Bling bling y ceros en el banco. Estos son los conciertos en vivo más caros de 2022

De Bad Bunny a Dua Lipa, Paul McCartney, The Rolling Stones y regresa. Estos son los conciertos más codiciados en el mundo actualmente

Pese a las crisis financieras, las transformaciones alrededor de la industria del entretenimiento y un panorama incierto, la música en vivo sigue cotizando al alza, conectando con los grandes públicos alrededor del mundo, quienes no tienen empacho al pagar sumas considerables de dinero para ver a su artista favorito.

Y es que el grado de conexión y experiencia en vivo aún es aún algo sumamente cotizado por los fans, quienes saben que no hay formato, tecnología o calidad de audio que se asemeje a la energía y emoción detonada por ver a nuestro grupo o artista del momento interpretar esos temas que nos conmueven hasta la médula.

Pese a que la industria musical y del entretenimiento también han atravesado por dos últimos años complejos derivados del confinamiento y las restricciones en el mundo, su reactivación no sólo nos habla de una demanda hambrienta de conciertos, sino de una oferta que puede darse el lujo de sacar jugosos dividendos, incluso a través de formatos online.

Asistir a conciertos en 2022 será más costoso en términos generales, especialmente si hablamos de los grupos, músicos y artistas top del momento, quienes pese a emprender prolongadas y extenuantes giras no pueden atender plenamente la pasión de cada ciudad o localidad en la que se presentan.

Como ejemplo más visible nos encontramos con uno de los espectáculos más esperados del año, la gira World’s Hottest Tour del cantante puertorriqueño Bad Bunny, uno de los de mayor demanda en todo el mundo. Tan sólo en México, sus conciertos contemplados para el mes de diciembre de 2022, los cuales sus localidades ya se encuentran agotadas, han superado la cifra de 50 mil pesos en reventa (cerca de 2,400 dólares).

Entre más grande, icónico o famoso sea el artista, más costoso puede ser el concierto. Y pese a que estamos ante una selecta corte de personalidades que pueden darse el lujo de cobrar cerca de 500 dólares por una entrada, sin importar las economías o condiciones financieras de sus públicos, el verdadero reto lo tienen los bolsillos de los fans de más de un grupo o cantante.

De un Bruno Mars, quien encabezó el top de artistas que más dinero recaudó por ciudad previo a la pandemia (cerca de 4 millones 902.118.07 dólares), a los nombres recurrentes de todos los tiempos como U2, Fleetwood Mac, Elton John o Metallica, de 2019 a la fecha los conciertos más codiciados nos hablan de un panorama diversificado generacionalmente y en cuanto a estilos musicales se refiere, desbancando desde hace ya casi una década al rock y al pop, posicionando a géneros como el trap, la electrónica EDM y el reggaetón en la cima.

Para el cierre de 2019, la cantante estadounidense Pink registró un beneficio bruto de 215.2 millones de dólares con 68 conciertos y 1.918.933 entradas vendidas, aunque este rendimiento dista de justificarse por ser una de las entradas más costosas del mundo del espectáculo musical.

Tras los difíciles 2020 y 2021, este año comienzan a reactivarse los conciertos y festivales con medidas de seguridad, en medio de una industria un tanto lacerada y aún cautelosa, pero que intentará recuperar el tiempo perdido.

Al día de hoy, la relación de entradas de los diez conciertos más costosos, al cierre del último semestre es la siguiente, de acuerdo con el estimado de diversas publicaciones especializadas como Fortune, Forbes y Pitchfork (precios en dólares):

1. The Rolling Stones-624

2. One Direction-420

3. Maroon 5-364

4. Eagles-354

5. Justin Timberlake-339

6. Roger Waters-314

7. Beyoncé-282

8. Fleetwood Mac-282

9. Pink- 270

10. 10. Paul McCartney-241

Normas

Más información

Archivado En