Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tú también puedes escribir la historia

La Wikipedia es una fabulosa fuente de información, pero en ella quedan expuestos los mismos sesgos que tiene la sociedad. Contra esas desigualdades Patricia Horrillo puso en marcha Wikiesfera, un espacio en el que romper brechas como las de idioma, género o cultura occidental

Si la historia de Patricia te ha hecho pensar y tú también quieres ayudar a esta causa para cambiar el mundo

ACTÚA

A los 16 años, cuando muchos jóvenes solo piensan en salir de fiesta con los amigos (algo muy lógico, por otra parte), Patricia Horrillo (Madrid, 1977) se presentaba ante el alcalde de su ciudad para exponerle un problema que le quitaba el sueño. Tras reunir un buen puñado de firmas que había recogido pateándose institutos y llamando a las puertas de los vecinos, solicitó al consistorio la colocación de contenedores de vidrio y papel en las calles. “Me di cuenta de lo importante que era el reciclaje a raíz de unos fascículos de divulgación científica que compraba mi hermano, que relataban cómo sería nuestro futuro. Me impresionó lo que contaban que iba a ocurrir con el papel, los desperdicios...”, comenta esta periodista y fundadora de Wikiesfera.

El fascículo la llevó a movilizarse, pero las firmas recogidas y su carta redactada con todo mimo cayeron en saco roto. Dicen que lo importante en esta vida no es lo que te pase sino la actitud que tengas ante lo que te suceda. En este caso, ese primer escollo no acabó con el espíritu combativo de Patricia, que siempre fue muy curiosa; le gustaba investigar y, luego, contárselo a la gente. Su madre siempre dijo que sería escritora, y de la escritura al periodismo hay solo un paso.

Patricia Horrillo es la periodista que está detrás de Wikiesfera, un espacio de reflexión y formación para la edición en Wikipedia que nació en 2015 y que pretende acabar con las diferentes brechas de la famosa enciclopedia virtual, a saber: de género, de idioma, de occidentalismo… Fijémonos, por ejemplo, en la brecha de género: ¿cuántas mujeres científicas aparecen en los libros de texto? Si le preguntamos a cualquier niña por nombres de científicos seguramente podrá mencionar varias figuras masculinas pero, ¿y mujeres? ¿Se le ocurrirá alguna más allá de Marie Curie? Y no solo eso: ¿cuántas referencias aparecen a otras culturas que no sean la occidental? ¿Qué informaciones hay, por ejemplo, de los pueblos indígenas? ¿Y de otras lenguas?

Esta invisibilización de las mujeres y de las minorías –lo que no se nombra, lamentablemente, no existe–, esta falta de referentes en determinados ámbitos no se da solo en el papel: Patricia descubrió que también acontecía en una de las herramientas de documentación más utilizadas en la actualidad: la Wikipedia.

El punto de inflexión

Horrillo no pudo entrar en Periodismo por seis centésimas, así que primero cursó estudios de Filología Inglesa con Marketing y Comunicación, lo que le permitió irse un año a Estados Unidos: “Me abrió mucho la mente respecto a cómo se investiga allí, a la diversidad. Investigar, además, en un momento en el que Internet era una herramienta muy primitiva”.

Una sesión de Wikiesfera.
Una sesión de Wikiesfera.

La idea de que todo el mundo pueda contar lo que está pasando, sin necesidad de tener una licenciatura para hacerlo, de tener “un sello que te acredite”, la vivió después de estudiar Periodismo en Barcelona y el detonante fueron las voces de los ciudadanos que no tenían cabida o, si la tenían, era de forma sesgada, en los medios de comunicación. Se percató de la necesidad de que hubiera una narración colectiva desde muchos puntos de vista; no se estaba interpretando lo que pasaba en las plazas, en las calles, “Y también me percaté de que necesitábamos una herramienta en la que se pudiese volcar todo aquello que estábamos viviendo en España y fuera de ella”.

