_
_
_
_
_

El fútbol sudamericano celebra un premio consuelo al quedarse con la inauguración del Mundial 2030

La Conmebol se adelanta a la FIFA al anunciar que la Copa del Mundo del centenario se disputará en tres continentes distintos

El Estadio Centenario de Montevideo, futura sede de la inauguración del Mundial 2030.
El Estadio Centenario de Montevideo, futura sede de la inauguración del Mundial 2030.Marcelo Campi

El fútbol sudamericano ha sido derrotado en su intento de volver a organizar una Copa del Mundo, pero festeja llevarse un premio consuelo. El Mundial 2030 de fútbol masculino, que marcará el centenario tras la primera edición realizada en Uruguay 1930, comenzará en su continente de origen, Sudamérica, aunque solo en sus tres primeros partidos. Uruguay, Argentina y Paraguay serán sede de la inauguración de un mundial que luego seguirá –los 101 encuentros restantes– en su sede central repartida entre España, Portugal y Marruecos, según anunciaron este mediodía dirigentes de la Conmebol en una imprevista conferencia de prensa realizada en su sede de Asunción, Paraguay.

Hasta ahora, la FIFA solía elegir las sedes de sus mundiales en congresos en los que votaban todos sus países afiliados, y en principio tenía previsto anunciar la sede del de 2030 en 2025. Pero, tomada por sorpresa por el adelanto de los dirigentes sudamericanos, ha tenido que salir a confirmar a través de un comunicado que, de acuerdo a lo votado esta mañana por el Consejo de la FIFA, el Mundial 2030 se jugará en seis países de tres continentes diferentes, América del Sur, Europa y África.

Ocurrió todo de repente. A primera hora de la mañana de este miércoles, el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, compartió una danza triunfal en sus redes sociales. “Sale otro bailecito porque se viene algo mundial para todos los fanáticos del fútbol”, escribió, acompañado de un meneo celebratorio, y antes del mediodía, incluso adelantándose a la FIFA, las cuentas de la Confederación Sudamericana de Fútbol informaron: “Creímos en grande. El Mundial Centenario 2030 comienza donde todo se inició. ¡Uruguay, Argentina y Paraguay serán sedes de los partidos inaugurales del Mundial Centenario”.

Lejos de asumir el reparto de sedes como un bálsamo o una derrota a las aspiraciones sudamericanas de organizar la Copa del Mundo en su integridad, Domínguez festejó lo que será el sexto Mundial en Sudamérica, aunque el primero de manera parcial –solo tres partidos, uno en cada uno de los países mencionados-, tras las ediciones de Uruguay 1930, Brasil 1950, Chile 1962, Argentina 1978 y Brasil 2014. “Vamos a festejar el centenario en Uruguay, Argentina y Paraguay”, ha celebrado el dirigente paraguayo, mientras agradecía al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y adelantaba lo que hasta entonces nadie sabía: que la Copa del Mundo de 2030 se jugará en tres continentes distintos. La FIFA publicó un comunicado casi una hora después felicitando a España, Portugal y Marruecos –los grandes triunfadores de la pugna-como anfitriones del mundial.

“En Sudamérica tendremos tres partidos inaugurales y tres fiestas inaugurales, y no solo eso: será también el lugar de los festejos previos” celebró Domínguez. “El Mundial va a comenzar aquí, en Uruguay. No hay estadio más icónico en el mundo que el Centenario”, dijo el titular de la Conmebol con relación al mítico escenario de Montevideo que recibió al primer Mundial, el de 1930, en el que participaron 13 países, solo cuatro de ellos europeos. Aunque la FIFA tenía argumentos deportivos para que aquel primer Mundial se jugara en Uruguay, cuya selección había ganado los dos Juegos Olímpicos previos, los de 1924 y 1928, el larguísimo viaje en barco desalentó a la mayoría de los países de otros continentes. La Celeste también ganaría esa primera Copa del Mundo tras vencer 4-2 en la final a sus vecinos argentinos en el clásico rioplatense.

“Argentina también recibirá un Mundial después de 1978 y Paraguay será sede por primera vez en su historia”, agregó el dirigente, que luego confirmó: “Y de acá vamos a Europa, donde se va a jugar (el resto del torneo) y el Mundial”. Aunque aún no hay confirmación oficial, lo más probable es que el escenario argentino sea el estadio Monumental de River Plate, sede también del Mundial 1978, recientemente modernizado y con capacidad para 86.000 espectadores, el más grande de Sudamérica. En Asunción, la selección local suele jugar en el estadio Defensores del Chaco, aunque Domínguez matizó: “Paraguay será sede porque es la casa de la Conmebol”.

Consultado sobre si Sudamérica puede recibir más de tres partidos, además de los inaugurales, respondió que por ahora “esto es lo acordado”, al tiempo que lamentó que Chile, que también se sumaba a la candidatura 2030, se haya quedado afuera del reparto de sedes “por decisión de la FIFA”, aunque adelantó que “no vamos a dejar de trabajar para que también esté”.

Funcionarios de la Conmebol durante el anuncio de la candidatura conjunta de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay para hospedar el Mundial 2030, en el Estadio Centenario de Montevideo.
Funcionarios de la Conmebol durante el anuncio de la candidatura conjunta de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay para hospedar el Mundial 2030, en el Estadio Centenario de Montevideo.Sandro Pereyra (Getty Images)

Según adelantó el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison, las tres selecciones sudamericanas que serán sede del Mundial 2030 ya tienen garantizada su participación, por lo que no tendrán que competir en las Eliminatorias. “Ya estamos clasificados los tres, es muy importante”, dijo. La principal favorecida parece ser justamente Paraguay, el país de Domínguez, que no participa en un Mundial desde Sudáfrica 2010. A su lado, Ignacio Alonso, líder de la Asociación Uruguaya de Fútbol, aseguró: “Vamos a tener el mejor Mundial de todos los tiempos”.

“Tengo ganas de seguir bailando. Peleamos por ser sede, y lo logramos”, agregó Domínguez, con relación al primer video que había compartido en sus redes sociales por la mañana, aunque ese triunfo no sea más que haberse asegurado tres partidos de los 104 que, a partir de Estados Unidos-México-Canadá 2026, tendrán los Mundiales ampliados a la participación de 48 países. Pero a la vez, nada más clásico que volver al lugar de partida, Montevideo, también sede de la primera final, que jugaron Uruguay y Argentina. Un premio simbólico, además, para el continente del vigente campeón del mundo, la Albiceleste.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_