Asesinada Alejandra Ironici, pionera de la lucha trans en Argentina

La activista, primera mujer transexual en ser reconocida por el Estado sin intervención de la Justicia, fue hallada con quemaduras en su casa

Alejandra Ironici, durante una manifestación.
Alejandra Ironici, durante una manifestación.@PSsantafe (RR. SS.)

Alejandra Ironici, de 45 años, fue asesinada este domingo por la noche en la ciudad de Santa Fe, en el noreste de Argentina. Emblema de la lucha por los derechos LGTB, Ironici fue la primera mujer transexual en ser reconocida como tal en su documento de identidad sin tener que recurrir a la Justicia. El decreto de 2012 que ratificó su identidad fue punta de lanza de una década de militancia incansable, en la que también consiguió ser funcionaria del Gobierno de Santa Fe y la primera docente transexual en el sistema público de la provincia. Su sobrino halló su cuerpo sin vida este domingo, en la casa que compartían en la zona norte de Santa Fe. La policía ha detenido a la última pareja de la activista: el hombre intentó incendiar la casa y huyó en el coche de su víctima.

Alejandra Ironici fue pionera. Dos meses antes de que Argentina sancionara la Ley de Identidad de Género que regularizaba el trámite, consiguió que un decreto del Gobierno de la provincia de Santa Fe pidiera al Registro Civil que reconozca su identidad y cambiara el género de su cédula y su partida de nacimiento. Fue en marzo de 2012. “Lo único que hice fue elegir una vida diferente. Ese condicionamiento implicó que se me niegue un montón de derechos”, dijo en su momento y, tras años de militancia por el reconocimiento de sus derechos, el resto de su vida y su lucha pasaron por el ojo público.

En octubre de ese año, comenzó a trabajar como asistente administrativa en un hospital de su provincia y se convirtió en la primera mujer transexual que accedía a un cargo público por concurso. En 2013, se convirtió en la primera presidenta vecinal electa en asamblea en la ciudad de Santa Fe y fue la primera mujer trans argentina en realizarse una cirugía de reasignación de sexo en un hospital público. “Estamos legitimando el acceso a la salud pública para las compañeras trans”, defendió antes de la operación, criticada por sectores conservadores que no aceptaban que el sistema público la costease como establece la ley.

El año pasado, Ironici volvió a marcar un hito: fue la primera mujer trans que accedió a un puesto docente en el sistema público, dando clases como sustituta.

La Fiscalía de Santa Fe investiga el caso como transfeminicidio. Según recogen los medios locales, Ironici fue encontrada con quemaduras y cortes en el cuerpo en medio de una habitación en llamas. El sospechoso del asesinato, un hombre de 32 años, fue detenido este lunes. El coche de la víctima fue encontrado a 10 minutos de su casa, frente a otro domicilio donde se encontraba el hombre.

En los 10 años desde que Alejandra Ironici logró el reconocimiento de su identidad por el sistema público y Argentina sancionó la Ley de Identidad de Género, 12.655 personas modificaron sus documentos de identidad para reflejar su identidad. El colectivo avanzó en el reconocimiento de otros derechos, como la ley de cupo laboral sancionada por el Senado en junio del año pasado. Sin embargo, la violenta muerte de una de sus referentes refleja el camino que falta por andar: el colectivo tiene una esperanza de vida que no supera los 40 años. Alejandra Ironici tenía 43.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS