunes del Palacio de Hacienda. Su nombre fue consensuado entre el presidente, Alberto Fernández, y su vice, Cristina Fernández de Kirchner, para reemplazar a Martín Guzmán después del terremoto político que desencadenó su renuncia el sábado.

Nieta de inmigrantes griegos y alemanes, Batakis es la segunda mujer al frente de la cartera económica argentina, después de Felisa Miceli, quien la dirigió entre 2005 y 2007, con Néstor Kirchner como presidente. Nacida el 27 de diciembre de 1968 en la provincia de Tierra del Fuego (en el extremo sur de Argentina), Batakis vivió también en el norteño Chaco antes de ir a La Plata, 60 kilómetros al sur de Buenos Aires, para estudiar la licenciatura de Economía en la Universidad Nacional de La Plata.

“Silvina Batakis es una gran economista y una gran compañera de trabajo, que hizo una gestión enorme en la provincia de Buenos Aires, feminista y defensora de las cuestiones ambientales y de género”, la describió en una entrevista radiofónica la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti. La designación se conoció el domingo por la noche a través de un tuit suyo.

Batakis ocupaba hasta ahora la Secretaría de provincia en el Ministerio de Interior, desde donde cultivó buenas relaciones con los gobernadores, entre ellos también opositores. Estaba bajo las órdenes del ministro Eduardo de Pedro, uno de los hombres más cercanos a Fernández de Kirchner, quien reclamaba desde hace meses la cabeza de Guzmán.

Su máster en Economía Ambiental de la Universidad de York, Inglaterra, le abrió primero las puertas como asesora y después como directora de Economía Ambiental y Energías Alternativas del organismo de desarrollo sustentable de la provincia de Buenos Aires, donde transitó gran parte de su carrera política.

Tras haberse desempeñado como subsecretaria de Hacienda durante dos años, en 2011, el entonces gobernador bonaerense Daniel Scioli la nombró ministra de Economía provincial, cargo en el que permaneció hasta 2015. Fueron años difíciles, en especial a partir de 2012, cuando la presidenta Kirchner suspendió el envío de fondos nacionales a la provincia para castigar las ambiciones presidenciales de Scioli. Batakis debió buscar fuentes de financiación alternativas dentro y fuera del país. Con los números en rojo, Batakis redujo al mínimo la obra pública, subió impuestos y ajustó los sueldos docentes, lo que provocó numerosas jornadas de huelga en las escuelas públicas bonaerenses.

La oposición considera que la elección de Batakis en Economía es obra de la vicepresidenta, que ha optado por una economista de bajo perfil político para poder llevar el timón, aunque esta no se ha pronunciado hasta el momento sobre la designación.

Batakis hereda un ministerio convulso. Su predecesor no ha logrado frenar la inflación, que supera ya el 60% interanual y sigue en ascenso, y el país debe cumplir con los compromisos de reducción de déficit firmados con el Fondo Monetario Internacional para reestructurar la deuda contraída en 2018, a la que hoy no puede hacer frente.

Al igual que el presidente Fernández, Batakis ha compaginado la gestión pública con la docencia universitaria. Se desempeña en la cátedra Economía Ambiental de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) desde 2018 y en la cátedra Finanzas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNdAv).

Entre sus pasiones más conocidas está el fútbol. Hincha de Boca Juniors, la ministra ha compartido en sus redes sociales imágenes de partidos disputados en La Bombonera y fotografías de algunos de los ídolos xeneizes, como Carlos Tevez y Juan Román Riquelme, actual vicepresidente del club.

Con su nombramiento, serán tres las mujeres en el actual gabinete de Fernández, además de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la de Mujeres, Género y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS