_
_
_
_
_

Milei llega a EE UU para explicar sus planes económicos de gobierno

El presidente electo argentino, que al llegar a Nueva York visitó la tumba del rabino Schneerson, tiene previsto reunirse con representantes del FMI y el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en Washington

El presidente electo de Argentina, Javier Milei, visita la tumba del rabino Schneerson en el cementerio judío de Montefiore, al este de Nueva York. EFE/Ángel Colmenares
El presidente electo de Argentina, Javier Milei, visita la tumba del rabino Schneerson en el cementerio judío de Montefiore, al este de Nueva York.Angel Colmenares Ángel Colmenares (EFE)

“Mis aliados son Estados Unidos, Israel y el mundo libre”, le gusta decir al presidente electo de Argentina, el ultra Javier Milei. Su primer destino internacional tras derrotar en las urnas al peronista Sergio Massa ha sido Nueva York y desde allí, este mismo lunes se desplazaba a Washington, en un viaje relámpago que mezcla relaciones diplomáticas con comerciales y espirituales. El objetivo es “explicar el plan económico” que pondrá en marcha el nuevo Gobierno cuando asuma el próximo 10 de diciembre, según informaron desde La Libertad Avanza (LLA), el partido de ultraderecha encabezado por Milei.

En la capital estadounidense, el presidente en ciernes tiene previsto reunirse con representantes del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. También pasará por la Casa Blanca, aunque no se verá con el presidente estadounidense, Joe Biden, con quien ya habló por teléfono cinco días después de su triunfo electoral.

Según ha apuntado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, el presidente estará ausente de Washington, para asistir en Georgia a las exequias de la exprimera dama Rosalynn Carter y para participar en una serie de actos económicos en Colorado. Sí le recibirá, en cambio, el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y quizá otros altos cargos de ese órgano de la oficina presidencial. Kirby no ha precisado si entre ellos podría encontrarse el responsable de la política hacia América Latina en esa institución, Juan González.

“Lamentablemente, el presidente no podrá verse con (Milei) porque va a estar viajando por el país. Pero desde luego queremos seguir buscando formas de colaborar con Argentina”, ha declarado Kirby. En la Administración demócrata hay interés en escuchar al jefe de Estado electo: “Argentina es un socio dinámico en este continente para muchos asuntos. tenemos muchas ganas de escuchar las ideas del presidente electo y ver hacia dónde quiere dirigirse en cuestiones de política, y garantizar que mantenemos abiertas las líneas de comunicación”.

En la llamada del viernes pasado, Milei y Biden se habían mostrado de acuerdo en “la importancia de continuar construyendo sólidas relaciones bilaterales”, según un comunicado de la Casa Blanca.

En este primer viaje tras su victoria electoral viajan junto al próximo presidente su hermana y mano derecha, Karina Milei; el futuro jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el empresario Gerardo Werthein, amigo personal de Bill Clinton y cuyo nombre suena como próximo embajador argentino en Washington; el exsecretario de Finanzas macrista y posible ministro de Economía en el nuevo Gabinete, Luis Caputo; el estratega en comunicación Santiago Caputo y el embajador estadounidense en Argentina, Mark Stanley.

Nada más tocar suelo estadounidense, la comitiva se dirigió a la tumba del rabino Menachem Mendel Schneerson, más conocido como “el rebe de Lubavitch”. Se trata de un lugar sagrado para el judaísmo, que Milei ya había visitado con anterioridad para pedirle su bendición para ser elegido presidente de Argentina. “Esta bendición se hizo realidad”, declaró Milei al diario israelí Kfar Jabad días atrás.

Según la agenda difundida por LLA, Milei tenía previsto reunirse con el expresidente Bill Clinton y con inversores y banqueros de Wall Street antes de volar hasta Washington para reunirse con autoridades del FMI. Argentina recibió un cuantioso préstamo de 44.000 millones de dólares por parte de este organismo en 2018, pero ha sido incapaz de devolverlo en tiempo y forma incluso tras haber renegociado las condiciones.

En una primera conversación telefónica con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, Milei le expuso los pilares de su plan económico: un duro ajuste fiscal para equilibrar las cuentas públicas, una reforma monetaria que prohíba la emisión del Banco Central y la reforma y achicamiento del Estado. “El Fondo se mostró colaborativo para encontrar las soluciones estructurales que la Argentina necesita”, informó días atrás sobre la comunicación.

Durante la campaña electoral, Milei dejó claro que las relaciones diplomáticas de Argentina iban a dar un giro brusco si llegaba al poder. Pese a las diferencias ideológicas con el demócrata Joe Biden, Milei se ha mostrado dispuesto a alinearse con Estados Unidos y tomar distancia con el Gobierno de China, al que rechaza “por comunista”. Su postura contrasta con los vínculos estrechos que ha mantenido el actual presidente argentino, Alberto Fernández, con ambas potencias.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_