Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Manuel Cobo Calleja, empresario

Fue un exponente del desarrollismo de los sesenta

El empresario Manuel Cobo Calleja falleció el sábado en Ponferrada (León) a los 79 años, por una dolencia que lo mantenía ingresado desde hacía varios días en una clínica de la capital del Bierzo. Nacido en Valdecañada, un pueblecito de montaña del municipio de Ponferrada, durante los sesenta se lanzó al mundo de los negocios y comenzó a introducirse en el sector de la promoción inmobiliaria y de la construcción, trasladando su actividad principalmente a Madrid.

Cobo Calleja fue uno de los exponentes del desarrollismo típico de esa década. En aquella época casi nada le parecía imposible. Construía dónde quería, no sólo casas sino también obras públicas, en particular colegios e institutos. Fue un trabajador empedernido, un gran luchador y una persona que creía que con el esfuerzo y la perseverancia se puede lograr casi todo. Su salto a Madrid le proporcionó una gran fortuna.

Construyó colegios, institutos y el polígono industrial de Fuenlabrada

Por ejemplo, en los ochenta, este empresario se embarcó en una de sus mayores ambiciones: la gran aventura de crear uno de los polígonos industriales mayores de España y lo logró al sur de la capital, entre los municipios de Fuenlabrada y Pinto, con el que en la actualidad lleva su nombre. Ese complejo cuenta con más des dos millones de metros cuadrados de extensión y está ocupado en su mayoría por grandes almacenes y fábricas de comerciantes orientales (hay registradas aproximadamente unas 400 empresas chinas). El empresario, además, acumuló a lo largo de su actividad miles de metros cuadrados de fincas, algunas de las cuales fueron vendidas a ayuntamientos del sur de Madrid.

Tuvo también algunos problemas financieros que afrontó con su tesorería personal casi a pecho descubierto. Hubo una época en la que vencían los meses con pagos de 200 millones de las antiguas pesetas. Pese a todo, el ánimo que nunca perdió, al que los amigos llamaban terquedad, le impidió abandonar los negocios hasta hace pocos años.

Cobo Calleja llegó a ser el mayor poseedor de madera de nogal de España, con naves importantes en El Bierzo, negocio que tuvo que abandonar rápidamente, como la actividad de dos canteras de pizarra en Corporales (Cabrera leonesa) y Aliste (Zamora) ante los reveses del mercado.

El empresario siempre tuvo la espinita de haber triunfado fuera de su tierra con mayor profusión que donde vivió su niñez y adolescencia. Por ejemplo, el único homenaje que recibió en su pueblo fue hace menos de cinco años [Valdecañada le dedicó una calle y una placa conmemorativa en la que se destaca "su entrega y dedicación" al pueblo]. Cobo Calleja, sin embargo, nunca dejó su tierra e incluso patrocinó, a veces de forma anónima, varias iniciativas, aunque raramente se le podía ver en actos sociales de León. Para muchos, era conocido en El Bierzo por ser el padre del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo Vega.

La capilla ardiente ha sido instalada en el tanatorio La Encina de Ponferrada. Su funeral se celebrará hoy, lunes, a las cinco de la tarde, en la basílica de La Encina.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS