_
_
_
_

Una “mancha de hidrocarburos” frente al glaciar Perito Moreno pone en alerta a Argentina

Parques Nacionales denuncia a una de las empresas concesionarias ante la Justicia por la posible contaminación

contaminacion en el Parque Nacional Los Glaciares
Turistas observan el Perito Moreno desde un barco, en noviembre de 2021.Natacha Pisarenko (AP)

El glaciar Perito Moreno es una de las joyas naturales de Argentina. Sus 250 kilómetros cuadrados de hielos blanco y azul cristalino fueron un imán para atraer a más de 700.000 personas en 2023 hasta el Parque Nacional Los Glaciares, en el extremo sur del continente sudamericano. Los visitantes pueden contemplar de frente la imponente muralla de 60 metros de altura. También, contratar una excursión para ver el glaciar más famoso de Argentina desde el agua e incluso caminar sobre él. El impacto del turismo en un ecosistema tan protegido ha sido siempre motivo de preocupación, pero la amenaza provocada por una mancha de más de 15 kilómetros en las aguas del lago que bañan al glaciar ha puesto en alerta a vecinos, guías de turismo y autoridades.

El lago Argentino es el más grande de la Patagonia argentina y sus aguas son prístinas y profundas. La primera señal de alarma la dio un guardaparques el 11 de abril. Avisó que el brazo Rico que se veía un reflejo anómalo en el agua que parecía indicar la presencia de algún tipo de residuo, según la reconstrucción hecha por teléfono desde Parques Nacionales. Uno de los guías locales que también lo vio lo describió para el diario Clarín como “una mancha de hidrocarburos, lo más probable, algún derrame provocado por las embarcaciones que cruzan el lago”.

La mancha, al lado derecho de la imagen, en las aguas del Brazo Rico del lago Argentino.
La mancha, al lado derecho de la imagen, en las aguas del Brazo Rico del lago Argentino.Cortesía

En esa zona está el muelle de la empresa de turismo Hielo y Aventura y enfrente, la hostería Los Notros, en obras de remodelación. Pese al riesgo de contaminación, las autoridades tardaron una semana en reaccionar. La primera inspección ocular se ordenó el 19 de abril y se hizo en condiciones meteorológicas tan adversas que fue incompleta. Diez días después, el 22 de abril, se dio la segunda señal de alarma: dos guardaparques que estaban como turistas por la zona “vieron que del motor de popa de una embarcación salía hollín”, indicaron desde Parques Nacionales.

En ese momento se avisó a Prefectura Naval —responsable de la seguridad en los ríos, lagos y aguas costeras de Argentina— y se obligó a la empresa a dejar amarrado el barco. Tras levantar un acta de infracción, se presentó una denuncia penal para que la justicia investigue si ha cometido un delito ambiental.

La lenta respuesta aumentó el impacto del vertido. Hizo también que los guías de la provincia patagónica de Santa Cruz, donde se encuentra el Glaciar Perito Moreno, pidiesen explicaciones a la dirección del parque. “Hemos visto fotos y videos de toma directa de guías y turistas de la embarcación Alacalufe, propiedad de Hielo y Aventura, vertiendo dentro de las aguas del Lago Argentino - Brazo Rico, un líquido negro proveniente de su motor“, denunciaron dos asociaciones de guías en una carta. “Se ven manchas de este líquido, de más de 15 kilómetros, en fotos satelitales flotando desde el glaciar Perito Moreno a la deriva hacia el Brazo Sur”, advirtieron. Los guías criticaron que la embarcación no fue frenada de inmediato tras el primer aviso sino que durante varios días se mantuvo en funcionamiento sin dejar de arrojar líquido al lago.

Una semana después de haber enviado el pedido de informe, los guías siguen sin haber recibido una respuesta. Quedan así en el aire interrogantes como cuál fue el elemento contaminante vertido por la embarcación, por qué ocurrió, qué protocolos existen para evitar vertidos accidentales y qué medidas se tomarán para reparar cualquier daño ambiental causado.

La principal hipótesis de las autoridades es que se trata de algún desecho del motor, aunque no descartan que se trate de residuos de otro tipo. Los resultados de los análisis del agua, que se conocerán en los próximos días, serán determinantes para esclarecerlo.

La empresa denunciada, Hielo y Aventura, no devolvió las llamadas ni el correo electrónico de EL PAÍS para conocer su versión.

Desde Parques Nacionales creen que el daño ambiental provocado es menor — “Aclaremos que no fue un derrame de petróleo, no hay animales bañados en petróleo ni costas manchadas”— pero entienden la gran repercusión de lo ocurrido debido a la importancia del Perito Moreno como Patrimonio Mundial de la Unesco y a “la exposición mediática que tiene” dada la gran afluencia de turistas.

Este glaciar, el más famoso de los 49 que forman el campo de hielo sur, ya había sido motivo de preocupación unos meses atrás, cuando los científicos advirtieron que su masa comenzaba a dar señales de retroceso. Desde 2020 hasta finales del año pasado, perdió 700 metros de hielo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_