Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HUGO YASKY │REFERENTE DEL SINDICALISMO ARGENTINO

“Hay sindicalistas millonarios, pero son cinco o seis”

El líder de la central obrera CTA cree que “la corrupción sindical es una cuenta pendiente en Argentina”

Hugo Yasky en su despacho de la CTA, en Buenos Aires.
Hugo Yasky en su despacho de la CTA, en Buenos Aires.

Hugo Yasky (Ramos Mejía, 1949) es uno de los máximos referentes del sindicalismo argentino. Tras años de militancia sindical en el gremio docente (Suteba), encabeza desde hace una década la central obrera CTA.

Pregunta. ¿Por qué tiene tanta fuerza el sindicalismo en Argentina?

Respuesta. Porque se cohesionó alrededor de una idea política, el peronismo, que representó a los sectores populares y fue en contra de los ajustes, de la reducción salarial. Hay otros factores. El movimiento sindical desarrolló un sistema de asistencia social y hoy, por ejemplo, una tercera parte del sistema de salud de Argentina depende de obras sociales sindicales. El movimiento sindical, pese al descrédito de muchos de sus dirigentes, es algo que forma parte de la vida cotidiana y está en la conciencia de la mayoría de los trabajadores.

P. ¿Con cuánto dinero cuentan los sindicatos?

R. A un trabajador le supone un aporte de entre el 6% y el 9% de su salario

"Una tercera parte del sistema de salud de Argentina depende de los sindicatos"

P. ¿Es un problema no estar afiliado a un sindicato en Argentina, ya que tiene tantas ventajas?

R. Forma parte del sentido común de la clase trabajadora que cuando uno entra a trabajar se pone la ropa de trabajo y se afilia al sindicato, excepto quizás en los sectores de clase media-alta.

P. ¿Qué otras ventajas tiene estar sindicado?

R. El turismo sindical. En la ciudad de Mar del Plata, creo que unas dos terceras partes de su servicio de hotelería pertenecen a los sindicatos. El turismo sindical en Argentina debe ser el sector que mueve más turistas por temporada. No el que gasta más, pero sí el que mueve más.

P. ¿Cómo pudieron comprar todos los hoteles que tienen los sindicatos?

R. Algunos se contratan por temporada y otros se construyeron con la recaudación de los sindicatos, que es muy alta.

P. ¿Los fondos sindicales son siempre fuente de negociación con el Gobierno?

R. Sì, el Gobierno retiene los fondos de los trabajadores, que vienen a través de la AFIP. Cuando las relaciones se tensan, el flujo de los fondos tiende a reducirse y cuando los gobiernos quieren establecer relaciones más amistosas abren más la canilla.

P. ¿Hay mucha corrupción?

Hugo Yasky.
Hugo Yasky.

R. Sí. Hay corrupción, aunque no en todos los sindicatos. Hay dirigentes sindicales que hoy frente a la sociedad derraman en el conjunto una imagen negativa, pero los que podría calificar de corruptos se pueden cerrar dentro de este local, no son demasiados si se tiene en cuenta que en Argentina hay unos 3.000, la mayoría vive más o menos como los trabajadores que uno representa.

P. ¿Son realmente millonarios?

R. Algunos de ellos sí. Te diría que hoy en actividad debe haber 5 o 6 sindicalistas que tienen un nivel de vida que no se corresponde con su ingreso.

P. Puede ponerles nombre

R. Mejor no.

P. ¿Hay mafia?

R. Creo que no, se fue desmontando. Hubo un caso que es el del asesinato de un militante sindical ferroviario, Ferreyra, en 2010. Fue asesinado por una patota sindical. En Argentina hay barras bravas que son como una mano de obra que se puede contratar para ayudar en una confrontación sindical, como pasó en ese caso. Pero por primera vez se juzgó al autor intelectual, al dirigente sindical José Pedraza, que está condenado y en prisión. Pedraza comenzó siendo afiliado al Partido Comunista y terminó viviendo en Puerto Madero como un empresario, dueño de las empresas que tercerizaba el ferrocarril.

P. Es una excepción. ¿Por qué no se abren juicios por corrupción?

“El movimiento sindical va a entrar en erupción por las políticas de Macri”

R. Es una asignatura pendiente.

P. ¿Ajustar cuentas con la corrupción sindical es una asignatura pendiente?

R. Sí. Creo que es una cuenta pendiente acabar con la corrupción como un mal sistémico de la sociedad argentina y en ese pongo a los sindicatos como una expresión más. Hay otras más graves, en la justicia, en la política, en los grupos empresarios...

P. Usted, por ejemplo, ¿dónde vive?

R. Vivo en Olivos, en una casa de mi actual pareja.

P. ¿Cómo es posible que líderes sindicales permanezcan en el cargo 10, 20, 30 años?

R. Porque muchos sindicatos, sobre todo los de la CGT, tienen sistemas de elección indirectos que de alguna forma favorecen la permanencia de las estructuras sindicales. El voto directo que ejercemos otros sindicatos produce una participación más directa.

P. Pero incluso en su sindicato, usted ya lleva 10 años.

R. Ahora este sería mi tercer mandato como secretario general de la CTA. No hay limitación de mandatos porque la dan los afiliados, pero aunque no esté escrito, en la CTA tres mandatos es lo máximo.

P. Ningún Gobierno no peronista ha terminado su mandato. ¿Usted cree que Macri será una excepción? ¿Los sindicatos peronistas van a acabar con Macri?

R. Creo que Macri va a terminar su mandato.

P. ¿El Gobierno actual tiene apoyo sindical o se ha quedado sin él?

R. Sí, tiene parte de apoyo. La pasividad es también una forma de respaldo. El 29 de abril nos unimos todos los sindicatos en un gran acto, pero después el Gobierno logró desarticular una parte del sindicalismo.

P. ¿Cómo? ¿Con dinero?

R. Hubo una discusión en la que se mencionó el tema de la deuda con las obras sociales.

P. ¿A cuánto asciende la deuda?

R. Es una cifra enorme, se habló de 27.000 millones de pesos (unos 1.800 millones de dólares).

P. ¿El kirchnerismo está muerto?

R. Creo que no, que está golpeado por algunos casos escandalosos de corrupción y ensimismado en la búsqueda de un camino que le permita retomar la iniciativa. Creo que no está terminado porque en el pueblo argentino hay mucha gente que se siente en la orfandad, pero piensa que los mejores años que vivió fueron los 13 años de kirchnerismo.

P. ¿Qué pasa con todos esos millones de trabajadores que en Argentina trabaja en negro? ¿El sindicalismo no les perjudica?

R. No todo el sindicalismo. Nosotros creemos que la principal asignatura que tiene el movimiento sindical es resolver el 35% de trabajadores que están en negro. El movimiento sindical en Argentina está sufriendo las consecuencias de un ajuste económico muy fuerte y se están generando los tiempos de una reacción. Así como la primera burbuja que señaló que había un volcán activo fue el acto del 29 de abril, no tengo duda de que va a entrar en erupción porque las políticas de Macri lleva a mucha gente a la desesperación. Hay gente que no tiene opciones: o come dos veces al día o paga las tarifas.

Más información