Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesinato de una embarazada de 15 años en un robo conmociona Argentina

Dos delincuentes la matan a sangre fría mientras esperaba el bus para hacerse un control de parto

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, en un acto junto a policías, hace dos días. Ampliar foto
El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, en un acto junto a policías, hace dos días. Télam

El conurbano bonaerense, esa franja que va de la ciudad capital del país a la Buenos Aires agraria y que componen 24 partidos, sigue siendo el sitio con mayor densidad de población, con casi 10 millones de habitantes. Allí se acumulan múltiples problemas sociales; según un estudio realizado por el Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), siete de cada diez habitantes sufre inseguridad económica y, por ende, permanecen expuestos a todo tipo de delitos. En los últimos días, cuatro homicidios sacuden a los vecinos del sur que ya están cansados de vivir con miedo. El más resonante es el que sufrió la joven Jenifer Geraldine Trillo Julio, de 15 años y embarazada, quien fue asesinada a sangre fría por dos delincuentes que le robaron la mochila mientras esperaba el bus junto a su madre.

El suceso ocurrió a primera hora de este miércoles, en la localidad de Ingeniero Budge, dentro del partido de Lomas de Zamora (a 34 km al sur de la ciudad de Buenos Aires). La joven de 15 años, embarazada de 5 meses, esperaba el colectivo 532 junto a su madre Roberta Julia Calsin, de 46 años. Las mujeres iban juntas a un control ginecológico en la capital cuando fueron interceptadas por dos delincuentes con intenciones de robarles la mochila. Ninguna de las dos ofreció resistencia pero eso no le importó a los malvivientes, que le pegaron tres culatazos en la cabeza y un disparo a quemarropa que terminó con la vida de la menor. La madre comenzó a pedir ayuda a los gritos y eso alejó a los ladrones de la escena. El cuerpo de Jenifer permaneció mucho tiempo tendido en la parada del bus y, según el testimonio de los testigos, ni la ambulancia, ni la policía aparecieron. En consecuencia, la joven tuvo que ser trasladada al Hospital Municipal Materno Infantil Oscar Alende por uno de los vecinos, aunque llegó sin vida.

Fue el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, la primera autoridad que dio explicaciones sobre el hecho. El cargo de María Eugenia Vidal confirmó durante una entrevista radial que la autopsia concluyó que Jenifer prsentaba “un tiro en la cabeza sin orificio de salida”. “Ayer salimos a esperar al colectivo pasadas las 7 de la mañana, en ese momento venían dos chabones (una forma que se usa en Argentina para llamar a los chavales) de más de 20 años, le arrancaron la mochila, le pegaron en la cabeza muy fuerte tres veces”, relató Roberta, y agregó: “Estoy muy dolorida en este momento, me siento tan mal, apenas tenía 15 años, estaba embarazada de cinco meses, estaba estudiando, estaba llena de vida”. “El ladrón la tiró como a un perro. Estoy destrozada, no lo puedo creer, no sé cómo voy a continuar”, agregó la mujer a la señal de noticias C5N.

Los vecinos de Budge estallaron indignados tras el hecho, sobre todo, porque entienden que la ausencia policial responde a un nuevo caso de "zona liberada", como se denomina a la connivencia y/o el crimen organizado entre las fuerzas y la delincuencia. Es por ello que el próximo viernes se movilizarán bajo el lema “vecinos en alerta” y “ante el incremento del delito y el asesinato de una adolescente embarazada”. Se trata de la segunda marcha que los vecinos de Budge realizan en el año. La primera, motivó el desplazamiento del comisario de la seccional 10ª, Adrián Petroni, quien todavía no fue reemplazado. El caso de Jenifer se suma al de los jubilados Francisco Vázquez (86), de Villa Ballester; Rodolfo Coñuenao (77), de Rafael Castillo y el policía Pedro González (28), de Virrey del Pino.

Más información