Elecciones en Argentina

La bolsa de Buenos Aires recibe la noticia con una caída del 5%

Inversores materializan beneficios tras un año de subidas; algunos dudan del plan de Macri

Una mujer que camina este lunes frente al edificio de la bolsa de Buenos Aires.
Una mujer que camina este lunes frente al edificio de la bolsa de Buenos Aires.IVAN ALVARADO (REUTERS)

El próximo presidente de Argentina es un hombre que durante más de 20 años fue empresario y está rodeado por economistas liberales y exejecutivos de multinacionales, pero su victoria electoral fue recibida este lunes con una caída de más del 5% de la bolsa de Buenos Aires. ¿Los inversores están disgutados con el triunfo de Mauricio Macri? No es eso. La mayoría de los analistas señala que desde que Macri sorprendió con un buen resultado en la primera vuelta del 25 de octubre y se situó como favorito para la segunda las acciones argentinas habían subido de media un 25% y que lo que hicieron este lunes fue vender, una vez conocido el resultado electoral, algunas acciones para materializar beneficios. Sin embargo, otros opinan que las últimas señales de Macri de que aplicaría un ajuste gradual y no inmediato del cepo (control cambiario) y la cotización del peso preocupa a los operadores.

“Se cumple la premisa de que los mercados compramos con el rumor y vendemos con la noticia”, explica Héctor Strassera, de la sociedad de bolsa Arpenta. “En las últimas semanas se había hecho mucha diferencia”, añade el operador. En lo que va del año hasta el pasado viernes el índice de la pequeña bolsa porteña, el Merval, había subido el 56,5%. Otros colegas de Strassera, Ignacio Corsiglia y Juan José Vázquez, coinciden con su interpretación.

La acción que más ha subido en el año es la de la constructora Caputo, un 620%. Se trata de la empresa de Nicolás Caputo, compañero de colegio, amigo, asesor y deudor de Macri, según consta en su declaración patrimonial. Una compañía de Caputo, SES, ha sido beneficiada con diversos contratos de obras públicas por un total de 123 millones de dólares en ocho años de gobierno de su amigo en el ayuntamiento de Buenos Aires.

La prima de riesgo de Argentina baja y se acerca poco a poco a la de Brasil 

“Las acciones argentinas venían ganando mucho, sobre todo en comparación con los otros mercados latinoamericanos y emergentes, que vienen en caída”, destaca Vázquez, de la sociedad de bolsa Cohen. Los mercados ya venían ilusionados desde 2013 con una retirada del kirchnerismo y confiaban en que cualquiera que ganara las presidenciales, incluso Daniel Scioli, apoyado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, supondría un giro económico. “Lo que sí pasó es que hay gente que pensaba vender más caro lo que había comprado, pero se dio cuenta de que era mejor vender ahora”, añade Vázquez.

Otros factores también explican el comportamiento de la bolsa. Strassera reconoce que desde el pasado jueves Macri empezó a poner en duda si liberará el cepo cambiario el primer día de gobierno, el 10 de diciembre, con la consiguiente devaluación del peso. A algunos inversores de Wall Street no convence la figura del único portavoz económico al que Macri permitió hablar al final de la campaña, Rogelio Frigerio, más moderado que otros economistas de su alianza política, Cambiemos. “El mercado ve vacilación. Todos pensaban que había que hacer un shock, pero ahora reconocen que si no hay un acuerdo con los empresarios y los sindicatos para que la devaluación no se traslade a los precios habrá conflicto social”, analiza Strassera. De todos modos, el operador considera que el Gobierno de Macri podría conseguir divisas si elimina por un periodo acotado los impuestos a la exportación de soja, que serían los únicos que el próximo presidente mantendría en pie. En Argentina rigen estos tributos desde 2002, cuando una devaluación del peso y la subida de los precios internacionales de las materias primas beneficiaron a los exportadores. Pero en la actualidad el peso está caro y los productos básicos, baratos.

Corsiglia opina que a largo plazo la victoria de Macri es buena para los mercados y “por ahora no se puede decir que algo de su plan no haya gustado”. También atribuye parte de la caída de las acciones de los bancos este lunes a la medida que el presidente del Banco Central, el kirchnerista Alejandro Vanoli, adoptó este sábado para obligarlos a vender la mitad de sus activos en dólares, de modo de contener las expectativas de devaluación del peso.

Otro factor detrás de la caída radica en la prevista unificación del mercado cambiario. El control ha creado varias plazas paralelas a la oficial, donde el dólar cotiza a 9,68 pesos. Si se triangula con acciones, el llamado dólar ‘contado con liqui’ se puede conseguir a 14,50 pesos. Si se unifican los mercados cambiarios, se prevé que ambas cotizaciones converjan. Si es así puede que las acciones caigan porque ya no interese tanto comprarlas para hacerse de dólares en un país en el que esta divisa está restringida desde 2011 pero en el que pronto volvería a conseguirse sin obstáculos, según analiza Vázquez.

Los títulos públicos reaccionaron de forma positiva al resultado de Macri. La prima de riesgo bajó este lunes a 454 puntos básicos, un nivel similar al de 2011, es decir, previo al cepo cambiario. Está cada vez más cerca de la de Brasil, de 386. Y eso que Argentina está en suspensión de pagos por el juicio de los ‘fondos buitre’ mientras que su vecino se encuentra en recesión pero abona su deuda en tiempo y forma.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción