Netanyahu asume que tendrá que rendir cuentas tras la guerra por los fallos que permitieron el ataque de Hamás

El primer ministro israelí confirma que prepara una invasión y recuerda que solo el Gobierno decidirá cuándo. Biden niega presiones de EE UU para aplazar la operación. La negociación sobre los rehenes capturados por Hamás y el temor al estallido de un conflicto en la región frenan el avance militar sobre la Franja

Una soldada israelí pasa este miércoles junto a un obús autopropulsado M109, en un lugar no revelado en Israel cerca de la frontera con Gaza.Foto: HANNIBAL HANSCHKE (EFE) | Vídeo: EPV

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, alertó el miércoles, en un mensaje televisado a la nación, de que Israel está preparando una invasión terrestre de Gaza, aunque sin concretar cuándo. Netanyahu ha asegurado que la decisión sobre cuál será el momento en el que las Fuerzas Armadas entren en la Franja la tomará el Gobierno. “El calendario de la operación militar lo decidirá por consenso el gabinete de guerra”, concretó. A punto de cumplirse 20 días del estado de guerra con la milicia de Hamás, el ejército ...

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, alertó el miércoles, en un mensaje televisado a la nación, de que Israel está preparando una invasión terrestre de Gaza, aunque sin concretar cuándo. Netanyahu ha asegurado que la decisión sobre cuál será el momento en el que las Fuerzas Armadas entren en la Franja la tomará el Gobierno. “El calendario de la operación militar lo decidirá por consenso el gabinete de guerra”, concretó. A punto de cumplirse 20 días del estado de guerra con la milicia de Hamás, el ejército de Israel mantiene un imponente despliegue listo para la acción inmediata en la frontera del enclave palestino, sin lanzar aún la anunciada invasión para erradicar al movimiento islamista que mató a 1.400 israelíes y secuestró a otros 220 el día 7, en el ataque más letal sufrido por el Estado judío en sus 75 años de existencia. Netanyahu responde así a las informaciones sobre supuestas presiones de Estados Unidos para que retrase la invasión terrestre de Gaza.

En su mensaje, el jefe de Gobierno israelí también animó a los civiles de su país a llevar armas y asumió que tendrá que dar respuestas sobre su responsabilidad política por el ataque de Hamás: “El 7 de octubre fue un día negro [...]. Los errores serán investigados hasta el final. Todos tendrán que dar respuestas, yo incluido. Pero todo eso pasará solo al final de la guerra”.

Las negociaciones para liberar a los rehenes con la mediación de Qatar y el temor a la expansión del conflicto a escala regional, tras las amenazas contra bases de Estados Unidos en Oriente Próximo, dilatan el lanzamiento de una ofensiva terrestre. Netanyahu parece haber aceptado posponer una invasión que los días posteriores al 7 de octubre parecía inminente. El objetivo sería que Estados Unidos pueda proteger sus instalaciones militares en Irak y Siria con una docena de escudos antimisiles, según informó el miércoles The Wall Street Journal, que cita a responsables israelíes y estadounidenses. El primer ministro catarí, Abdulrahman al Zani, aseguró el miércoles que espera poder anunciar “avances” próximamente. “Hay progresos. Tenemos esperanza”, añadió. La necesidad de garantizar la entrada de ayuda humanitaria al enclave costero, donde 2,3 millones de personas permanecen bajo un completo bloqueo desde hace más de dos semanas, está también detrás de la decisión de aplazar la ofensiva terrestre.

“Nuestros objetivos son eliminar las capacidades militares y de gobierno de Hamás y traer de vuelta a los rehenes”, aseguró el primer ministro israelí. “Nos estamos preparando para una invasión terrestre. No voy a especificar cuándo, cómo ni cuánto. Ni tampoco las distintas consideraciones que hacemos, que en su mayoría no conoce el público, y así es como tiene que ser, para que podamos preservar la vida de los soldados”, enfatizó.

