Crisis en Venezuela

Argentina convoca de urgencia a Mercosur por la crisis de Venezuela

El régimen de Maduro está suspendido pero podría agravarse la sanción

Mauricio Macri reunido con Lilian Tintori en Buenos Aires.
Mauricio Macri reunido con Lilian Tintori en Buenos Aires.Presidencia argentina

Mientras la división en la Organización de Estados Americanos (OEA) complica la toma de decisiones por la crisis de Venezuela, otra institución clave a la que aún pertenece, Mercosur, se mueve rápidamente para aumentar la presión sobre Nicolás Maduro. Argentina, presidenta en este momento de Mercosur, ha convocado con urgencia mañana en Buenos Aires una reunión de los cancilleres de Brasil, Uruguay y Paraguay, los otros miembros de Mercosur, para tomar decisiones sobre la crisis venezolana. "Ante la grave situación institucional en la República Bolivariana de Venezuela, los Estados Partes signatarios del Tratado de Asunción han resuelto convocar una urgente reunión de Cancilleres el día sábado 1º de abril para analizar posibles vías de solución. Los países fundadores del MERCOSUR reiteran su inalterable apoyo a los principios fundamentales del Estado de Derecho y a la preservación de la democracia en la región latinoamericana", señala el comunicado oficial de la convocatoria.

En Argentina hay desde hace meses una división de opiniones sobre este asunto. La canciller, Susana Malcorra, siempre ha optado por una posición más suave y ha insistido en que son los venezolanos los que deben resolver este problema. Mauricio Macri, el presidente, siempre ha mantenido posiciones más duras y defendió incluso antes de llegar a presidente que Venezuela no es una democracia. Finalmente se impuso la posición dura y Argentina aceptó la idea de Brasil y Paraguay de suspender a Venezuela de Mercosur. Antes esta nueva escalada, aún hay otra posibilidad que es la expulsión.

Macri, que en una reciente entrevista con EL PAÍS y otros medios españoles insistía en que Venezuela "no es una democracia" no ha hablado públicamente sobre la escalada en Venezuela, pero ha dejado claro de qué lado está. En la tarde del jueves recibió en la Casa Rosada a Lilian Tintori, esposa del opositor Leopoldo López, encarcelado en Caracas, y le transmitió su "preocupación" por el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que reduce a una figura decorativa la Asamblea Nacional venezolana, dominada por el antichavismo. En un comunicado oficial, el gobierno argentino informó de que Macri llamó ante Tintori a "recomponer el orden democrático" en Venezuela" e insistió en "la necesidad de que se cumpla con un calendario electoral" que permita resolver la crisis. Tintori salió de la reunión, que duró 20 minutos, visiblemente satisfecha. "Venezuela es una dictadura y con los liderazgos fuertes de la región vamos a salir de esta dictadura y la forma de salir es con elecciones presidenciales este año 2017. El presidente Macri comparte esta idea, me dijo que eso es lo que tiene que pasar", dijo.

Macri no dudó en recibir a Tintori, quien se encontraba en Buenos Aires como parte de una gira para promover la liberación de su esposo y otros dirigentes que la oposición considera presos políticos. Si bien no hizo aún declaraciones públicas, el gesto de recibir a Tintori es toda una posición política. La mujer le pidió a Macri que pida por la libertad de su marido y que haga valer su "liderazgo regional" y presione por un adelantamiento de las elecciones generales, previstas para 2018. "Fue una reunión muy sensible, sincera, Macri se mostró muy impresionado porque en las últimas horas se ratificó la dictadura en Venezuela", dijo Tintori antes de dejar al sede del Gobierno en Buenos Aires.

El giro político que supuso el triunfo de Macri a la presidencia Argentina y la llegada del Michel Temer a la presidencia de Brasil impactaron en la posición del Mercosur hacia Venezuela, que perdió en el bloque un espacio importante de apoyos políticos. Suspendido del bloque común, el gobierno de Maduro denunció una "guerra de la derecha regional" contra el país. La nueva escalada encuentra a Caracas casi en soledad. De hecho Tintori ha sido siempre bienvenida en Buenos Aires, adonde ha viajado una vez más para recibir el apoyo en su batalla para lograr la libertad de su esposo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50