Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Scioli repudia dichos del asesor de imagen de Macri contra el Papa

El peronista critica a Durán Barba, que dijo que “lo que diga” Francisco “no cambia el voto”

Daniel Scioli, en el acto de cierre de campaña, en González Catán, municipio bonaerense de La Matanza.
Daniel Scioli, en el acto de cierre de campaña, en González Catán, municipio bonaerense de La Matanza. AFP

El último día de campaña el papa Francisco pasó ocupar el centro de la escena. Este miércoles, en la Plaza de San Pedro, el pontífice dijo a un periodista que le preguntó sobre las elecciones presidenciales del domingo: “Ya saben lo que pienso. Voten a conciencia”. En el peronismo interpretaron esas palabras como un mensaje implícito a su candidato, Daniel Scioli, y contra su rival liberal, Mauricio Macri. Y al parecer el asesor de imagen de Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, también lo entendió así y por eso este jueves dijo: "Lo que diga un Papa no cambia el voto ni de diez personas aunque sea argentino o sueco”.

Las palabras del mentor del postulante de la alianza Cambiemos le vino bien a Scioli, que cerró horas después su campaña en la llamada capital nacional del peronismo, La Matanza, el segundo municipio más poblado de Argentina, después de Buenos Aires, y que se ubica en su periferia. “El asesor de Macri dijo: ‘¡Qué me importa lo que diga el papa Francisco si solamente tiene diez votos!’. Quiero repudir esta declaración ofensiva”, dijo Scioli antes de repetir por énesima vez que él suscribre las tres “t” que proclama el jefe de la Iglesia católica, tierra, techo y trabajo.

El candidato apoyado por Cristina Fernández de Kirchner, pero que aclara que él haría un gobierno distinto, no mencionó otra de las declaraciones polémicas de Durán Barba. "Si una señora quiere abortar, que aborte”, dijo el asesor de Macri, pese a que su candidato y la mayoría de los dirigentes de su partido, Propuesta Republicana (PRO), están en contra de despenalizar la interrupción del embarazo. Scioli también se opone, aunque algunos kirchneristas están a favor.

Scioli buscó el voto de Massa, criticó a Macri y prometió medidas que ampliarían el déficit fiscal

“De González Catán en colectivo (autobús)”, cantaba Joaquín Sabina y precisamente este jueves habían decenas de autobuses alquilados por el peronismo en esa localidad de La Matanza para trasladar vecinos al acto de Scioli en el estadio de vóley Juan Domingo Perón. Allí sonaban los bombos peronistas, se olían los choripanes (bocadillo de chorizo) que se vendían en parrillas instaladas en la calle y se veían los rostros mestizos habituales en los barrios populares de Argentina.

“Ponga huevos, huevos, compañero./Ponga huevos, huevos, sin cesar./Que el domingo cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar”, cantaban miles de militantes, adaptando una típica canción de las barras del fútbol a la política. Algunos de ellos vestían la camiseta negra y amarilla de Almirante Brown, uno de los clubes de La Matanza que juega en la tercera división.

Entre el canto ensordecedor, Scioli comenzó su discurso. “Los peronistas somos símbolo de justicia social”, apuntó a los votantes que en la primera vuelta eligieron al peronista opositor Sergio Massa, que acabó tercero con el 21% de los sufragios. “Tenemos que defender las conquistas de estos años e interpretar las nuevas demandas que se nos presentan. En estas elecciones tenemos una opción liberal, del capitalismo salvaje, y nosotros, con el proyecto nacional sobre las bases fundacionales del peronismo. Podemos haber tenido nuestras diferencias, pero, como dijo el general Perón: primero la patria, después el movimiento (peronista) y después los hombres”, añadió el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Como en toda la campaña previa a la segunda vuelta, Scioli volvió a atacar a Macri. Primero dijo que su rival subiría entre tres y cinco veces las tarifas de electricidad, gas y transporte público, tal como propone uno de los economistas del PRO, Carlos Melconian. Después, Scioli destacó que el kirchnerismo ha creado 18 universidades y recordó que su rival las criticó en la campaña al decir: “¿Qué es esto de hacer universidades por todos lados?”. También mencionó que hace unas semanas el PRO había sido el único partido que se había opuesto en el Congreso a una ley que asegura la gratuidad de la universidad pública.

El candidato peronista destacó la instalación de cloacas en el Gran Buenos Aires (perifera de la capital) y que fue hecha por una empresa a cuya reestatalización se había opuesto Macri. También citó a otro economista asesor de PRO, Miguel Kiguel, que abogó por “cortar el salario”. "Se bajan salarios o se sube el tipo de cambio, otra no queda”, había dicho en agosto pasado Kiguel, que fue subsecretario de Financiamiento del Gobierno de otro peronista, Carlos Menem (1989-1999). Scioli, excorredor de lanchas, entró en política de la mano de Menem en 1997, pero seis años después se enfrentó a él en unas presidenciales en las que fue el candidato a vicepresidente de Néstor Kirchner.

Scioli también atacó a su contrincante al señalar que él impulsó en su provincia una ley que asegura la gratuidad del tratamiento de fertilización asistida, mientras que Macri, alcalde de Buenos Aires (distrito separado), vetó una similar en esa ciudad. No dejó de prometer una bajada del IRPF y una subida de pensiones, nada de ajuste, a pesar de que es lo que teme la mayoría de los economistas. La oposición habla de un déficit fiscal del 7% del PIB, mientras el Gobierno solo reconoce un 3,5%. Y así el candidato peronista hizo sus últimos intentos por dar vuelta las encuestas y sorprender el domingo.

Más información