Pese a las informaciones sobre las presiones de Washington, el presidente Joe Biden negó que hubiera pedido a Netanyahu un retraso de la ofensiva en Gaza. En su lugar, asegura, había apuntado al primer ministro israelí la necesidad de hacer todo lo posible por lograr la liberación de los rehenes secuestrados. “Le he dicho que si es posible sacarlos de manera segura, eso es lo que debería hacer”, puntualizó. “Es su decisión, pero no se la exigí”, añadió.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Palestinos buscan supervivientes entre los escombros de un edificio derruido, a causa de un ataque israelí, este jueves en Jan Yunis. Mohammed Dahman (AP)
Varios hombres palestinos transportan a una niña víctima de un bombardeo israelí, tras ser rescatada de entre los escombros, este jueves en la ciudad de Jan Yunis.Mustafa Hassona (Anadolu/Getty Images)
Una nube de humo surge de entre los edificios de Rafah, este jueves, tras un ataque israelí. SAID KHATIB (AFP)
Allegados asisten al funeral de la argentino-israelí Silvia Mirensky, de 80 años, que falleció durante la intrusión de Hamás, este jueves el kibutz Shefayim, en Israel.RONEN ZVULUN (REUTERS)
Palestinos desplazados esperan para recibir comida en un punto de distribución del refugio de Naciones Unidas, este jueves en Jan Yunis.MOHAMMED ABED (AFP)
Jóvenes religiosos israelíes ondean su bandera nacional en el Muro de las Lamentaciones, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en apoyo a Israel, este jueves.ARIS MESSINIS (AFP)
El humo y el fuego se elevan sobre edificios de Gaza, tras un ataqué israelí, este jueves. OMAR EL-QATTAA (AFP)
Palestinos buscan supervivientes entre los escombros de un edificio derruido, a causa de un ataque israelí, este jueves en Jan Yunis. MAHMUD HAMS (AFP)
El corresponsal Wael Al Dahdouh, porta el cuerpo sin vida de un familiar muerto tras un ataque israelí en la franja de Gaza, este jueves. Omar Ashtawy (Zuma Press / ContactoPhoto)
El corresponsal de Al Jazeera en Gaza, Wael Dahdouh, asiste al funeral de su mujer, su hijo y su hija, tras el ataque israelí en el campo de Nuseirat, situado en el centro de la Franja, este jueves. Anadolu Agency (Anadolu via Getty Images)
Varias personas asisten a la ceremonia fúnebre de la esposa, el hijo y la hija del periodista Wael Al Dahdouh, este jueves, tras el ataque a su casa en el campo de Nuseirat, en el centro de Gaza, donde se habían refugiado tras ser desplazados.Anadolu Agency (Anadolu via Getty Images)
Soldados israelíes preparan el terreno, en una localización no revelada, este jueves cerca de la frontera con Gaza.HANNIBAL HANSCHKE (EFE)
Un niño herido espera para recibir asistencia médica en el hospital Nasser de Jan Yunis, tras un bombardeo israelí, este jueves. Mustafa Hassona (Anadolu/Getty Images)
Un hombre palestino, Mohammed al Akhras, lloraba este jueves junto a los cuerpos de su hija Jana y su esposa, en Jan Yunis. MOHAMMED SALEM (REUTERS)
Una mujer observa una pared cubierta con las personas que aun se encuentran secuestradas en Gaza, este jueves en Tel Aviv, Israel. Dan Kitwood (Getty Images)
Palestinos desplazados cargan su móvil en el refugio de Naciones Unidas, este jueves en Jan Yunis.IBRAHEEM ABU MUSTAFA (REUTERS)
Varios palestinos corren tras un ataque israelí en un edificio de viviendas en Jan Yunis, al sur de la franja de Gaza. MOHAMMED SALEM (REUTERS)
Palestinos se lamentan mientras transportan los cuerpos de las víctimas de un ataque aéreo israelí, este jueves en Jan Yunis. Ahmad Hasaballah (Getty Images)
Voluntarios rescataban a una mujer de entre los escombros de un edificio tras un ataque israelí en Jan Yunis, este jueves. MAHMUD HAMS (AFP)
Un hombre palestino trasladaba a una niña herida tras un bombardeo israelí en Jan Yunis, en el sur de la franja de Gaza, este jueves. MOHAMMED SALEM (REUTERS)
Un grupo de voluntarios rescatan a un niña de entre los escombros de un edificio tras un ataque israelí en Jan Yunis. STAFF (REUTERS)
Escombros en una calle desierta tras los ataques aéreos israelíes en la ciudad de Gaza, este jueves.MOHAMMED SABER (EFE)
Solicitantes de licencia de armas de fuego asisten a una prueba en un campo de tiro en Kfar Saba, Israel, este jueves.RONEN ZVULUN (REUTERS)
Personal de emergencias y voluntarios buscan supervivientes entre los escombros de un edificio derrumbado tras un bombardeo israelí, en Jan Yunis. IBRAHEEM ABU MUSTAFA (REUTERS)
Una mujer y su hijo, en el hospital Nasser tras ser heridos en un ataque israelí sobre Jan Yunis. MOHAMMED ABED (AFP)
Un grupo de palestinos buscan supervivientes entre los escombros de un edificio bombardeado por Israel en Jan Yunis. MOHAMMED SALEM (REUTERS)
Tanques israelíes, precedidos de una excavadora, cruzaban la valla fronteriza de Gaza en la incursión de este jueves, en una captura de un vídeo publicado por el ejército israelí.ISRAEL DEFENSE FORCES (via REUTERS)
Varios cadáveres de víctimas de bombardeos israelíes eran trasladados este jueves para su funeral, en Jan Yunis. MOHAMMED SALEM (REUTERS)
Fotograma de un vídeo que muestra a las Fuerzas de Defensa de Israel llevando a cabo lo que afirman que fue una 'incursión selectiva', en el norte de la franja de Gaza durante la madrugada de este jueves.Cover Images / Zuma Press / ContactoPhoto
Un hombre herido aparece sentado cerca de un edificio afectado por un ataque israelí, este jueves, en Gaza.OMAR EL-QATTAA (AFP)