En ese momento, Horrillo estaba desarrollando, junto a Pablo Soto y Stéphane Grueso, un proyecto paraguas para aglutinar todas esas narraciones ciudadanas. “Nos propusieron hacer una wiki, la 15Mpedia. Las wikis son herramientas que permiten documentar de forma colaborativa. Al ser una contribución distribuida, facilita que personas en diferentes lugares del mundo aporten al mismo lugar”.

Hay muchas wikis, aunque la más conocida es la Wikipedia que, tras 17 años de vida, ha superado aquella manida frase de “cómo te vas a fiar de la Wikipedia si la puede escribir cualquiera”. A Patricia esa frase le dio qué pensar: “Parece que algo escrito de forma colaborativa es algo malo, como si el cualquiera fuese algo aberrante”. ¿Debes ser doctor honoris causa para escribir sobre una materia? Horrillo defiende que nadie cuestionó jamás quién escribía la enciclopedia Larousse, esa que acumulaba polvo en casa de nuestros padres. Nadie cuestionaba su selección de contenidos, lo que aparecía y lo que no. Se aceptaba sin más y además, lo que aparecía en la enciclopedia iba a misa. La Wikipedia, además, cuenta con editores especializados y filtros automáticos para corregir las vandalizaciones que pueden aparecer en un medio de edición colectiva. “El debate de la fiabilidad a estas alturas ya está superado. Si Wikipedia no fuera fiable la gente no la usaría”, recuerda María Sefidari, presidenta de la Fundación Wikimedia.

Patricia Horrillo durante la entrevista.
Patricia Horrillo durante la entrevista.

Cuando estaba trabajando en la 15Mpedia se percató, además, de otro problema: solo eran seis personas contribuyendo a un proyecto que necesitaba de miles de manos. ¿Por qué pasaba esto? Ahí tuvo la oportunidad de formar un grupo de análisis en Medialab Prado: “Abrí un espacio de preguntas para entender por qué la primera vez que se permitía a la sociedad civil contribuir en una herramienta tan potente, no lo estaba haciendo”. La gente consulta la Wikipedia (en español, ha superado el millón y medio de artículos; la más desarrollada es la inglesa, con seis millones), pero no sabe cómo funciona. Muchos piensan que es fuente original de información y no es el caso; es una fuente terciaria sin opiniones ni análisis: los artículos son un texto resumen creado a partir de otras fuentes. De hecho, los numeritos que aparecen en los textos son las referencias a esos artículos originales. Pero, sobre todo, Patricia se dio cuenta de que el público no se siente legitimado para aportar conocimientos a esta enciclopedia virtual.

La barrera técnica era la más sencilla de cambiar: bastaba con una formación específica para los futuros editores. ¿Lo más difícil de cambiar? Las barreras mentales: "La parte compleja es hacer sentir a las personas que pueden contribuir con el conocimiento libre, universal y gratuito. Aprendemos de una forma vertical. Llegamos al colegio y todo nos lo cuentan de arriba abajo. No hay cuestionamiento sobre la historia. Heredamos una forma de entender el conocimiento. Somos vasijas, no somos narradores, no se nos permite... eso es para los expertos”. Hay que romper esa idea: Wikipedia no compite con historiadores ni expertos, lo que hace es documentar y divulgar el conocimiento.

Y zambulléndose en esta enciclopedia global, viva, Patricia se dio cuenta de que no era más que un reflejo de la sociedad que vivimos y por tanto, tenía sesgos, presentaba desigualdades: de género, de idioma, etcétera.

