Cristina Kirchner carga contra la fiscalía en su defensa en el juicio por corrupción

Los abogados de la vicepresidenta argentina aseguran ante el tribunal que la acusación contra ella carece de fundamento. Kirchner acusa a los fiscales de “mentir descaradamente”

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.
La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.SILLE CRIS / TÉLAM (Europa Press)

Cristina Fernández de Kirchner se defiende ante la Justicia. El equipo legal de la vicepresidenta arremetió con dureza contra los fiscales que solicitaron 12 años de cárcel contra ella por considerarla la jefa de una asociación ilícita creada para enriquecerse con dinero de la obra pública. En el primer día de alegatos de la defensa de Kirchner, sus abogados señalaron que la acusación contra ella es “falsa y sin fundamentos” y advirtieron que ya fue juzgada con anterioridad.

“Durante nueve jornadas escuchamos un alegato en donde, habiéndose olvidado todo lo que se dijo en este juicio, se formularon y sustanciaron las mismas acusaciones que se venían mencionando desde 2008 y luego desde 2016. Como si el juicio no hubiese existido”, dijo el abogado Carlos Beraldi en referencia a la acusación realizada por el Ministerio Público Fiscal.

“Es inédito. Es perseguida cinco veces por el mismo delito: asociación ilícita”, agregó Beraldi al citar otras causas contra ella que han sido archivadas. El abogado planteó que hubo “mala praxis” por parte de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola para elaborar la acusación contra Kirchner al dar por hecho que hubo irregularidades en la finaciación de las obras públicas de la provincia de Santa Cruz, en el extremo sur del país. “Jugamos un partido en cancha inclinada. Vamos a demostrar cómo se construyó la acusación”, señaló.

A lo largo de toda la semana, el equipo legal de Kirchner buscará echar por tierra las pruebas presentadas contra la expresidenta de Argentina. Los fiscales sostienen que entre 2007 y 2015 ella encabezó una asociación ilícita que defraudó millones de pesos al Estado a través de la adjudicación de obras públicas viales en la provincia de Santa Cruz al empresario Lázaro Báez, muy cercano a los Kirchner y quien fue condenado a 12 años de cárcel por lavado de dinero en 2021.

Al terminar la primera jornada de alegatos, la vicepresidenta argentina reforzó la tesis de sus abogados a través de las redes sociales. “[Beraldi] probó en forma documentada —como debe hacerse en cualquier juicio— que Luciani y Mola mintieron descaradamente. Él, por decoro profesional, lo llamó mala praxis”, escribió Kirchner en Twitter.

Tres semanas atrás, la vicepresidenta había denunciado que el juicio que enfrenta es en realidad “contra todo el peronismo” y consideró que se trataba de una “ficción” sin pruebas. Kirchner culpó a los fiscales de adoptar el guión de los medios de comunicación afines a la actual oposición política y aseguró que la sentencia en su contra “ya estaba escrita”.

El juicio contra Kirchner y una docena de colaboradores —entre los que destacan el citado Báez, el exministro de Planificación Federal Julio de Vido y el exsecretario de Obras Públicas José López— comenzó en mayo de 2019. Se espera que el Tribunal Oral Federal 2 de Buenos Aires dicte sentencia antes de que termine el año.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS