Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina advierte de que el Mercosur está “cerca de aplicar la cláusula democrática” a Venezuela

El canciller Jorge Faurie anticipa que el bloque se reunirá de urgencia la semana que viene en Lima

Mauricio Macri abre la cumbre de presidentes del Mercosur realizada el 21 de julio en Mendoza, Argentina.
Mauricio Macri abre la cumbre de presidentes del Mercosur realizada el 21 de julio en Mendoza, Argentina. EFE

El Mercosur está cerca de dar un paso más en la presión internacional contra Venezuela. El canciller argentino, Jorge Faurie, confirmó desde Buenos Aires que el bloque que su país comparte con Brasil, Uruguay y Paraguay “no está lejos de aplicar la cláusula democrática” contra Caracas. Será la respuesta diplomática a la elección de una Asamblea Constituyente, una decisión política que Faurie consideró prueba de que en Venezuela “ya no hay democracia”. El canciller anticipó que los cancilleres del Mercosur se reunirá de urgencia la semana que viene en Lima. Allí decidirán si la suspensión preventiva que pesa sobre Venezuela, producto de su demora en adaptar su legislación al bloque, se convertirá en una sanción política.

Las declaraciones de Faurie ratificaron el contenido de un comunicado difundido por la cancillería el mismo día de las elecciones y antes de conocer el triunfo proclamado por Nicolás Maduro. En el texto, Argentina calificó de “ilegal” la consulta y advirtió no reconocerá los resultados. El canciller dijo ahora que analizarán sanciones concretas. “El Mercosur tiene abierto el proceso del protocolo de Ushuaia, un registro de que la democracia en Venezuela no está vigente. Esto obliga a un diálogo entre el Gobierno y la oposición, pero por parte del Gobierno no está clara la voluntad de entablar ese diálogo. Está enzarzados en una lectura propia de los resultados de la elección”, dijo Faurie en declaraciones a radio Mitre. Para el canciller, la situación en Venezuela deja “pocas esperanzas” a una solución. “Los 14 muertos son el anuncio de que lo que viene es peor. Los que estamos fuera lo que podemos hacer es decir ‘paren con esta insensatez’, pero no hacen ningún gesto para aliviar la situación”, dijo.

Venezuela inició en 2012 el proceso de ingreso el Mercosur. Hugo Chávez era presidente y la región miraba con simpatía a la revolución bolivariana. Pero el año pasado, tras el giro a la derecha en Brasil y Argentina, los socios del bloque exigieron a Venezuela que cumpla en tiempo y forma con la adecuación de su normativa nacional a las leyes del bloque. Cumplido el plazo, fue suspendido. Durante la última cumbre de presidentes del Mercosur, realizada en Mendoza hace diez días, los socios advirtieron que a la suspensión por “cuestiones formales” podría seguirle una por “cuestiones políticas” si Maduro insistía en sus planes de una Constituyente sin apoyo opositor. La declaración final no incluyó una amenaza formal por pedido de Uruguay, pero dejó en claro que el ambiente político regional ya no era propicio para Maduro. Faurie insistió hoy con ello, aunque admitió que las eventuales sanciones del Mercosur tendrán pocos efectos concretos.

“La cláusula democrática de Ushuaia es una medida sancionatoria de carácter declarativo, es decir que yo declaró que el Mercosur no reconoce a Venezuela como un país donde este vigente la democracia. Por eso nos vamos a reunir la próxima semana en Lima [en la la reunión de cancilleres latinoamericanos que Perú ha convocado al margen de la Organización de Estados Americanos (OEA)] para formular un pronunciamiento más firme. ¿De qué sirve esto a los venezolanos? De poco, pero sanciones más duras siempre afectan al pueblo, porque los jerarcas tienen asegurados los medios para vivir”, dijo el canciller.Argentina rechazó incluso retirar a su embajador porque “se pierde un actor que está en esa zona”. Faurie recordó que Brasil lo hizo en el pasado y ahora lo ha devuelto porque “es necesario tener un interlocutor que conozca la zona y que se mantenga en contacto con la oposición”.

Argentina es uno de los dos “grandes” del Mercosur junto con Brasil, país al que pasó la presidencia pro tempore del bloque hace menos de dos semanas. Brasilia también repudió la Constituyente en Venezuela, pero no ha dicho, al menos por ahora, que desconocerá los resultados. En un comunicado emitido la noche del domingo, el ministerio de Relaciones Exteriores brasileño dijo que la jornada electoral confirmó “la ruptura del orden constitucional en Venezuela". “Ante la gravedad del momento histórico por el que pasa Venezuela, Brasil insta a las autoridades venezolanas a suspender la instalación de la Asamblea Constituyente y a abrir un canal efectivo de entendimiento y diálogo con la sociedad venezolana", sigue el texto, según informa Flávia Marreiro desde São Paulo.

Más información