Estados UnidosEstados Unidos

“Un 70% de los votantes republicanos sigue creyendo que hubo fraude electoral”

La corresponsal de EL PAÍS en Washington, Amanda Mars, recuerda cómo vivió la jornada del asalto al Capitolio

Un hombre ondea una bandera frente al Capitolio durante el asalto.Foto: EL PAÍS | Vídeo: EPV

El asalto al Capitolio sembró la semilla de una gran desconfianza en el sistema electoral estadounidense que, doce meses después, continúa existiendo. Un 70% de los votantes republicanos creen que hubo fraude electoral en las elecciones presidenciales de 2020 y que Joe Biden no es un presidente legítimo. Esta tendencia de descrédito al sistema, “lejos de agrietarse, ha cobrado fuerza”, asegura la corresponsal en Washington de EL PAÍS, Amanda Mars, quien narra la crónica en imágenes del asalto al Capitolio en el vídeo que acompaña a esta noticia.

Tan solo media hora después del discurso del entonces presidente Donald Trump desde la Casa Blanca frente a miles de sus seguidores, a quienes incitaba a “marchar hacia el Capitolio para animar a nuestros valientes senadores y congresistas [a no ratificar el resultado de las elecciones]”, los primeros manifestantes se agolpaban frente a las puertas del Capitolio. Fue cuestión de minutos hasta que la multitud consiguió abrirse paso hasta el interior del edificio que alberga las cámaras de representantes y del senado, donde en ese momento el vicepresidente Mike Pence presidía la sesión en la que, ceremoniosamente, tendría que reconocer a Biden como presidente electo. Tras el asalto, la sesión fue interrumpida y lo que siguió fueron cuatro horas aciagas en las que, más allá de imágenes pintorescas, cinco personas perdieron la vida, tanto seguidores de Trump como policías. La muerte de una de las manifestantes incluso fue grabada en directo. En esos momentos, congresistas y senadores demócratas y republicanos rezaban juntos en un refugio subterráneo del edificio.

Ya de madrugada, pocas horas después de despejar el edificio de insurgentes, Nancy Pelosi convocó a la Cámara de Representantes para retomar la sesión, un acto simbólico que quiso reafirmar el músculo del sistema y demostrar la victoria del orden tras una tensa jornada de violencia.

Normas

Más información

Archivado En