Hallado el cuerpo de un astrónomo británico desaparecido hace 55 días cerca de un observatorio del norte de Chile

Carabineros encuentra los restos con el torso desnudo de Thomas Marsh, de 61 años, desaparecido desde el 16 de septiembre pasado

El Observatorio Europeo Austral en la región de Coquimbo (Chile), en una fotografía de 2019.
El Observatorio Europeo Austral en la región de Coquimbo (Chile), en una fotografía de 2019.RODRIGO GARRIDO (REUTERS)

Uno de los principales misterios para la policía chilena, la desaparición del astrónomo inglés Thomas Marsh, de 61 años, hace 55 días, ha tenido este jueves un hito clave, aunque el caso sigue sin resolverse. Unidades especializadas de Carabineros han encontrado su cuerpo en las cercanías del Observatorio La Silla, en la región de Coquimbo, en el norte chileno, famoso por la calidad de sus cielos y por concentrar el mayor porcentaje mundial de observación del universo. March, investigador de la Universidad de Warwick, había llegado a trabajar al observatorio el 14 de septiembre, como habitualmente ocurre en este centros que acoge a profesionales visitantes. Pensaba quedarse por cuatro noches y fue visto por última vez el día 16. Desde entonces, la Fiscalía concentraba esfuerzos por dar con su paradero, pero sin resultados. Tras un arduo trabajo de la policía, sus restos fueron hallados este jueves, poco antes del mediodía, hora local, en unos roqueríos, en una zona de altura y con el torso desnudo.

“Desde el primer minuto pusimos a disposición todos nuestros recursos humanos y logísticos para colaborar con la investigación y entregarle respuestas a la familia del desaparecido ”, ha explicado el jefe de la IV Zona de Carabineros, el general Juan Muñoz. La fiscalía había extendido las labores de búsqueda hasta el 15 de noviembre luego de encontrar su móvil y parte de su ropa en el sector.

El astrónomo Tom Marsh en una fotografía difundida en redes sociales, y a la derecha, las operaciones de búsqueda que realizaron los carabineros.
El astrónomo Tom Marsh en una fotografía difundida en redes sociales, y a la derecha, las operaciones de búsqueda que realizaron los carabineros.ESO / Carabineros Región Coquimbo (RR. SS.)

En septiembre, una colega de Marsh, Odette Toloza, comentó desde Alemania que Marsh había venido a Chile para realizar observaciones por cuatro noches y que conocía “muy bien el terreno”. Era especialista en acumulación y evolución de las estrellas binarias. En esa fecha, una de línea de investigación que se manejaba era que el investigador británico había salido a hacer trekking, como manifestó el propio fiscal Adrián Vega. “Se está investigando la zona con distinto tipo de tecnología, principalmente drones, imágenes satelitales y con personas recorriendo el sector. Son cerca de dos mil hectáreas”, dijo Vega el pasado 26 de septiembre.

La esposa y los hijos de Marsh arribaron a Chile hace algunas semanas para presenciar las labores de búsqueda. A través de un vídeo difundido a fines de octubre por la misma Fiscalía de Coquimbo, realizaron un sentido llamamiento a la población para colaborar con su búsqueda. “Por favor, ayúdennos a encontrarlo. El mejor recurso del que contamos es ustedes, la gente que podría haberlo visto”, dijo su hijo.

Su hija hizo una petición similar a la población de La Higuera, la localidad donde se encuentra el observatorio: “Intenten familiarizarse con el rostro de mi papá, intenten recordarlo y búsquenlo donde vayan. Y por favor, dígannos si le ven o lo han visto. Con solo una persona ya sería suficiente”. Junto con relatar que Marsh estaba muy contento con regresar a uno de los mejores observatorios del mundo, donde había trabajado y enseñado muchas veces, la esposa contó que mantenían las esperanzas de encontrarlo con vida: “Creemos de verdad que Tom está en un lugar y de que lo encontrarán”. La mujer le habló directamente a su esposo: “Dondequiera que estés ahora, Tom, aunque estés pasando momentos duros, no dudes ni un momento de que te queremos mucho y de que estamos contigo en cada momento. Esperamos siempre, pero si puedes, por favor, dinos dónde estás”.

Uno de los principales testigos del caso ha sido el estudiante británico que llegó junto a Marsh al Observatorio La Silla, donde planificaban realizar trabajos con los telescopios NTT, del Observatorio Europeo Austral (ESO, por su sigla en inglés). En los días posteriores a la desaparición colaboró con la policía y entregó su testimonio, difundido por la prensa chilena, donde relató que Marsh le había dicho “algo súper extraño” y lo había increpado por lo que consideraba poco compromiso con la profesión. Luego de colaborar con los investigadores, el estudiante regresó a su país.

El Observatorio La Silla cuenta con dieciocho telescopios, cinco de ellos construidos por la organización Observatorio Europeo Austral, mientras que otros son mantenidos en una buena parte por la ESO. Su ubicación, a unos 2.400 metros de altura, hizo especialmente difícil la búsqueda de Marsh, por tratarse de una zona precordillerana de difícil acceso, en la zona sur del desierto de Atacama, el más seco del mundo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS