Una guerra entre barras deja ocho hinchas colombianos apuñalados en Buenos Aires

El robo de una bandera de Racing Club desata una cacería de fanáticos del Deportivo Cali a bordo de un tren

Hinchas del Deportivo Cali muestran sus heridas después de la reyerta contra seguidores del Racing Club de Avellaneda, en Buenos Aires, el 25 de mayo de 2022.Vídeo: RR.SS.

Deportivo Cali y Racing Club no se cruzaron en un estadio en Buenos Aires. Sus hinchas, sin embargo, casi se matan a bordo de un tren. La guerra entre las barras bravas de ambos equipos terminó con una emboscada y ocho colombianos con heridas de armas blancas. Fue una verdadera cacería, que se gestó hace dos semanas, con el robo de una bandera de la hinchada colgada en el estadio del equipo argentino. La tensión escaló con mensajes cruzados en las redes sociales. Los colombianos exhibían eufóricos el botín y los argentinos prometían venganza. El jueves por la tarde fue, finalmente, el asalto. Unos 40 barras de Racing Club detuvieron un tren de pasajeros en Gerli, a las afueras de Buenos Aires, e irrumpieron en el vagón armados con cuchillos. Sabían que la presa estaba dentro.

Los hinchas de Deportivo Cali están en Buenos Aires para ver a su equipo, que esta noche enfrenta a Boca Juniors por la Copa Libertadores. El miércoles de la semana pasada, se presentaron en la cancha de Racing con la excusa de conocer el estadio. No llamó la atención: los colombianos tienen una vieja relación con la Guardia Imperial, como se llamaba la barra brava del equipo argentino antes de ser reemplazada por otra facción, llamada Los Pibes de Racing. Una vez dentro del estadio, los colombianos encontraron colgada en el alambrado perimetral la bandera de Burzaco, parte de Los Pibes de Racing. La metieron en un bolso y se fueron.

Luego la mostraron en redes e increparon a sus propietarios. Los de Racing amenazaron entonces con asesinarlos durante el “banderazo” que los colombianos tenían planeado realizar este miércoles en el Obelisco como previa al partido contra Boca. “Vamos a ir al Obelisco mañana, si quieren recuperar su trapo que vayan esas hediondas, a ver si es que van a perder con nosotros. No tenemos miedo. ¿Mafia? La mafia de Cali. La mafia argentina no nos importa”, dijeron.

No hubo tiempo para el banderazo. Los pasajeros del tren asaltado contaron en redes cómo fue la emboscada. “La barra de Racing se subió a mi tren en Gerli a buscar a unos colombianos. Nos metieron a todos en los vagones del frente y fueron a buscar al fondo. Después empezaron a golpear las ventanas de mi vagón amenazando. Están yendo con una silla de ruedas al vagón del fondo en Constitución así que evidentemente encontraron a uno y lo reventaron”, escribió un usuario llamado @agusdale.

“Estaban con botellas, con facas. Todos nos agachamos. Los de Racing nos decían que salgamos: ‘esto no es con ustedes”, contó Agustina Sturla, otra testigo, al canal de noticias TN. “Los colombianos ya venían peleando con un chico que llevaba la camiseta de Argentina. Deben haber pensado que era de Racing [tiene las mismas franjas celestes y blancas] y le decían que ellos tenían su trapo. Cuando entrar los de Racing los colombianos también sacaron chuchillos, fue una película”, completó.

La tensión bélica no ha desparecido, ni mucho menos. El “trapo” no ha aparecido y este jueves por la noche los hinchas de Deportivo Cali visitarán la cancha de Boca. Los de Racing prometieron aprovechar la ocasión para la venganza.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS