Estrategia Fintech, más allá de un negocio exitoso

Competitividad, diversidad y beneficios financieros. El nuevo ecosistema digital ha trazado un nuevo y amplio horizonte para el desarrollo de los negocios a distintos niveles, en donde los beneficios de los consumidores son aún más cómodos, atractivos y seguros.

Históricamente, las soluciones financieras que incorporan a la innovación tecnológica como una de sus mayores fortalezas hoy atraviesan por un momento histórico sin precedentes, en donde si bien el ritmo es de cambios y aceleración, el objetivo sigue siendo el mismo desde hace décadas: hacerle la vida más sencilla al consumidor.

Las fintechs han venido dándole forma a un ecosistema financiero mucho más práctico, seguro y funcional, en el cual la disminución del uso del dinero físico se ha traducido también en más y mejores transacciones, menos gasto innecesario de tiempo, así como una multiplicidad de opciones al alcance, además de una experiencia de compra funcional y agradable, la cual lleva, entre otras cosas, a una experiencia de compra encaminada a la fidelidad del comprador y la respectiva recomendación de la marca o compañía.

No obstante, este viaje e implementación de herramientas de alto valor no sería lo mismo sin un aliado confiable que propulse dichas soluciones, ya que actualmente la personalización, la diversidad y el sentido global del comercio de hoy, sin importar las dimensiones de los negocios han ensanchado y potenciado las opciones, pero también las necesidades de los clientes y, con ello, los riesgos.

Tener una radiografía del negocio, sus objetivos, clientes potenciales y herramientas disponibles serán focos puntuales que ayudarán a trazar una estrategia fintech correcta y eficaz. En este sentido, y ante la coyuntura histórica regional en la cual se inserta México, los aliados líderes del mercado han abierto un abanico completo de soluciones tecnológicas puntuales para desarrollar y robustecer las posibilidades de los pequeños y grandes negocios.

Un ejemplo de esto lo tiene Mastercard, quien en años recientes ha logrado no sólo desarrollar un vasto ecosistema confiable y experimentado de soluciones fintech en ámbitos vitales de la vida diaria como el transporte urbano, la salud o la inclusión financiera, sino que también ha figurado como una pieza clave en el rompecabezas de un trazado inteligente de las sociedades modernas y como socio experimentado de las empresas y los negocios.

El futuro financiero es colaborativo

Para Cuenca, fintech enfocada a democratizar y facilitar las necesidades financieras más recurrentes desde cuentas modernas, seguras e integrales, el sentido colaborativo y estratégico tiene desde 2018 a Mastercard como un aliado y propulsor mutuo.

Matin Tamizi, CEO de Cuenca, apunta cómo esta asociación estratégica con Mastercard se tradujo en cuantiosos beneficios útiles y atractivos para sus usuarios, tales como la posibilidad de generar un historial crediticio, reembolso en efectivo de cajeros hasta por 35 pesos mexicanos al mes, además del acceso a una amplia red de establecimientos para hacer transacciones con una tarjeta virtual o física, además de otros beneficios como renta de automóviles y reservaciones en hoteles.

“Nacimos como usuarios creando soluciones para otros usuarios. Entendemos el valor del tiempo, de la confianza necesaria en la empresa a la que depositamos nuestro dinero y el valor que es recibir un servicio de primera, sin condicionantes como saldo mínimo o pago de comisiones. Ahora nos da mucho gusto sumar a esta travesía a Mastercard, con la que estamos seguros de llegar aún más lejos”, apunta Tamizi.

Una estrategia fintech es una pieza clave en el competido camino de desarrollar soluciones cada vez más eficientes, rápidas y seguras, las cuales son el soporte de servicios de valor agregado, particularmente en áreas donde no habían llegado antes los pagos con tarjeta, a la par de una inminente modernización bancaria, con productos y servicios que vayan más allá de los créditos y la tarjetas, tales como pagos en tiempo real, soluciones de inteligencia artificial (IA) y banca abierta enfocadas a la seguridad y la diversificación financiera, e incluso la preparación para el ámbito financiero futuro que fenómenos como las criptodivisas están antelando.

Ante el aceleramiento reciente en cuanto a la adopción de soluciones fintech se refiere, nos encontramos lejos de escuchar la última palabra o ver la innovación definitiva, en tanto estas estrategias y herramientas de alto valor se encuentran en constante innovación, desarrollo y crecimiento. No obstante, este panorama global y local expansivo, a veces aparentemente complejo y con una implementación compleja, moderna y de alta tecnología, se traduce en una experiencia sencilla, práctica y veloz, con la misma misión que ha guiado a los líderes fintech del mercado: permitir que los clientes, comerciantes y empresas elijan cómo y cuándo mover su dinero, ya sea de forma tradicional o con dinero digital.

Sobre la firma

Ricardo Pineda

Branded Content Analyst para El PAÍS México. Periodista, locutor y especialista en contenidos y estrategias digitales. Anteriormente trabajó en Forbes México, El Financiero, Radio UNAM e Infosel Financiero. Ha colaborado también como columnista sobre temas culturales en diversos medios locales. Es egresado de la UNAM y actualmente vive en la CDMX.

Normas

Archivado En