En una rueda de prensa en la Rosaleda de la Casa Blanca junto al primer ministro australiano, Anthony Albanese, Biden defendió el miércoles la necesidad de una solución para el conflicto en Oriente Próximo que incluya el establecimiento de dos Estados, el israelí y el palestino, en coexistencia pacífica. En su declaración más favorable a las posiciones palestinas desde el comienzo de la crisis actual, volvió a insistir en que Israel “tiene la responsabilidad” de defender a sus ciudadanos, pero resaltó que al hacerlo, también debe proteger a los civiles inocentes en Gaza.

“Vamos a asegurarnos de que Israel tenga lo que necesita para defenderse ante los terroristas. Eso está garantizado. Pero también hay que recordar que Hamás no representa a la inmensa mayoría del pueblo palestino en la franja de Gaza o cualquier otra parte”, aseguró Biden.

“No hay vuelta atrás a la situación como estaba antes del 7 de octubre”, insistió el presidente estadounidense, que subrayó la necesidad de que los líderes mundiales se impliquen en hacer realidad la solución consagrada en los acuerdos de Oslo y política oficial estadounidense, que nunca ha podido aplicarse sobre el terreno. Biden también lanzó un llamamiento para detener los ataques de colonos israelíes “extremistas” a palestinos en Cisjordania.

El presidente estadounidense subrayó la necesidad de la integración de Israel en la región y de la normalización de lazos con los Estados árabes. Antes del estallido de la crisis, Estados Unidos mediaba para tratar de llegar a la normalización de las relaciones entre Israel y Arabia Saudí, el líder económico del mundo árabe y custodio de los santos lugares musulmanes.

En su mensaje televisado, Netanyahu afirmó que está haciendo “todo lo posible para llevar a los rehenes a casa”. También insistió en que los civiles de Gaza deben moverse hacia el sur, tal y como lleva diciendo en los últimos días el ejército. La zona, sin embargo, no está exenta de los bombardeos israelíes, que se están produciendo a lo largo de toda la Franja.

La concentración de tropas de infantería y carros de combate y artillería en torno a la franja mediterránea ha sido ultimada desde hace días. Los mandos castrenses ya solo aguardan la orden para avanzar. Mientras tanto, la aviación bombardea incesantemente objetivos de la milicia Ezedin al Qasam en el densamente poblado territorio. Más de 6.500 palestinos han perdido la vida desde el comienzo de las hostilidades, según el Ministerio de Sanidad del Gobierno de Gaza, controlado por Hamás. De ellos, más de 2.700 son niños. En la guerra que Israel libró con Hamás en 2014, la más mortífera hasta ahora, murieron más de 2.200 palestinos, de los que 538 eran menores de edad.

