Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo escrache a un exministro kirchnerista

Pasajeros de un vuelo de American Airlines a Miami abuchean a Carlos Zannini

El discurso del Gobierno de Mauricio Macri que invoca al diálogo y al fin de la confrontación choca con la tensión social que se vive en las calles argentinas. La última víctima de la ira ciudadana ha sido el exsecretario de Legal y Técnica Carlos Zannini. En 24 horas, el exfuncionario kirchnerista ha sufrido dos escraches, primero en el estadio de Boca Juniors y ayer a bordo de un avión de American Airlines rumbo a Miami. Con gritos de "ladrón" y "caradura", varios pasajeros de la aeronave abuchearon al que es considerado uno de los hombres de máxima confianza de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Los viajeros lo insultaron por volar con la compañía estadounidense en vez de hacerlo con la empresa de titularidad pública Aerolíneas Argentinas, nacionalizada por el kirchnerismo. Ante la falta de respuesta de Zannini, que permaneció inmutable en su asiento, los pasajeros se tomaron selfies con él y le pidieron que se fuera "a Santa Cruz", la provincia patagónica en la que los Kirchner comenzaron a edificar su poder y en la que se ha refugiado la expresidenta desde que dejó el poder, el pasado diciembre.

Solo un día antes, el exfuncionario fue increpado por hinchas de Boca Juniors en La Bombonera, durante el superclásico que los xeneizes disputaron contra River Plate. Zannini, que fue candidato a vicepresidente en la fórmula encabezada por Daniel Scioli en 2015, es socio e hincha de Boca, un club relacionado con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y asiduo del estadio. Entre los insultos de los hinchas se escucha "ladrón" y "devolvé lo que te robaste". El escrache fue grabado por numerosos teléfonos móviles y viralizado a través de las redes sociales.

Zannini no es el único político argentino en haber sufrido protestas espontáneas en Argentina en los últimos meses. Hasta ahora, el principal blanco de la ira ciudadana han sido  Desde Macri hasta el ministro de cultura de Buenos Aires, Darío Lopérfido, pasando por la vicepresidenta, Gabriela Michetti y la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, han sufrido escraches.

El escrache nació en Argentina con la recuperación de la democracia. La agrupación de derechos humanos Hijos, integrada por hijos de detenidos desaparecidos, impulsó el escrache como herramienta en momentos en que los militares que habían sido condenados por los delitos cometidos durante la última dictadura se paseaban por el país como ciudadanos comunes, aprovechando el beneficio del indulto que les otorgó el ex presidente Carlos Menem. Más adelante, en el estallido de la crisis económica de 2001, el calvario fue transmitido a los políticos que llevaron al país a la ruina.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >