Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina mantiene viva la protesta por el último desaparecido dos meses después

Una multitud se moviliza en reclamo de la aparición de Santiago Maldonado, tras 60 días de misterio

Los carteles con el rostro del joven Maldonado se multiplicaron en la plaza de Mayo. Ampliar foto
Los carteles con el rostro del joven Maldonado se multiplicaron en la plaza de Mayo. AP

La vida de la familia de Santiago Maldonado se detuvo el pasado 1 de agosto. Ese día, el menor de los hermanos desapareció tras participar de un corte de ruta que pedía la liberación del líder mapuche Facundo Jones Huala. Gran parte de la ciudadanía apunta desde entonces al accionar de la Gendarmería Nacional y la causa que investiga el paradero del artesano de 28 años tiene ahora un nuevo juez, Gustavo Lleral, tras la cuestionada labor de Guido Otranto, el mismo que ordenó que desarmaran la protesta. Este domingo, al cumplirse dos meses de la desaparición, una multitud se manifestó en Buenos Aires y otras ciudades del país para pedir la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Fue un acto convocado por los hermanos de Maldonado, Sergio y Germán, quienes también oficiaron de oradores, junto con Andrea Antico, esposa de uno de ellos. Sin embargo, se destacó la nutrida presencia de partidos políticos. Es que la causa ha vuelto a dividir a la sociedad entre quienes denuncian que el Estado es responsable de una desaparición forzada y aquellos que sostienen que se trata de una puesta en escena.

“Santiago, quiero que sepas que te quiero, cada día te extraño más. Necesito que aparezcas pronto, no puedo dejar de pensar en vos. Ojalá puedas escucharme y entiendas la demora en encontrarte. No es que no te busque y tampoco que no le importes a la gente, todo lo contrario, es mucha la gente que te quiere sin conocerte”, dijo Sergio Maldonado, quien leyó una carta junto a referentes de organismos de Derechos Humanos. El discurso de la familia apuntó contra la ministra Bullrich, a quien la multitud abucheó. “Vas a tener que tirar a un par de escuadrones, inclusive deberías tirarte vos por encubrir asesinos”, lanzó Germán, el otro hermano.

También hubo cuestionamientos para el presidente Mauricio Macri. “Quisiera preguntarle a Macri y a todos sus ministros donde está Santiago Maldonado. Que aparezca con vida urgente, por el bien de todos”, sentenció Sergio. Un día atrás, el hombre había expresado en una entrevista con el diario Clarín al respecto de Macri: “Si lo veo en una cuadra, cruzo de vereda. Es la máxima autoridad, podría haber enviado un mensaje para que las cosas se solucionen más rápido. No tengo nada para decirle. ¿Qué le voy a decir? ¿Que renuncie? Es ridículo. Lo vota la gente. A Macri habría que decirle que un país no es una empresa, que no es un negocio, que hay derechos humanos y sociales”.

“Cuando esta pesadilla comenzó, nuestro hermano Germán escribió una carta en la que pedía la ayuda de los gendarmes. Me ilusioné, creí que podía funcionar. Ahora estoy convencido de que no existe la bondad en los gendarmes ni en los jefes que participaron en la represión a la comunidad mapuche”, manifestó el hombre.

La manifestación llenó por completo la Plaza de Mayo y también las calles y avenidas cercanas. Se realizó en un marco de armonía, a pesar de un pequeño incidente que protagonizó un grupo de ocho personas durante la desconcentración, cuando resultaron agredidos algunos periodistas. El pasado 1 de septiembre, cuando se cumplió un mes de la desaparición de Maldonado, la marcha terminó con graves incidentes y una treintena de detenidos.

El premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, dijo a la prensa que “la responsabilidad de Gendarmería se sabe perfectamente. No pueden seguir ocultando esa responsabilidad”. Y se refirió a la designación del nuevo juez, quien el próximo martes se reunirá con Sergio Maldonado: “El otro juez (por Otranto) estaba muy condicionado del poder político. Esperemos que este actúe con la libertad e idoneidad que hacen falta”. Finalmente, se unió a las críticas contra el Gobierno al afirmar que “hoy el Gobierno no dialoga, reprime. Tiene que cambiar esta política represiva”.

Más información