Unos 400 niños mueren o resultan heridos cada día en la Franja de Gaza a causa de los bombardeos lanzados por Israel desde el inicio de la guerra, según informó Unicef el miércoles. Las autoridades de facto en Gaza han acusado a Israel de estar concentrando los ataques en el sur del enclave, donde aseguran que se han registrado el 65% de las víctimas esta semana, a pesar de haber ordenado la evacuación del norte de la Franja el día 13 para evitar daños a la población civil.

La ayuda humanitaria apenas está llegando a los 2,3 millones de gazatíes, de los que 1,4 millones son ahora desplazados internos, según estimaciones de Naciones Unidas. Solo entra por el paso de Rafah, en la frontera con Egipto, una vigésima parte de las necesidades diarias. Ante la falta de combustible, esencial para alimentar los generadores de electricidad, la UNRWA, agencia de la ONU para los refugiados palestinos, anunció que va a tener que detener sus operaciones a partir de este jueves. Seis hospitales de la Franja han tenido que suspender ya su actividad por falta de combustible.

Las Fuerzas Armadas de Israel siguen de forma implacable con sus planes de invasión, mientras tanto. “Estamos preparando la zona para un significativo incremento de la actividad militar”, aseguró el teniente coronel Jonathan Conricus, uno de los portavoces castrenses internacionales. “Eso ocurrirá en la segunda fase, por eso instamos a los civiles que se dirijan hacia el sur”, apostilló.

En un inopinado giro tras casi tres semanas de guerra, Hamás lanzó el miércoles dos cohetes de largo alcance desde la franja de Gaza. Uno en dirección a Haifa, 140 kilómetros al norte en la costa mediterránea, y otro hacia Eilat, 300 kilómetros al sur a orillas del mar Rojo. En el frente del norte, el ejército dijo haber atacado a cinco unidades de Hezbolá que preparaban incursiones desde Líbano. Y en Cisjordania, cuatro palestinos murieron a causa de los disparos de un dron israelí en un campamento de refugiados de Yenín.

Washington aumenta su despliegue militar en la región

Desde el estallido de la crisis en Oriente Próximo, Estados Unidos ha reforzado a marchas forzadas su despliegue militar, con la vista puesta en Irán. Sus motivos: servir de fuerza disuasoria para que Irán y las milicias que este régimen patrocina no intervengan en el conflicto y lo agraven o extiendan a otros países. Y proteger a las tropas que mantiene en la zona, que ya han detectado una escalada en los ataques de guerrillas proiraníes contra sus posiciones.

El Pentágono ha contabilizado una docena de agresiones en Siria y en Irak desde el estallido de la crisis y reconoce su preocupación por la posibilidad de que esos incidentes sean cada vez más graves y numerosos.

“Mantenemos tropas en la región desde el 11-S para luchar contra el Estado Islámico y otros, (nuestra presencia) no tiene nada que ver con Israel. Mi advertencia a los ayatolás es que si siguen hostigando a nuestras tropas, contestaremos y ellos tendrán que estar preparados”, declaraba Biden en su intervención del miércoles ante la prensa.

Washington trata de completar a toda prisa el despliegue de elementos de su avanzado sistema de defensa antiaérea THAAD —similar al que mantiene en Corea del Sur— y sistemas antimisiles Patriot. También ha enviado a la zona un grupo anfibio encabezado por el buque de guerra Bataan, un barco especializado en la detección de comunicaciones, y dos portaaviones. El Gerald Ford, el mayor del mundo de ese tipo, se encuentra en el Mediterráneo oriental, con la misión de disuadir a la milicia chií libanesa Hezbolá de abrir un segundo frente contra Israel. El Dwight Eisenhower se encuentra en ruta hacia el golfo Pérsico.

Además, el Departamento de Defensa ha puesto en estado de alerta para su posible despliegue en Oriente Próximo a más de 2.000 militares, que tendrían allí como misión el participar en operaciones de apoyo —no de combate— a las fuerzas israelíes. También ha reforzado su despliegue de aviones caza, incluidos F-16 y F-35.

En un discurso en el Consejo de Seguridad de la ONU, el secretario de Estado, Antony Blinken, advertía el martes: “Si Irán o sus aliados [en la región] atacan a personal de nuestro país, defenderemos a nuestra gente. Defenderemos nuestra seguridad de una forma rápida y enérgica”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En