Luchar contra las desigualdades

Wikiesfera es un espacio en el que se enseña a editar pero también donde se empodera a las mujeres y a las comunidades menos visibilizadas. “Tenemos una carencia absoluta de editoras, no llegamos ni al 10% de mujeres editando. Y este hecho repercute en los contenidos que se crean. Cuando has recibido en tu educación unos referentes masculinos que han articulado tu pensamiento, el resto de mujeres no son relevantes. Si no las conoces, no consideras que sean relevantes”, comenta Patricia. Lo mismo ocurre cuando hay que dar voz a las pequeñas comunidades: “Sabemos que hay grupos y pueblos que han estado apartados de las estructuras de poder tradicionales, excluidos de las formas tradicionales de crear conocimiento. En algunos países del mundo, escribir de ciertos temas es hasta peligroso”, nos cuenta Sefidari. Por eso el proyecto Wikiesfera ha viajado también hasta Ecuador, donde organiza talleres de formación a personas de pueblos indígenas para que puedan visibilizar su cultura de forma autónoma.

Y es que todos tenemos sesgos; el sesgo no es algo patrimonio del género masculino. “Editamos juntas para visibilizarnos. Esto no es un taller, no es un curso, es un espacio para juntarnos”, dice Patricia. Allí va gente que sabe editar, otra que no y que está dando sus primeros pasos en la edición y todos son bienvenidos y eso se nota: hay buen rollo.

Hemos asimilado que la historia, que es un proceso vivo y no una foto fija como la que veíamos en nuestra enciclopedia Larousse que sigue en el armario del comedor acumulando polvo, nos viene contada, que no somos quiénes para escribirla, para aportar nuestro granito de arena… pero, ¿de verdad es así?

Todos somos parte de esa narración colectiva, quedan muchas cosas por contar. ¿Te unes?

¿Quieres conocer la historia completa?

Mírala

Escúchala

 

Contenido adaptado del vídeo de Patricia

00:00

Wikipedia, la enciclopedia del siglo XXI, refleja desigualdades. Patricia Horrillo creó Wikiesfera para que todo el mundo aprenda a editar y luchar contra los sesgos de género, cultura e idioma.

00:19

Yo nací en Madrid en 1977, soy hija de la democracia. Siempre he sido muy curiosa, me ha gustado investigar y luego explicárselo a los demás. Con el 15-M me doy cuenta de que estábamos viviendo un momento histórico, que estábamos viviendo miles de personas, y yo tomé la decisión de narrarlo y no de vivirlo; es decir, lo vivía pero lo contaba.

00:43

Iniciamos un proyecto para que pudiéramos documentar de forma colectiva aquello que estaba ocurriendo las plazas y calles de España y de fuera de ella, de forma que no se perdiera toda esa historia contemporánea que estábamos viviendo y que nadie la estaba contando.

00:59

Al cabo de dos años nos damos cuenta de que el número de editores es mínimo. Y es ahí cuando veo la necesidad de preguntar por qué no estamos contribuyendo de forma masiva a una herramienta wiki como la que habíamos construido. Así surgió el espacio de análisis de Wikiesfera: un espacio de trabajo permanente en el que nos juntamos para editar y contribuir a Wikipedia.

01:23

Tenemos la inmensa suerte de tener una herramienta que se puede ir actualizando en tiempo real, porque la historia es un proceso, la historia no es una foto fija. Cualquier modificación, corrección o mejora es una contribución importantísima a lo que es la construcción del conocimiento colectivo y universal.

01:38

Hay que entender que Wikipedia no es un espacio en el que tú escribas tus conocimientos sobre una temática. Es un lugar para organizar y documentar aquello que ya ha sido publicado en otros espacios.

01:52

(María) Tenemos muchos filtros, muchos son humanos pero también los tenemos automáticos, para verificar que ese contenido sea válido.

02:00

Y Wikipedia tiene los sesgos que hay en la sociedad, desde las lenguas, que no todas las lenguas tienen su propia Wikipedia. Tiene una carencia importantísima de toda la cultura que no sea la europea y la occidental. Y luego hay otra brecha que también es muy preocupante y que tiene que ver con el género.

02:18

Nosotros somos parte de esa narración colectiva. Creo que es necesario que nos hagamos cargo de eso, disfrutemos haciéndolo y que nos divirtamos.

 

Este contenido ha sido elaborado por Yoigo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >