Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina registra 86.700 denuncias por violencia de género en 2017

El Indec difunde la primera estadística oficial de ataques contra mujeres

Una mujer porta una pancarta durante la marcha organizada por Ni Una Menos en octubre pasado.
Una mujer porta una pancarta durante la marcha organizada por Ni Una Menos en octubre pasado. EFE

El Indec, la oficina que realiza todas las estadísticas oficiales en Argentina, ha publicado por primera vez los datos registrados de violencia de género. Lo hizo en la víspera del Día Internacional de la Mujer, evidencia de la importancia que ha decidido darle el gobierno de Mauricio Macri a la cuestión. Según los datos recogidos en todos los juzgados y comisarías de Argentina, 86.700 mujeres denunciaron en 2017 algún caso de agresión física o psicológica. El número cuadriplica el registrado cuatro años antes, en 2013, cuando los casos sumaron 22.577. La subida merece una aclaración, porque la cifra de aquel año se basa en datos a veces parciales, aportados por decenas de organismos públicos y sin el rigor estadístico necesario. Pero ha puesto en evidencia, en cualquier caso, que el problema está lejos de resolverse.

Los datos del Indec registran todo tipo de denuncias o pedidos de asesoramiento ante organismos públicos. La cifra suma incluso si la presentación fue realizada por una misma persona, en ocasiones distintas. Con todos esos datos, el Estado creó el Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (RUCVM), que se difundirá todos los años y permitirá en el futuro comparar estadísticas.

Hasta ahora, eran organizaciones no oficiales, como la Casa del Encuentro, las más activas en el seguimiento de cifras, pero concentradas sobre todo en el número de feminicidios. Según el último informe de esta ONG, entre enero y diciembre del año pasado 295 mujeres fueron asesinadas por hombres, a un promedio de una cada 30 horas. La cifra fue la peor desde el primer registro, en 2008, e igualó el récord de 2013. El 51% murió en su casa y en el 83% la víctima conocía a su agresor. Los feminicidios dejaron, además, a 3.378 niños sin sus padres, el 66% menores de edad.

El Indec recoge ahora mucho más que los casos mortales, con la intención de dar un mapa más general del fenómeno de la violencia de género. El registro oficial encontró, por ejemplo, que las mujeres de entre 20 y 39 años suman el 60,2% del total de todos los casos reportados. Y pone también en evidencia que el 82.7% de las agresiones son responsabilidad de hombres que forman parte del círculo familiar de la víctima: el 45,5% eran pareja de la mujer agredida y el 36,9% su ex pareja. En el caso de las adolescentes, el 17,3% de los agresores fueron sus padres.

Como la estadísticas permiten hacer seguimientos de casos, pudo establecerse la frecuencia y la duración de las agresiones. El 23,8% de las mujeres dijo que su maltrato duró más de 10 años y el 40,5% entre 1 y 5 años. La mayor parte de los actos de violencia fueron psicológicos (86,9%), seguidos por los físicos, con el 67,4%. La violencia de género no se resuelve en Argentina, pese a la visibilidad que ha alcanzado en los últimos años.

Más información